J!Analytics

Buscar columnistas

Recibe las noticias en tu e-mail


Marta Prades

Todos a una a por el hospital de Alcañiz

Ayer compareció en las Cortes de Aragón, en la Comisión de Comparecencias Ciudadanas, por tercera vez, la Plataforma en Defensa de los Derechos Públicos y Servicios Sociales del Bajo Aragón Histórico. A quienes creen que las movilizaciones ciudadanas no sirven para nada, debo decirles que el logro conseguido por esta Plataforma les desmonta todos sus argumentos. Estamos ante dignos ciudadanos, que aparcaron ideologías y partidos para juntos impedir la construcción del nuevo hospital de Alcañiz. Una infraestructura que no se realizará con financiación público-privada, como pretendía el anterior Ejecutivo PP-PAR, ya que es un modelo que se ha demostrado -con ejemplos como la reversión del hospital de Alzira- nefasto tanto para la calidad de la asistencia sanitaria como para las arcas públicas, que se han visto  mermadas por el desvío de fondos para enriquecimiento personal o para la financiación irregular de algunos partidos.

La Plataforma sigue en su lucha, anunció que no reblaría hasta ver esa obra construida, pero esta semana, recién aprobados unos presupuestos que debían contener una partida de 11,4 millones de euros, más 1 millón que introdujo Podemos en sus enmiendas, fruto del acuerdo al que se llegó con el partido que Gobierna, se encontraron con la dura noticia de un importante recorte en la asignación para 2017.

Que hubo un error, es evidente; el acuerdo contemplaba un total de 12,4 millones de euros para la obra y no están. Ahora podemos dedicarnos a buscar culpables, si hubo intencionalidad o no, si hubo falta de control por parte de algunos grupos, incluso de aquellos que, diciéndose conocedores, votaron a favor de alguna de esas enmiendas que detraían dinero del hospital de Alcañiz. En Podemos, preferimos pensar en soluciones. El hospital de Alcañiz ha sido utilizado como herramienta electoral durante varias legislaturas por unos y por otros, pero la realidad es que, en parte debido a esa actitud, el hospital no existe. Podemos no va a entrar en ese juego: creemos que el asunto es lo suficientemente serio y que lo urgente e importante es ponerse a trabajar. Nosotros ya lo hemos hecho. Otros partidos, sin embargo, han preferido bombardear a un partido en la oposición en lugar de fijar su objetivo en la recuperación de esas partidas. Eso es algo en lo que no debería haber disenso: partidos, plataformas y la ciudadanía del Bajo Aragón deberíamos ir de la mano por el logro de un objetivo común.

El lunes hicimos llegar una carta al Consejero de Hacienda para que de manera urgente realice las modificaciones presupuestarias necesarias para recuperar la partida inicial, cumplir los acuerdos con Podemos y su compromiso con la ciudadanía. Reposicionar lo asignado en el Capítulo 6 le daría al Gobierno de Aragón la posibilidad de licitar la obra y no demorar más la construcción. Apostemos todos a una por esa vía.

El Consejero de Sanidad ha declinado por tres veces la invitación de la Plataforma para venir a explicar a la ciudadanía el proyecto y la situación de las obras. Frente a las acusaciones vertidas sobre Podemos estos días, nosotros sí damos la cara, la transparencia forma parte de nuestro ADN. El viernes día 19, a las 19,30 horas, estaremos en el Liceo de Alcañiz, para compartir con todas aquellas personas que lo deseen cómo ha sido todo el proceso de tramitación de presupuestos, cómo se ha llegado a esta situación y, lo que es más importante, todo lo que puede hacer el Gobierno para solucionarlo.
En Podemos, seguiremos peleando para conseguir que por fin se inicien las obras y el hospital deje de ser una utopía. Lo haremos desde las instituciones y también desde las calles. Enhorabuena a la Plataforma por todo el trabajo realizado, especialmente a todos aquellos que día a día dedican su tiempo a trabajar por el bien común.

 

Compartir

 

-