J!Analytics

Buscar columnistas

Recibe las noticias en tu e-mail


José Luis Pueyo
Viernes, 08 de Septiembre de 2017 00:00

La pela es la pela

5 millones de euros de fianza a Artur Mas y el resto de organizadores de la consulta del 9-N no es precisamente calderilla. La estrategia del gobierno contra el intento de referéndum, es clara. Llevarlo por la vía de lo penal y meter a la gente en la cárcel por defender unas idas, no encaja en los tiempos que vivimos en esta parte de Europa. Sacar los tanques a la calle, también se antojaría desproporcionado y tremendamente anti-popular, y posiblemente generaría graves revueltas sociales que nadie (supongo) desea. Es más sencillo atacar ahí donde nos duele a todos, en el bolsillo. La resolución del Tribunal de Cuentas es un aviso a navegantes de veleros secesionistas.

Pero esta estrategia no es nueva. Ya la estrenó nuestro gobierno cuando aprobó la “Ley Mordaza”. Es una estrategia global, intentar mantener a la disidencia de cualquier tipo muda y maniatada. Cualquiera que se intente salir del tiesto, tendrá que pagar por ello, y lo pagará caro. Resulta chistoso (por decir algo) que nuestro gobierno se llene la boca criticando vehementemente al gobierno venezolano (dejando a un lado que un gobierno que mete a la gente en la cárcel por sus ideas merece una total reprobación), y que a la vez esté haciendo exactamente lo mismo que ellos, pero de una manera sutil y ruin.

Quizá los independentistas tenían calculado este riesgo, y dando la espalda a la fama que lleva el pueblo catalán con lo de “la pela es la pela”, piensan que su caja de resistencia respaldará lo de los 5 millones y las sanciones que están por venir. Veremos. Lo que me pregunto es qué nueva maldad se le ocurrirá a nuestro gobierno si esta jugada les sale mal.

 

-