J!Analytics

Buscador de noticias

Caspe. Pillados con caretas de leones y 300 plantas de marihuana
Lunes, 18 de Septiembre de 2017 00:00

La Guardia Civil ha detenido a tres personas por cultivo de 300 plantas de marihuana en el paraje de Caspe conocido como "Isla Mediana".
Estas tres personas cubrían sus rostros con máscaras de animales cuando fueron detenidos, en el momento en el que iban a recoger las plantas y transportarlas en una embarcación.

La plantación fue localizada a principios de este mes de septiembre. Estaba en un lugar de difícil acceso: había que caminar a pie durante 45 minutos o llegar en embarcación.
Las plantas se encontraban en diferentes estados de crecimiento, con una altura que oscilaba entre los 50 centímetros y 1 metro con 70 centímetros.

Su sistema de riego constaba de mangueras y finalizaba a unos 100 metros antes de llegar al río. Se localizó un bidón para sulfatar y herramientas para el cultivo.

Durante uno de los servicios realizados en la zona, la Guardia Civil observó que 95 plantas habían sido cortadas y estaban dispuestas para proceder a su traslado, por lo que se estableció un dispositivo de vigilancia con la finalidad de localizar a los responsables de la plantación.

Como resultado de ese operativo el día 12 de septiembre por la mañana los agentes observaron a 3 personas que llegaban al lugar en una embarcación a motor, con los rostros cubiertos por máscaras de animales y se repartían las labores para transportar la marihuana.  En el momento que iban a proceder a su detención, los sospechosos trataron de huir a pie pero fueron interceptados y detenidos por la Guardia Civil.

Acto seguido se procedió a la aprehensión de las 300 plantas de cannabis que estaban siendo cultivadas en dicho lugar y se trasladaron a dependencias oficiales haciendo uso de una embarcación facilitada por el guarda de campo del coto.

Según informa la Guardia Civil, "tras las detenciones se ha podido determinar que estas personas accedían a la plantación en una embarcación, en horario nocturno principalmente, y utilizaban frontales de luz blanca que fueron hallados en la zona.   Una vez allí procedían al riego de las plantas mediante la conexión de las mangueras a una bomba de agua que se suministraba directamente del río y, finalizado el proceso, era retirada para no levantar sospechas.  

A los detenidos, tres varones de 58, 41 y 37 años, dos de ellos de nacionalidad marroquí y un español, vecinos de Caspe, a los que les constan antecedentes policiales, se les imputa un presunto delito contra la salud pública por cultivo o elaboración de drogas.  Quedaron a disposición judicial tras las detenciones.

Compartir

 

 

-