J!Analytics

Recibe las noticias en tu e-mail


Alcañizano en Londres: “vivimos sin miedo, pero con precaución”
Martes, 06 de Junio de 2017 00:00

El alcañizano Emilio Gracia vive en Londres desde hace quince años, donde se trasladó “por motivos personales y para adquirir experiencia internacional”. Ahora está al cargo allí de su sobrino, que es estudiante. Su sobrina vive en Manchester, donde el 22 de mayo se produjo el ataque terrorista previo al del domingo pasado en Londres.

Los tres son de Alcañiz y han tenido la suerte de no vivir de cerca ningún atentado terrorista. No obstante, no lo dejan todo en manos de la suerte, son precavidos.

El pasado sábado, mientras su sobrino se encontraba de vacaciones en España, Emilio estaba viendo el partido final de la Copa de Europa de fútbol en un bar londinense cuando un amigo le avisó por Whattsapp de que habían atropellado a varias personas en el Puente de Londres. Fue así como se enteró del atentado.

Así que en vez de ir a celebrar que había ganado su equipo al centro de la ciudad, regresó a casa, siguiendo las recomendaciones que se dieron por los medios de comunicación. Su vivienda está en la parte oeste, alejada del lugar del atentado.

Recuerda que hace unos días caminaba por unos grandes almacenes antes de ir a una reunión y se le pasó por la cabeza que podría haber un atentado allí. Pese a que, inevitablemente, este tipo de ideas le rondan, dice que no tiene miedo pero que tanto él como su sobrino son muy precavidos.

Evitan, en la medida de lo posible, los lugares concurridos y los medios de transporte públicos.

De hecho, ese mismo fin de semana viajaron dos alcañizanos amigos de Emilio a ver el partido de fútbol al mismo estadio de Cardiff. Emilio indica que sus colegas tenían miedo por el riesgo que había de atentado, así que decidieron evitar coger un tren y pensaron en ir en furgoneta, aunque finalmente tuvieron que tomar un autobús.

Al día siguiente Emilio y sus dos amigos de Alcañiz se reunieron en Londres, donde salieron juntos a desayunar y regresaron a casa. Normalmente, Emilio sale también a comer con sus amigos el fin de semana, pero por precaución, el domingo no lo hicieron.

También cambió de planes la sobrina de Emilio que vive en Manchester. Iba a asistir al concierto que la cantante Ariana Grande ofreció allí el pasado domingo para rendir homenaje a las víctimas del atentado del 22 de mayo durante otro de sus conciertos. Pero canceló su plan por precaución.

Ahora la situación ha cambiado mucho, explica Emilio, puesto que antes había atentados pero con menos frecuencia. Igualmente, dice, ahora el Breixit ha pasado a un segundo plano y el asunto principal del país es la seguridad.

Por todo ello, ahora las sensaciones viviendo allí son diferentes, se está más alerta, pero insiste, “no tengo miedo”.

 

Compartir

 

 

-