Banner

J!Analytics

Recibe las noticias en tu e-mail


Alcañiz. El alcalde miente sobre los afectados por el derrumbe
Miércoles, 04 de Octubre de 2017 00:00

Fotografía: Ricardo RodríguezFotografía: Ricardo Rodríguez

El alcalde de Alcañiz, Juan Carlos Gracia Suso, dijo en el pleno del pasado lunes que había hablado con los afectados por el derrumbe del cerro Pui Pinos del pasado 18 de abril y que no tienen quejas del Ayuntamiento, que tan solo hay quejas de una vecina.

Fue su respuesta a la pregunta de José Antonio Benavente, concejal de Ganar Alcañiz: en qué situación se encuentran los afectados, ya que existen quejas de que se sienten abandonados por el consistorio y no reciben lo que éste les prometió.

El alcalde mintió.

Bajo Aragón Digital ya se hizo eco de las quejas de los afectados a través de varios artículos y ayer martes, un día después de tales declaraciones del alcalde, volvió a escuchar estas quejas de una treintena de afectados que reiteraron que no han recibido ninguna información por parte del

Ayuntamiento sobre su situación desde el pasado mes de junio.

La evidencia de que el alcalde mintió, no sólo se apoya en estas quejas que los afectados exponen en las reuniones que mantienen. El propio Ayuntamiento tiene sus peticiones por escrito. Más de una treintena, recibidas a través de instancias, y que en su mayoría no han recibido respuesta. Las instancias se han ido registrando de manera conjunta, como plataforma de afectados, y también de forma individual.

Siguen sin saber dónde están sus enseres que quedaron entre los escombros, salvo los que pudieron recuperar porque descubrieron que se habían arrojado a la escombrera municipal. Siguen investigando lo ocurrido por su cuenta sorteando las trabas que el Ayuntamiento les pone para acceder a la información. Nadie les ha dicho lo que hay previsto para solucionar su situación.

Lo que piden al Ayuntamiento es lo que cualquiera en su lugar pediría: que se asegure el cerro, que construyan sus viviendas tal y como eran, poder recuperar sus enseres y que se les digan los motivos por los que se produjo el desprendimiento.

Paradójicamente, reclaman lo que el alcalde les prometió delante y detrás de las cámaras los días posteriores al derrumbe.

 

Compartir

 

 

-