J!Analytics

Recibe las noticias en tu e-mail


Vecino de Alcañiz salva a una anciana atragantada en Molinos
Martes, 11 de Julio de 2017 00:00

Teodoro ÁlvarezTeodoro Álvarez

Atragantarse con la comida es muy fácil y en ocasiones puede provocar la muerte. Tener la mala suerte de atragantarse gravemente y la suerte a la vez de estar al lado de una persona que sabe cómo actuar en este tipo de situaciones ocurre muy pocas veces.

Sucedió el pasado domingo en un velador de Molinos.

Manuela, una anciana de 89 años se encontraba comiéndose un helado cuando se atragantó con una almendra que contenía el dulce. Sus familiares comenzaron a darle golpecitos en la espalda, pero Lidia, su nuera, explica que tosía mucho, apenas podía respirar y comenzó a ponerse morada.

Por suerte, el vecino de Alcañiz Teodoro Álvarez, de turismo en Molinos, se encontraba en la mesa de al lado y rápidamente comprendió la situación y corrió a practicarle la “Maniobra de Heimlich”, un procedimiento de primeros auxilios para desobstruir el conducto respiratorio.

Tuvo que practicársela dos veces hasta que Manuela pudo expulsar la almendra que le impedía respirar.

Mientras tanto, su nieta había ido en busca de un médico, que llegó a los pocos minutos. El médico no tuvo nada más que hacer que agradecer el auxilio prestado por Teodoro, que había realizado varios cursos de primeros auxilios, pues fue más que suficiente para salvarle la vida a Manuela.

La familia de Manuela se mostró muy agradecida con la actuación de Teodoro e insistió en que todo el mundo debería saber este tipo de prácticas que pueden salvar vidas. Lo mismo opina Teodoro, quien ya practicó esta maniobra hace 8 años a un niño que se atragantó en un restaurante de Alcañiz.

 

Compartir

 

 

-