J!Analytics

Recibe las noticias en tu e-mail


Matarraña no quiere a sus bomberos “manteniendo” en Calanda mientras exista riesgo de incendio
Lunes, 25 de Septiembre de 2017 00:00

La institución comarcal del Matarraña considera una irresponsabilidad por parte del Gobierno de Aragón que, continuando la alerta de riesgo de incendio en Aragón, se haya destinado a una de sus cuadrillas fuera del Matarraña, a realizar tareas de “simple mantenimiento” en Calanda.

Desde la institución explican que en el Matarraña están operativas dos cuadrillas forestales: las que tienen sede en Valderrobres y Monroyo, habiéndose encomendado a esta última labores silvícolas en Calanda, sin que se haya dado “ningún tipo de emergencia” en esa población “que justifique que una cuadrilla del Matarraña se le ordene desplazarse para efectuar labores de simple mantenimiento”.

Si hubiese un incendio en el Matarraña, indican, se alargaría el tiempo de actuación por esta circunstancia que consideran “irresponsable”.

Este es el comunicado que la institución comarcal del Matarraña publicó el pasado 20 de septiembre:

“A pesar de estar llegando al final de la época estival y debido a las condiciones climáticas registradas en los últimos meses con una escasa o nula precipitación, la mayor parte del territorio aragonés continua en máxima alerta por la alta posibilidad de incendio forestal. Una situación preocupante agravada por las decisiones tomadas desde el Gobierno de Aragón. A día de hoy, en la comarca del Matarraña están operativas dos cuadrillas forestales, la que tiene la sede en Valderrobres y la de Monroyo. Pero a pesar de estar en alerta máxima y que las dos cuadrillas están operativas, una de ellas, la de Monroyo, desde hace 10 días está trabajando fuera del territorio del Matarraña, concretamente, están llevando a cabo labores silvícolas en el término municipal de Calanda.  Una decisión que desde la administración comarcal del Matarraña ni se entiende ni se comparte ya que no se ha dado ningún tipo de emergencia en el término municipal de Calanda que justifique que una cuadrilla del Matarraña se le ordene desplazarse para efectuar labores de simple mantenimiento.

Nada tenemos que objetar a que se efectúen trabajos de mantenimiento en el término municipal de Calanda, pero consideramos una absoluta irresponsabilidad por parte de técnicos y cargos políticos que han autorizado que la cuadrilla con sede  en el Matarraña se desplazara, sobre todo teniendo en cuenta que el área de acción de la cuadrilla 19 con sede en Monroyo “cubre” una superficie aproximada de 20.000 hectáreas (entre las Comarcas del Matarraña y del Bajo Aragón) de denso pinar, área con notables urgencias en materia de limpieza y mantenimiento de cortafuegos y fajas auxiliares.

No es comprensible que nadie haya reparado en el riesgo que supone, en caso de un eventual incendio y en situación aún de máxima alerta, que el tiempo de respuesta sería obviamente mucho menor si está en Calanda que si está en su zona de actuación; Una respuesta tardía podría tener consecuencias desastrosas e irreparables.

Igualmente, nos consta que en la masa forestal del pantano de Calanda ya está actuando en labores de limpieza la cuadrilla forestal del Bajo Aragón con sede en Valdealgorfa, cuestión que hace aún más inexplicable la decisión de desplazar la cuadrilla de Monroyo,  del Matarraña, a Calanda.

Desde el ente comarcal se considera que el territorio del Matarraña cuenta con un mayor número de hectáreas de superficie forestal respecto a otras zonas y, por tanto, es una comarca mucho más sensible que otras a los incendios, por su propia orografía y territorio, tal y como demuestra que a lo largo del presente periodo se han registrado ya un número cercano a los 20 incendios forestales, algunos con notorios daños.

El entorno natural del Matarraña es el futuro de sus gentes, y se considera que hay muchas zonas dentro del territorio comarcal en las que debería ser prioritaria la intervención en materia de prevención. Por ello, desde la administración comarcal del Matarraña no sólo se le exige al Gobierno de Aragón que no traslade las cuadrillas forestales ubicadas en el territorio a otras zonas cuando no haya una situación justificada de emergencia, sino que también se le traslada la necesidad de que se amplíen los efectivos en esta materia y su continuidad durante todo el año. Si las Cortes de Aragón consideran que parte de nuestros montes deben ser declarados Parque Natural, se supone que será por su valor medio ambiental y por consiguiente se tendrán que conservar.

Cabe recordar que, al contrario que otras administraciones locales y supramunicipales, la Comarca del Matarraña cede todos los años los vehículos de extinción al Gobierno de Aragón que los incluye en el operativo anti incendios, que el ente comarcal ha apostado por la creación de cortafuegos y áreas de protección con recursos propios o que anualmente contrata a personal para llevar a término labores de prevención, entre otros. Inversiones financiadas con recursos propios que se hubiesen podido gastar para otros fines pero que desde la Comarca del Matarraña se ha apostado por destinarlos para proteger nuestro medio natural, el de todos, porque al final todos nos beneficiamos de este”.

Compartir

 

 

-