J!Analytics

Recibe las noticias en tu e-mail


“Desesperados” por la falta de oncólogos en el hospital de Alcañiz
Miércoles, 21 de Junio de 2017 00:00

Como medida provisional y hasta la incorporación a su puesto de trabajo de la oncóloga que está de baja, el Gobierno de Aragón ha previsto el desplazamiento diario de un oncólogo del hospital de Teruel al centro alcañizano desde esta semana.

El sindicato CSIF denunció el pasado viernes que el hospital de Alcañiz lleva sin oncólogo desde el pasado 5 de junio, cuando “la facultativa que trabaja de forma continua en una de las tres plazas de Oncología con que cuenta el centro se viese obligada a solicitar la baja laboral exhausta por el exceso de carga laboral”.

Desde el sindicato explican que “desde los últimos traslados, en lugar de 3 oncólogos el hospital se quedó con 2. A mitad de mayo y dentro de nuestra Comunidad autónoma, se le ofreció un contrato en otro hospital más cercano a Zaragoza a una de las facultativas que optó por marcharse, con lo que quedó solo un facultativo para todo el servicio y todos los pacientes”.

El pasado viernes, indicaron desde el sindicato, una de las consultas fue suprimida toda la semana pasada y “en sólo dos mañanas han sido vistos los pacientes que tenían tratamiento con quimioterapia a lo largo de toda la semana, puesto que sólo ha venido un oncólogo el martes y otro el jueves”.

Para esta semana, dijo el viernes el sindicato “están anuladas todas las consultas tanto las de los pacientes que tienen tratamiento como los recién diagnosticados”, no obstante el Gobierno de Aragón ha anunciado el traslado del oncólogo de Teruel, por lo que el servicio podría darse con normalidad.

Desde el CSIF manifestaron que “sabemos a ciencia cierta que la dirección médica del hospital se ha planteado muchas soluciones, alternativas y se está luchando duramente para conseguir una buena atención de la población, pero las desigualdades que la Administración sanitaria permite –nada tienen que ver Zaragoza y el resto del territorio- cada vez son más imperdonables.

Cabe destacar la labor ejemplar de información, atención y cariño que están ejerciendo las enfermeras, auxiliares, celadoras y la propia oncóloga que está de baja para atender a los pacientes que, claramente, están desesperados”, concluyen.

 

Compartir

 

 

-