J!Analytics

Buscar columnistas

Recibe las noticias en tu e-mail


Alberto González

Lobo vivo, por supuesto

A nadie se le escapa que la convivencia entre personas es a menudo complicada, ya que en demasiadas ocasiones chocamos a la hora de saber dónde termina nuestro espacio y donde comienza el de la otra persona.

Todo esto entre humanos, pero cuando en la ecuación entra e juego cualquier otro ser vivo y nuestra creída supremacía, todo se complica.

El motivo para escribir este artículo, es para dar a conocer una problemática que se ha producido en la provincia de Zaragoza, particularmente en la zona de Monegros y alrededores, y que por un tiempo, llevo visos de convertirse en algo muy serio.

El pasado 9 de Junio unas cámaras de trampeo localizaron un ejemplar de lobo joven en la zona de los Monegros, según los expertos del Gobierno de Aragón, se trataría de un joven lobo que se habría separado de la manada y cuya estancia en la zona sería temporal y por supuesto algo circunstancial, pero al que se le atribuyen los ataque de animales salvajes sufridos en Leciñena a algún rebaño de ovejas.

El problema y siempre por supuesto en mi humilde opinión, es que a alguno, eso de que fuese temporal su estancia, no le sería rentable, y me explico.

El día 10 de Junio, a este mencionado joven lobo, se le atribuye en la prensa, el ataque a unos rebaños, a lo que habría que sumar posteriores ataques en diversas localidades en un radio de 50Km, en los días 13, 20, 21,23 y 26 de Junio.

El estupor y el miedo de los vecinos se mezclaron con la indignación de los ganaderos.
Y es que estamos ante un superlobo, capaz de hacer numerosos daños en rebaños de una amplia zona en apenas 15 días, menos mal que era joven y que su estancia en la zona era circunstancial.

Pero, ¿no tendrá algo que ver las cuantiosas ayudas que se ha visto obligado a aprobar el Gobierno de Aragón, como compensación a los ataques, para acallar la furia de los ganaderos?

Jamás diré que un joven lobo no haya podido atacar rebaños de la zona, al igual que digo sin tapujos, que me huele muy sucio que de repente, cuando se aprueba una serie de medidas compensatorias para cubrir daños en ganado muerto y HERIDO los ataques tanto a grandes ganaderías como a pequeñas hayan aumentado exponencialmente.

¿No serán muchos ataques, para como dice medio ambiente, un solo lobo?



Compartir

 

-