Banner
Banner

J!Analytics

Recibe las noticias en tu e-mail


La arquitecta municipal indica en una carta al director que las grietas no eran de su competencia
Jueves, 27 de Abril de 2017 00:00

Fotografía del 11 de diciembre de 2016. Misma zona donde comenzó el derrumbe del 18 de abrilFotografía del 11 de diciembre de 2016. Misma zona donde comenzó el derrumbe del 18 de abril

La arquitecta del Ayuntamiento de Alcañiz, Sonia Celma, envió una carta al director a Bajo Aragón Digital que fue publicada el pasado martes. En ella habla de su actuación del 11 de diciembre, cuando recibió el aviso de las grietas aparecidas en el primer paseo del cerro Pui Pinos, justo donde el pasado 18 de abril comenzó el derrumbe que se llevó por delante dos viviendas entre el cerro y la carretera de “El Corcho”.

La arquitecta dice en su escrito que recibió una llamada telefónica de la Teniente de Alcalde por unas grietas que “habían inquietado a la Policía Local y requerían mi visita técnica”.

Indica que acudió a la zona y que al ver dónde era, “en una zona de jardines del Cerro en los que evidentemente se apreciaba una grieta”, consideró que “me habían llamado para algo que estaba fuera de mis competencias” e indica que envió unas fotos de aquello a Medio Ambiente, al considerarla el área responsable “del mantenimiento de zonas verdes”. La arquitecta, dice que informó a la Policía Local “que mantuvieran el perímetro de seguridad hasta que el área responsable decidiera”.

No obstante, la arquitecta dijo estar trabajando estos días “para saber cuáles han sido las causas que han generado esta catástrofe”.

Bajo Aragón Digital se puso en contacto con la técnico de Medio Ambiente el mismo día en el que la carta al director de la arquitecta fue publicada y le preguntó por tal responsabilidad. La técnico de Medio Ambiente no quiso hacer declaraciones.

En la carta al director de la arquitecta en ningún momento se niega la relación entre las grietas de diciembre y el derrumbe del 18 de abril.

 

Compartir

 

 

-