J!Analytics

Un vecino modifica las pinturas rupestres de Alcañiz
Pudo haber sucedido
Domingo, 30 de Abril de 2017 00:00

Pintura después de la modificaciónPintura después de la modificación

Un vecino de Alcañiz ha retocado parte de las figuras que componen el abrigo de arte rupestre de Val del Charco del Agua Amarga, declarado Patrimonio Mundial por la UNESCO.

Por el momento no quiere decir su nombre, aunque, en exclusiva a Bajo Aragón Digital, explica con detalle lo que ha hecho y sus motivos:

Pintura antes de la modificaciónPintura antes de la modificación

“Las pinturas se encontraban muy deterioradas y a las figuras les faltaban partes del cuerpo. En el caso de las pinturas que he retocado, había dos ciervos solapados que causaban confusión, por lo que he decidido borrar uno con fairi y restaurar el otro, añadiéndole las patas, parte del pompis y el rabo”.

Pero no todo queda ahí, puesto que este hombre ha añadido otra figura de su cosecha.

Según explica, “lo que he hecho ha sido pensar en el público infantil, porque muchas veces vienen familias a ver las pinturas y observo cómo los niños no hacen más que bostezar. Así que he pintado un Papá Noel en su trineo, de manera que el ciervo restaurado tira de él”.

El autor de esta modificación asegura que ha respetado “el estilo y la técnica de las pinturas”: “para que el Papá Noel no pareciese un pegote, primero lo he pintado bien con ceras Manley y después con una cuchilleta de afeitar le he ido raspando partes para dejar que asomase la roca, creando el efecto antiguo".

Considera que “ha quedado bastante bien” y dice que dará su nombre “sólo si gusta, si no, no”.

Esta noticia es fruto de la imaginación. Cualquier parecido con la realidad es pura coincidencia.

Compartir

 

 

-