J!Analytics

Recibe las noticias en tu e-mail


Los pantanos bajoaragoneses reflejan la sequía
Martes, 03 de Octubre de 2017 00:00

“A ver si llueve”, se escucha a menudo este verano. Se refleja en el campo, en el estado de tomillos y romeros, en los ríos y también en los pantanos bajoaragoneses, que van perdiendo agua cada semana y la mayoría tienen un incremento anual negativo.

Cueva Foradada está al 25,73% de su capacidad, con menos de dos hectáreas que hace un año.

El de Caspe está al 28,73%, con unas 8,5 hectáreas menos que hace un año.

Santolea está al 33,31%, apenas ha incrementado su volumen con respecto al año pasado.

El pantano de Calanda está al 40,60%, en este caso ha aumentado su volumen en unas 4 hectáreas con respecto a 2016.

El Pantano de Pena está al 56,77% de su capacidad, más o menos como un año atrás.

La Estanca de Alcañiz está al 48,70%, sin apenas incremento anual.

 

Compartir

 

 

-