J!Analytics

Buscar columnistas

Recibe las noticias en tu e-mail


Pilar Batanero

Asco, mucho asco

 

Por el mero hecho de ser hombres, muchos de ellos se creen con derechos inalienables sobre todas las mujeres. Y si además, tiene algún poder sobre ellas (en sus manos está un trabajo o similar), ya se sienten por encima del todo.

Han salido ahora los casos de abusos sexuales a numerosas actrices, por parte tanto de los productores, directores, o, incluso, actores de gran renombre.

Que sean unos buenos profesionales no los hace buenas personas. Yo hace años que dejé de ver las películas de Woody Allen. Me niego a dar de comer a una persona que abusa de semejante manera de una menor. Los mismo con Polansky o algún otro más.

Cada uno puede hacer con su vida lo que quiera, pero obligar por medio de coacciones, violencia o miedo a que los demás se plieguen a tus deseos me parece de lo más obsceno.

Luego sale la lista de turno, a decir que la culpa la tienen las mujeres que antes han consentido al chantaje. No se puede ser mas tonta ni tener menos empatía que esta mujer, que nunca en su vida ha debido de sentir lo que es el machismo (¿?).

Debe ser la única, porque se siente cada día en el trabajo, en la calle... Un ejemplo. Vas por la calle y te cruzas con un tipo que no has visto en la vida, se te queda mirando alguna parte de tu anatomía (generalmente el culo o el pecho) y hace gestos o profiere una serie de ruidos que... dan mucho asco.

Nosotras también vemos por la calle señores de muy buen ver y no vamos haciendo (en general) esas cosas. Y si te ofendes y les dices algo, encima eres una desagradecida porque te estaban haciendo un elogio...

Hace unos días, en TVE, pusieron una película de Paco Matínez Soria, "Es peligroso casarse a los 60" o algo así se titula. En serio creo que debería estar prohibida. La de comentarios de índole sexual que se hacen, y las risitas de las actrices a estos comentarios me parecieron de lo más machista y asqueroso.

Yo ya estoy en una edad en la que me estoy haciendo invisible, pero tengo una hija, y conozco mucha gente joven que sufre cada día en sus carnes (nunca mejor dicho), esa cosificación de la mujer por parte de algunos hombres. Y que quieren que les diga, a mi me da asco, mucho asco...

Compartir

 

-