Banner

J!Analytics

Recibe las noticias en tu e-mail


El Ayuntamiento da la espalda a los afectados por el derrumbe
Jueves, 31 de Agosto de 2017 00:00

Fotografía: Ricardo RodríguezFotografía: Ricardo Rodríguez

Varias familias de alcañizanos perdieron para siempre sus casas, otros, parte de ellas, enseres y recuerdos el pasado 18 de abril cuando se derrumbó  parte del cerro Pui Pinos sobre la carretera de El Corcho.

Recordamos que el alcalde declaró ante los medios de comunicación que fue algo imprevisible. Lo cierto es que en el Ayuntamiento se sabía que unos cuatro meses antes habían aparecido unas profundas grietas justo donde comenzó el derrumbe, aparentemente un síntoma de que algo no iba bien, y el consistorio no actuó más allá de colocar una cinta y eliminar unos pinos a los que consideró causantes de semejantes grietas.

A esas declaraciones siguieron promesas de ayudas y buenas palabras. Después, un silencio que quizás haga pensar que todo está resuelto: la carretera libre de escombro, El Corcho reabierto, vecinos realojados… No es así, ni mucho menos.

Aida Andreu Garrido, representante de la Plataforma de Afectados por el Desprendimiento del Cerro Pui Pinos indica que hace meses que el Ayuntamiento (ningún partido político) se ha puesto en contacto con ellos.

Pero la plataforma no cesa de solicitar por escrito, a través de instancias, documentos municipales con los que alimentar su investigación. Quieren dar con las causas y con los responsables, pero el Ayuntamiento no les facilita el trabajo. Todo son trabas y un pasarse de unos a otros la “patata caliente”, explica Aida.

A la mayoría de las instancias no se les ha respondido, indica. Sí se les han entregado unos planos con las tuberías del cerro, tras mucho insistir y derivar a la plataforma a la empresa de gestión de Aguas, para que ésta les volviese a derivar al Ayuntamiento. La propia plataforma, con sus medios, encargó a una empresa un plano de detección de fugas de agua elaborado con drones. Así, sin el apoyo de sus representantes municipales, continúan su investigación.

Desde la plataforma consideran la actitud del consistorio “una tomadura de pelo”.

 

Compartir

 

 

-