Banner

J!Analytics

Recibe las noticias en tu e-mail


La tirolina gigante de Fuentespalda comenzará a construirse este verano
Jueves, 27 de Julio de 2017 00:00


El Ayuntamiento de Fuentespalda ya tiene todo listo para que las obras de la “tiolina gigante del Bajo Aragón”, de casi dos kilómetros, comience a construirse este verano: entre agosto y septiembre, según la alcaldesa, Carmen Agud, quien está segura que desde allí “la vista será sensacional”.  El plazo de ejecución es de un año.

Tanto las obras de construcción, como la gestión están ya adjudicadas, ambas a empresas locales.

El cable está encargado, llegará desde Alemania. Ayer se publicó en el Boletín Oficial de Aragón el informe ambiental en el que se detalla la infraestructura.

Cuando la tirolina esté en marcha está previsto crear 4 empleos fijos: para expedir los tickets, para los puestos de salida y llegada y para el transporte de los usuarios.

Estará en funcionamiento todo el año, siempre que las condiciones meteorológicas lo permitan. La previsión anual de 7.500 visitantes.

Los tickets se expedirán en un edificio ubicado en el centro de Fuentespalda, donde también se proporcionarán cascos y arneses. Un vehículo llevará a los usuarios hasta el punto de salida, ubicado junto al repetidor de televisión y la llegada estará junto a la ermita de San Miguel. Para regresar a Fuentespalda estará la opción del vehículo de empresa o de caminar unos 5 minutos por el camino del Vía Crucis.

Agud explica que habrá dos líneas de cable para tirarse y en medio unos aros visibles para evitar el choque de las aves.

Si sube a la tirolina un adulto con peso inferior a 40 kilos se le colocará un lastre y en el caso de los niños, pueden subir con adultos. No será necesario frenar, pues la infraestructura se encargará de todo. La alcaldesa dice que todo usuario podrá estar tranquilo, porque la tirolina se revisará cada día, cada semana, cada mes y cada año.

La constructora de la tirolina se encargará también de arreglar varios caminos, entre ellos el GR-8, y también de contactar con la gestora de la piscina y con comercios para la venta de bonos.

La alcaldesa indica que esta infraestructura tendrá “un impacto positivo en toda la zona”.
Costará 4.500 euros al año. Se ha adjudicado por 5 años.

 

Compartir

 

 

-