J!Analytics

Buscar columnistas

Recibe las noticias en tu e-mail


José Alberto Pellicer

Antitaurinos de Podemos nos torean

Para torear hace falta valor, oficio y saber estar. Gusten o no los toros. Se considere maltrato animal o no.

Marta Prades Alquézar, diputada en las Cortes de Aragón por el grupo Podemos, votó a favor de que la inversión en el nuevo hospital sea ridícula, algo así como que no se hace nada este año.

Marta Prades Alquézar, antes de ser diputada, y de cobrar sus buenos dineros por serlo, abanderaba la lucha por el hospital de Alcañiz. Ahora, que vive de la política, ni lucha, ni nada, que estando tan bien ¿luchar pa qué?

Ahora justifican que si el PSOE me dijo, que si dije que dijo, que si no leí, que si no entendí, que si hubo un error, que si un virus, que si perdí el ordenador. Torear, pero mal, muy mal.

Pero como Marta Prades Alquézar no hizo su trabajo como representante de los alcañizanos (y otros), hubo quien con el mismo sueldo, Berta Zapater, le dijo antes de votar que iba a hacerlo recortando las inversiones en el hospital de Alcañiz. Marta Prades Alquézar cogió el capote y dio una echenequina, que es una variante pésima de una manoletina, y votó en contra de que el hospital de Alcañiz se haga con un presupuesto en condiciones.

Pero no sólo se lo dijo Berta, también se lo dijeron los diputados de Ciudadanos. Uno por cada oreja, que no oídos. Y como no tuvo forma de lidiar tanta información Marta Prades Alquézar, dijo: pues que se suspendan los toros, que eso es maltrato animal. De los humanos sin hospital, ya hablaremos otro día. Se retiró al tendido y pensando que era un mantón de Manila se sentó detrás de una pancarta que ella misma había confeccionado que decía: “Hospital público ya”. Le dieron las dos orejas, para ver si así escuchaba la próxima vez.

Además, para torear, también hace falta vergüenza torera, pero como no sabe de toros, Marta Prades Alquézar, parece ser que no la tiene.

 

Compartir

 

-