Banner

J!Analytics

Recibe las noticias en tu e-mail


Alcañiz. El surrealismo no cesa en La Glorieta
Martes, 17 de Octubre de 2017 00:00

En el parque de la Glorieta de Alcañiz han llovido los problemas y lo que muchos consideran “chapuzas” desde que se remodeló.

La última, que está suscitando numerosos comentarios negativos de alcañizanos, tiene que ver con los dos tramos de escaleras que dan a la carretera del Paseo Andrade.

Las escaleras se construyeron con la remodelación del parque y al poco tiempo se las dejó, sorprendentemente, sin uso: se cortó su acceso a la carretera con sendas vallas.

Hace unos días las escaleras se han convertido en rampas.

El evidente sinsentido de esta nueva obra ha suscitado quejas. Preocupa que el dinero público se invierta en algo que no tiene uso o que los niños lo usen como tobogán y puedan hacerse daño, además de que afecte a la estética de este parque tan frecuentado, en el que se ubica la monumental fuente de los 72 caños.

Las citadas escaleras, junto al parque infantil, ya sufrieron hace meses la también inexplicable poda de los plátanos, cuyas ramas cortadas cayeron sobre ellas, rompiendo peldaños y juegos del parque y doblando barandillas.

 

Compartir

 

 

-