J!Analytics

Buscar columnistas

Recibe las noticias en tu e-mail


José Luis Pueyo
Miércoles, 17 de Mayo de 2017 00:00

Hay esperanza

Hace tiempo que no me interesa nada que tenga que ver con Eurovisión,  y tampoco tengo ningún interés por saber nada sobre los seres humanos que son sus cómplices, bien por participar en él “espectáculo”, bien por ser sus espectadores. Prejuicioso que es uno, habría perdido cualquier apuesta en la que hubiera tenido que jugármela por esa gente.

Pero rompiendo mis prejuicios (de lo cual me alegro enormemente), apareció ese individuo que tuvo la osadía de presentarse simplemente con una canción hermosa, sin fuegos de artificio, como el apuntó al final. Pero si eso fue un atrevimiento digno de elogiar, se habría quedado tan solo en eso, en un bonito gesto, de no haber sido por la respuesta que tuvo. Es maravilloso. A la gente la puedes intentar alienar convenciéndola de que tiene que comer mierda, que como decía aquel, cien mil millones de moscas no pueden estar equivocadas. Pero a pesar del intento de anulación mental, cuando surge la belleza, todo el mundo la puede reconocer.

Recuerdo a Ramón Trecet, polifacético locutor de radio nacional que terminaba uno de sus programas, “Diálogos 3”, siempre con la misma frase: “Buscar la belleza es la única protesta que merece la pena en este asqueroso mundo”. Gracias, Salvador Sobral.


 

-