J!Analytics

Recibe las noticias en tu e-mail


La Cucarachona es contingente, pero su público es necesario
Lunes, 12 de Junio de 2017 00:00

Todo fue posible el pasado sábado en el teatro de Alcañiz, incluso que el presidente estadounidense Donald Trump creciese en el bancal de una humilde campesina a quien una calabaza le había robado el corazón.

Los alumnos del Centro de Educación y Teatro La Cucarachona, que dirige Sonia Lanuza, dieron vida a “Sobrevivo que no es poco”, una versión teatral de la película “Amanece que no es poco”.  También actuaron los alumnos con discapacidad intelectual de la asociación educativa Las Cañas, a la cual se entregó todo lo recaudado con la venta de entradas: 1.115 euros.

En total salieron a escena una cuarentena de actores.

Desde el principio, el surrealismo se quitó la chistera, se subió a un pedestal y fluyó la imaginación. Se habló de las inglés en profundidad, se estudió el comportamiento humano tras unos cuantos lingotazos de vino, se pidió que la mujer del alcalde fuese comunal. Pronto hubo elecciones y nueva alcaldesa, al tiempo que eran elegidas las cabareteras del pueblo, el tabernero o dos nuevas pescadoras cuya misión era posar en el monte para crear una bonita estampa. Las mujeres quedaron para reírse de los hombres y éstos cedieron sin más.

Se recordó al público que “Fraga ha estado aquí y la Duquesa de Alba también”.
Se rindió homenaje al alcañizano Sergio Navarro, conocido como “El Súper” y a su reciente obra audiovisual “El Chamán del Guadalope”.

También los espectadores recibieron su homenaje cuando los actores gritaron al unísono: “todos somos contingentes, pero tú (al público) eres necesario”.

Como La Cucarachona llena el teatro en todas sus funciones, hoy lunes, a las 20:30 h., volverá a representar la función en el mismo lugar. Las entradas, a 3 euros, se venderán en taquilla a partir de las 19:30 h.

 

Compartir

 

 

-