Banner

J!Analytics

Recibe las noticias en tu e-mail


El alcalde exige a unos vecinos reparar el muro de El Corcho
Miércoles, 08 de Noviembre de 2017 00:00

El mal estado del cerro Pui Pinos, parte del cual se derrumbó el pasado abril sobre varias viviendas de la cartera de El Corcho, también causa daños al muro de hormigón que hay a escasos metros de la zona afectada por el derrumbe, en el que se lee “Fábrica de Aceites  de Oliva Gaibar”. Está llamativamente abombado y con preocupantes grietas.

Tras el derrumbe, se colocaron unos testigos en este muro, parte de los cuales se han abierto.

Es responsabilidad del Ayuntamiento reparar el cerro, que es de su propiedad y, según consta en informe técnico, es necesario hacerlo por riesgo de nuevos desprendimientos.

Pero, además de no reparar el cerro, ahora el alcalde ha exigido por escrito a los titulares de la fábrica de Aceites Gaibar “realizar los trabajos y obras precisos” para “rehabilitar” el citado muro. Y les ha dado un plazo de 15 días para que presenten en el consistorio “la documentación técnica necesaria” para que puedan “ejecutar las obras”.

En el escrito, firmado por el alcalde, se reconoce que desde el Departamento de Obras “se ha comprobado la evolución negativa de las fisuras y grietas que presenta el muro” y se argumenta que el muro fue construido por los titulares de la fábrica de aceites “no constando autorización para ello”.

Fueron ellos quienes lo construyeron hace décadas con la intención, precisamente, de evitar los problemas que causa la falta de consolidación del cerro, entre ellos los desprendimientos a El Corcho.

El vecino que recibió la notificación del alcalde, debido a los nervios y a la preocupación que le produjo, sin comentárselo a su familia para evitarles disgustos, se puso hace escasos días a reparar, él solo, con sus propios medios, como pudo, el muro de hormigón.

Pero cuando los integrantes de la Plataforma de Afectados por el Desprendimiento del Cerro Pui Pinos vieron a este vecino arreglando el muro,  se echaron las manos a la cabeza. Fue entonces cuando el vecino les mostró la notificación del alcalde y la plataforma se unió a él para reprobar, conjuntamente, la actitud del Ayuntamiento y le aconsejó que pusiese el asunto en manos de un abogado, lo que ya ha hecho.

 

Compartir

 

 

-