J!Analytics

Buscar columnistas

Recibe las noticias en tu e-mail


Gonzalo Villa
Martes, 06 de Junio de 2017 00:00

Irrevocable

¿Y el Madrid, qué, otra vez campeón de Europa? Pues sí, que cincuenta años no es nada. ¡Vaya huevos!, lo digo por la docena. Majico el abuelo de Majaelrayo. Y al ladico, Cantalojas, la de las flores de otro mundo.

Un pacto nacional contra la violencia de género, con más medios, o sea para colocar a peña infumable: fácil, no robar hijas ni alienarlas, y no robar dinero ni pretender sin contraprestación.

Vamos, que el divorcio, de no ser de mutuo acuerdo, que no sea. Y las colocaciones si fueran cómo Sara, María y Rosa, las de www.personasquesemueven.org, sí, pues no serían colocadas, sino trabajadoras, dignas, merecedoras de la contraprestación justa a su labor necesaria.

Y ese fiscal jefe anticorrupción. Irrevocable. Dice el Real Decreto Legislativo 5/2015, que es falta muy grave, el abandono del servicio, así como no hacerse cargo voluntariamente de las tareas o funciones que tienen encomendadas. Pero seguro que por otro lado pondrá lo contrario, y si no lo pone, se inventa. Sucede a menudo. Véase.

El reo es llevado al cadalso. Es inocente. Evidentemente inocente, como Tom Robinson (el de “Muerte de un ruiseñor”). Y cuando la verduga joven, descarga el hacha sobre el cuello del inocente, la cabeza cae en el canasto, como las tripas de un personaje ilustre a manos del cansino histórico.

Y va y dice, el de la vela: - no me compete la inocencia de su padre, lo que tengo encomendado es decretar que el hachazo de la verduga ha sido ejecutado dabuten guay, legal y obedeciendo a quien le mandaba. Y oiga, su padre no volverá a sufrir abusos, eso se lo garantizo. Con lo que, váyase usted a la mierda. Quiero decir, puede recurrir a quienes nos han colocado, y nos han inculcado hasta la saciedad nuestra manera de proceder. Así justificarán su puesto; que tampoco les hace falta, para que voy a engañarle… más-

Irrevocable, dice, y va a la fiscalía del Tribunal Supremo, donde esperar el momento en que volver para someter a los medianos.

Compartir

 

-