J!Analytics

Recibe las noticias en tu e-mail


Avances en la conversión de la N-232 en autovía
Miércoles, 26 de Julio de 2017 00:00


El Ministerio de Fomento ha sometido a información pública el proyecto de trazado de la autovía -68 entre El Burgo de Ebro y Fuentes de Ebro, una obra para convertir en autovía ese tramo de la carretera nacional 232. En ese tramo, como en otros de la vía que une el Bajo Aragón con Zaragoza, han sufrido accidentes muchas personas y se han perdido vidas, entre ellas de bajoaragoneses.
El siguiente tramo de la autovía A-68, correspondiente al estudio informativo “Autovía A-68, Tramo: Fuentes de Ebro - Valdealgorfa”, se encuentra en tramitación ambiental.
Así detalla el proyecto el Ministerio de Fomento:
“El objeto del proyecto es la definición de las obras de duplicación de calzada del tramo de carretera convencional N-232 correspondiente a las variantes de El Burgo de Ebro y Fuentes de Ebro, para su conversión en un nuevo tramo de la Autovía del Ebro (A-68).
El presupuesto estimado de las obras a proyectar es de 75,7 millones de euros.
Características técnicas
El tramo objeto del proyecto se encuentra comprendido en el itinerario de la carretera N-232, de Vinaroz a Santander, entre los pp.kk. 206 a 224, aproximadamente, con una longitud de actuación de 18,7 km.
La sección transversal propuesta para el tramo de autovía consta de 2 calzadas, con 2 carriles de 3,5 m cada una, arcenes exteriores de 2,5 m, arcenes interiores de 1,50 m y mediana variable.
Se proyectan 19 estructuras y la remodelación de 5 enlaces existentes en la actual carretera N-232.
Entre las infraestructuras viarias existentes en la zona de proyecto está la autopista autonómica ARA-A1, de Villafranca de Ebro al Burgo de Ebro, que conecta con el tramo de actuación a través del actual enlace de El Burgo Este.
Las obras previstas para la conversión en autovía A-68 incluyen la adaptación de las obras de paso sobre la línea de ferrocarril convencional Madrid-Barcelona y sobre el Canal Imperial de Aragón, y en su tramo final, el cruce bajo el viaducto de la Línea de Alta Velocidad Madrid-Zaragoza-Barcelona-Frontera Francesa.
La carretera N-232 se convertirá en la autovía A-68, y por lo tanto las intersecciones a nivel deberán eliminarse, con la consiguiente reordenación de accesos.
Asimismo, se ha previsto dotar de un nuevo acceso a los polígonos de El Espartal I y El Espartal II, mediante viales que conectan en el actual enlace de El Burgo Este.
En el proyecto de trazado se incluye la conexión final entre el tramo de autovía A-68 y la actual carretera N-232 a partir del paso bajo el viaducto de la Línea de Alta Velocidad Madrid-Zaragoza-Barcelona- Frontera Francesa, de manera que la transición a carretera convencional se efectúe en recta y resulte compatible con las previsiones realizadas para el siguiente tramo de la autovía A-68, correspondiente al estudio informativo “Autovía A-68, Tramo: Fuentes de Ebro - Valdealgorfa”, que se encuentra en tramitación ambiental”.

 

Compartir

 

 

-