Banner

J!Analytics

Recibe las noticias en tu e-mail


Alcañiz. Secuestran los datos de una empresa y piden bitcóin
Miércoles, 20 de Septiembre de 2017 00:00


Todos los datos que una empresa asesora de Alcañiz almacenaba en su servidor de internet fueron recientemente secuestrados por expertos en informática que pidieron, para su devolución, un bitcóin, la moneda virtual difícil de rastrear.
Todo empezó el pasado 28 de agosto, cuando los trabajadores se percataron de que no funcionaba correctamente el servidor y pensaron que se trató de un corte de electricidad.
Llamaron a informáticos y el asunto parecía solucionado, pero cuando quisieron entrar en sus programas de contabilidad, para su sorpresa, vieron que los datos que manejaba la empresa, incluyendo los de sus clientes, estaban encriptados.
En el texto del encriptado había una dirección de correo electrónico. Escribieron a esta dirección y les llegó un mensaje en inglés, muy claro y de película: si querían recuperar sus datos debían pagar un rescate: 4.000 dólares en bitcóin. Si no recibían el dinero, advertían, no se volverían a poner en contacto con la empresa.
Decidieron denunciar los hechos ante la Guardia Civil, desde donde se les indicó que no pagasen el rescate.
También se pusieron en contacto con el servicio de delitos informáticos del Ministerio del Interior.
La situación era delicada, pues la empresa no podría trabajar hasta que recuperase sus datos y no se sabía cuánto tiempo podría durar esa situación. “¿Pago o no pago?” se plantearon.
Y terminaron pagando el rescate para poder continuar trabajando y no dejar colgados a sus clientes que, no obstante, comprendieron la situación.
Abrieron la correspondiente cuenta para comprar un bitcóin e hicieron la transferencia a los secuestradores, que les enviaron los códigos necesarios para recuperar los datos de su servidor.
Pero el problema no se solucionó de la noche a la mañana. Al principio pudieron recuperar sólo los datos hasta el pasado mes de julio y todavía están trabajando para recuperar información, aunque ya lo tienen casi todo.
Desde la empresa, que prefiere mantenerse en el anonimato, indican que se trata de “una extorsión en toda regla” y quieren que su caso se dé a conocer para que otras empresas anden con cuidado.
“Parece ciencia ficción”, pero le puede pasar a cualquiera, advierten.

Compartir

 

 

-