J!Analytics

Recibe las noticias en tu e-mail


Cárcel para un vecino de Caspe por abuso sexual a una menor
Jueves, 31 de Agosto de 2017 00:00

Un vecino de Caspe ha sido detenido por la Guardia Civil y la Policía Local de la población por un delito de abuso sexual a una menor. El hombre tiene 31 años y es de nacionalidad pakistaní.
Según indican desde la Guardia Civil, la menor se encontraba en la terraza de un establecimiento cuando el detenido, presuntamente, se aproximó a ella y le realizó tocamientos en los pechos.
Huyó del lugar, pero fue localizado poco después por el casco urbano de la ciudad.
Ocurrió el pasado 23 de agosto, cuando sobre las 13:20 h., la Policía Local de Caspe recibió una llamada del padre de la víctima contándoles lo ocurrido.

Los agentes se trasladaron inmediatamente al lugar y tras entrevistarse con el padre de la menor sobre lo ocurrido: mientras la chica estaba sentada en la terraza de un establecimiento, un hombre se había dirigido a ella y, sin mediar palabra, le había tocado los pechos. La menor, rápidamente, se levantó para recriminar los hechos a esa persona, al igual que hicieron los clientes del local, lo que motivó que el individuo abandonase el lugar con celeridad.

Con la descripción física que hizo el padre los agentes iniciaron su búsqueda y lo localizaron por una de las calles de la ciudad, encontrándose en estado de nerviosismo y alteración.  Esta persona, que hizo caso omiso a las indicaciones de los agentes para que depusiera su actitud, fue detenida y trasladada a dependencias oficiales de la Guardia Civil, donde los padres de la menor se encontraban interponiendo denuncia por los hechos acaecidos.

Al detenido se le imputó un presunto delito de abusos sexuales hacia una menor y una vez puesto a disposición judicial quedó en libertad con medidas cautelares consistentes en prohibición de aproximación y comunicación con la víctima.

Pero no termina aquí el suceso. A primera hora del día siguiente la Guardia Civil de Caspe recibió una llamada de un familiar de la menor comunicando que el detenido la tarde anterior no había cumplido las medidas cautelares y se encontraba próximo a la víctima.  De inmediato se trasladaron los agentes al lugar y una vez allí se procedió a su detención por quebrantamiento de orden de alejamiento.

Tras quedar a disposición judicial se decretó su ingreso en el Centro Penitenciario de Zuera.

 

Compartir

 

 

-