Banner

J!Analytics

Recibe las noticias en tu e-mail


No prevén medidas para evitar el ahogamiento de corzos en canales de Alcañiz
Lunes, 15 de Mayo de 2017 00:00

Bajo Aragón Digital preguntó a la Confederación Hidrográfica del Ebro si se contemplan medidas para evitar las muertes de corzos ahogados tanto en el canal de La Estanca como en el Calanda-Alcañiz.

Según declararon personas que siguen la trayectoria de estos animales en primavera, cuando se produce su migración al Bajo Aragón desde la zona de Teruel, encuentran ahogados a cerca de 40 cada año esta época, además de algunas cabras y jabalís.

Pero desde la Confederación dicen que “según nuestras referencias, en el peor de los años los ejemplares retirados del canal de alimentación de La Estanca no alcanzan los 10 ejemplares y el año pasado fueron 6”. Aunque no aportan datos sobre los encontrados en el Calanda-Alcañiz.

Desde la Confederación indican que el ahogamiento de animales salvajes por caída a canales ocurre también en otras cuencas y manifiestan que “preocupados por estos hechos, los técnicos de la Confederación han estudiado otros canales donde ocurre un alto número de casos (otros organismos de cuenca tienen el mismo problema), en la búsqueda de una posible solución, constatándose la dificultad (si no imposibilidad) de evitarlo, ya que no hay nada documentado y tampoco recomendaciones del Ministerio al respecto”.

Desde este organismo dicen que tanto el canal de La Estanca como el Calanda-Alcañiz “cuentan con dispositivos dirigidos a reducir el riesgo de ahogamiento de animales (por ejemplo, zonas de abrevadero)”. Pero cualquiera que se acerque a estos canales puede comprobar que apenas existen unas rampas creadas para el acceso de maquinaria, habiendo muchísimo trozo de canal sin ningún recurso para que los animales puedan salir. Una de estas escasas rampas, cerca del final del canal de La Estanca termina en una valla de carretera, por lo que tiene la salida cerrada.

Resulta agobiante ver vídeos o fotografías de corzos que han caído al agua y que no pueden salir debido a que solo encuentran en su recorrido las rectas paredes del canal de La Estanca o las paredes con forma de U del Calanda-Alcañiz.

Desde la Confederación indican que “tampoco es solución el vallado, puesto que hay cruces imposibles de cerrar” y aseguran que “la realidad es que en otros canales con mayor número de rampas o zonas de salida con pendiente suave siguen cayendo y muriendo animales”.

“No resuelve la situación y la inversión necesaria es importante”, concluyen.

Al hilo de esta noticia, vecinos de Alcañiz han trasladado a Bajo Aragón Digital su preocupación porque al igual que caen animales, puedan caer personas a estos canales. Hace varios años murió un vecino al caer con su vehículo en el Canal de La Estanca.

Para disuadir el paso de personas hay carteles en varios puntos restringiendo el acceso a personal autorizado.

 

Compartir

 

 

-