J!Analytics

Buscar columnistas

Recibe las noticias en tu e-mail


Nuria Julián
Viernes, 07 de Julio de 2017 00:00

A borbotones... ¿Quién es esta niña?

Este fin de semana se ha realizado una  presentación  de   micro relatos y cuentos escritos  por  niños. La presentación ha sido en Calanda donde ha habido muchos niños  colaborando  con esta  iniciativa  de  la  asociación  Alcañizana POIESIS.

Yasmine realizó el cuento con una caligrafía  preciosa y  sin  faltas de ortografía  y con  unos dibujos hasta el mínimo detalle … Recuerdo el día que comenzó a escribirlo y cómo realizaba el borrador  del cuento,  mientras su  madre y yo  estábamos tomando  un té, charlando de nuestras cosas,  me lo mostró y me quedé sorprendida…  yo  le dije  que estaba  muy bien  pero  que  como cuento no lo veía… era demasiado biográfico  y ella era una niña…  pero  que si  era  lo que ella quería, que lo escribiese, pero que creía  que no se lo publicarían,  que no se pusiera triste… (qué equivocada estaba!!!!) El cuento comienza: “Erase una vez y mentira no es…”

La  mamá  de  de Yasmine  es  Amal,   marroquí  muy joven y guapa, que  viste  a la europea, (excepto en Ramadán  o  cuando ella se siente espiritual)  que quiere  que  su  hija   sea  quien  elija lo que desea hacer, estudiar, casarse, y que lo  haga  por  amor  como ella  lo  hizo…  ella fue  libre  para casarse y su hermana  fue  libre  para  estudiar, ellas  pudieron elegir…  pero que, sobre todo, tenga  una educación, donde hay  educación  no  hay distinción  de clases… pero   por una  cosa o por  otra…  es difícil.

Es  difícil  sin saber bien el  idioma aconsejar sobre los deberes a tu hija… ella está  aprendiendo  todavía el castellano  y es  Yasmine  la que le enseña, es  divertido  ver sus wasaps  o  su  “Nuria, no te entiendo”. Pero lo intenta,  además de  esforzarse  por   formar  parte de dónde vive.   Aunque  es  muy complicado  porque está en tierra de nadie. Para los de aquí  es  de  allí  y para  los de  allí no es como ellos… y esto  no deja  de ser un pueblo.

Unos   porque no se integran y otros porque no pueden hacerlo, siendo  juzgados  por    unos … por culpa  de  unos “inmorales” y temidos   a la  vez,  con  reprobación  de los  suyos…  y  reprobación  de los de  aquí….  Siendo observados en parte por su mantener en la calle las costumbres tan arraigadas y, en parte, porque ellos no quieren evolucionar…  Así es difícil.

Yasmine es inteligente, sagaz, muy trabajadora,  buena  y obediente  (como  todas las niñas  marroquís, educadas  para obedecer y trabajar) una hermana  mayor, que cuida  a su  hermano  y  colabora  en  las cosas de casa ( ya me gustaría  que los míos  hiciesen eso …  y sin protestar)  pero   que  nunca encuentra momento para estudiar  y creo  que no  es porque no le guste, sino  porque  tampoco sus padres “le exigen  mucho”. Pero  cuando  puedo   le pregunto e  intento  que vaya por buen camino…  sé  que le exijo mucho, pero sé que puede  más  y  quiero  que llegue a ser una mujer libre,  independiente,  autónoma,  sin depender  de nadie y  mientras ella esté aquí, la ayudaré  en sus  decisiones (apoyada por su madre). Ella, Yasmine  es mi niña  de  “allí”.

AMAL, tienes una  gran  niña  que   pronto será  una  hermosa mujer. Espero que sepa  aprovechar   la oportunidad que le ha dado  la vida  de  ver  otro  país  y  otra forma de vida  y, sin  olvidarse  de sus raíces, que sea  capaz  y libre  para  elegir   su  destino. No se equivoca el pájaro que  tomando su primer vuelo se cae al suelo. Se equivoca aquel que por temor a caerse renuncia a volar y se queda en el nido.

الطيور أخذ أول رحلة لها يسقط على الأرض ليست quivoca. فهو مخطئ الذين خوفا من السقوط، وحلقت استقالة ويبقى في العش.
altuyur 'akhadhu 'awal rihlat laha yasqut ealaa al'ard laysat quivoca. fahu mukhti aladhin khawfaan min alsuquti, wahalaqat aistiqalatan wayabqaa fi aleash.

"Nadie nace odiando a otra persona por el color de su piel o su origen o su religión. La gente tiene que aprender a odiar y si ellos pueden aprender a odiar, también se les puede enseñar a amar, el amor llega más naturalmente al corazón humano que su contrario". Nelson Mandela.



Compartir

 

-