J!Analytics

Banner
PATAGONIA ARGENTINA: DESTINO SAN MARTÍN DE LOS ANDES  E-mail

 

 

 

Walter Huerta (Periodista)

La Patagonia argentina nos ofrece diversas propuestas, todas ellas muy
atractivas que invitan a recorrerlas una y otra vez. Tal es el caso de la ciudad
de San Martín de los Andes, lugar desde donde pueden recorrer los circuitos en
su vehículo particular, contratar en las agencias de turismo, o recorrer en
autobuses que parten hacia algunos puntos turísticos de la región.
En invierno la mayoría de las actividades se concentra en el centro invernal
Chapelco, ubicado a 19 kilómetros del casco urbano.
Un dato para tener en cuenta es si el turista planificó sus vacaciones en
función del esquí, reserve con antelación alojamiento, pases para medios de
elevación y alquiler de equipos, ya que la demanda al respecto es muy alta en
los meses de julio y agosto.
En esta época del año, los caminos de acceso a los circuitos turísticos
pueden verse condicionados por el clima. Recomendamos consultar el estado de los
mismos en Oficina de Informes antes de decidirse por alguno de ellos.
La gastronomía refuerza su convocatoria en invierno. Las casas de té ofrecen
el mejor sabor de la pastelería regional y casera, con dulces de frutas finas y
delicadas combinaciones.
Los días se acortan en invierno, y esto, sumado al acceso condicionado de
algunos circuitos, obliga a organizar los paseos en función de la climatología
y el tiempo que demandan.

Búsqueda de las mejores tarifas.
Si usted viaja con su familia a nuestra ciudad puede disfrutar de su estadía
con algunos de estos programas que puede realizar tanto en invierno como en
verano.
Para el caso de los fanáticos del esquí podrán encontrar toda la información
para que pueda programar la actividad.

Nieve y esquí en el Cerro Chapelco.
En pleno invierno, cuando los días se acortan y la nieve se multiplica, la
ciudad de San Martín de los Andes se transforma.
Las formas se redondean y el paisaje adquiere contrastes de increíble belleza;
las calles, los árboles, los jardines y techos a dos aguas se conjugan en una
postal patagónica inolvidable. Es el turno del fuego presente en las chimeneas,
del aroma al humo de la leña escapando hacia el cielo, de los desayunos tras
los amplios ventanales, y del vértigo de los deportes de montaña, el esquí y
toda la jerarquía internacional del centro invernal Chapelco. Un conjunto de
posibilidades se abre al visitante; el cerro, las pistas y medios de elevación
recibe al esquiador. La ciudad, con su exquisita hotelería, su característica
cocina regional, miradores, discotecas y Casino, ofrece la perfecta combinación
de servicios, ambiente familiar y seguridad, enmarcada por una Naturaleza
sorprendente.
Sin lugar a dudas San Martín de los Andes es un lugar para recomendar y a su
vez recorrer, para experimentar la sensación de estar en el paraíso.

 

-