J!Analytics

Bajo Aragón Digital

Es una publicación digital que diariamente, de lunes a viernes está presente desde junio de 2010 en casa de cada uno de los suscriptores y de aquellos que visiten nuestra página web.
Su filosofía es muy sencilla "todo aquel que tenga algo que decir, aquí tiene su espacio". Lo único que hace falta es corrección y respeto. La misma corrección y respeto que queremos para cada uno de nosotros. Que nadie piense que tras estas dos palabras puede haber una censura previa. Lo marcado por la ley es la única limitación.
Sabiendo que la imparcialidad es una quimera, vamos a intentar que las noticias sean lo más frías posibles. Que cada uno se haga su opinión. Nosotros también tendremos la nuestra y cualquier lector la suya. Unos van a ser colaboradores habituales y otros esporádicos. Hay espacio para todos. Las opiniones van a hurgar en el ojo.

 
La publicidad

Nuestra única fuente de ingresos es la publicidad. Para los particulares es un servicio gratuito, pero de las empresas buscamos su colaboración. Queremos que nuestros clientes sean clientes satisfechos. Estamos comenzando y ya hemos superado los 75.000 visitantes mensuales. Una cifra muy interesante para vender los productos aquí y allá, pues un buen número de visitantes son bajoaragoneses que viven lejos del lugar de su nacimiento.

 
Anuncios de particulares

Cualquier persona que tenga algo que comprar, vender, intercambiar, buscar compañía para un viaje o para compartir un piso, buscar amigos o amistades profundas o para quien busque una ermita, entre todo lo que se pueda ocurrir, tiene aquí su espacio. Es un espacio gratuito, salvo aquellos que comercialmente vivan de ello como pudieran ser inmobiliarias o vendedores de coches (bueno en estos tiempos de cirisis intentan vivir de ello).

 
El mundo empresarial

En el Bajo Aragón, igual que en otras comarcas y regiones del mundo (no somos ni mejores ni peores que nadie) tenemos unos productos que son excelentes. Los hay muy conocidos como el aceite, el melocotón o el jamón, pero también otros muchos de artesanos, de pequeños comerciantes, de panaderos,… que son muy valorados por gentes de fuera.
Tenemos también en el Bajo Aragón a unos comerciantes que tienen que luchar a brazo partido cada día para competir con las grandes empresas nacionales que tienen muchos más recursos.
Desde este medio de comunicación queremos incitar al apoyo a nuestros empresarios, a nuestros proyectos y darlos a conocer.
Es posible que un producto en Valderrobres sea más caro que en Zaragoza (casi nunca es cierto), pero aunque fuera así, consumiendo en casa estamos dejando nuestro dinero en nuestro pueblo y esa es la mejor inversión para que el puesto de trabajo nuestro, de nuestros familiares o de nuestros amigos nos siga permitiendo vivir en esta tierra.
Pero el apoyo no estará falto de crítica. Donde haya abusos, ilegalidades, incumplimientos de contrato, también queremos estar para denunciarlo. Es la forma que entendemos de trabajar por el Bajo Aragón.

 
El Bajo Aragón

Esta división actual en pequeñas comarcas está dividiendo a una comarca, la del Bajo Aragón que tiene unas señas de identidad, unas relaciones establecidas desde hace años y está basada en el conocimiento de gran parte de sus gentes. El Bajo Aragón es como un pueblo grande con muchos barrios donde nos conocemos gentes de Andorra, de Caspe, de Chiprana, de Alcañiz, de Híjar, de Valderrobres,… como se conocen entre sí las gentes de una población de unos 70.000 habitantes. Esas son las tierras del Bajo Aragón cuando hablamos de Bajo Aragón. A sus gentes va dirigido este periódico digital.

 
Los colaboradores

En nuestro anagrama figura un pajarico. Posiblemente muchos no lo identifiquen, pero sí han oído hablar de él. Es el Pajarico Pinzón. Ese pajarico que todo lo ve, que sin saber cómo se entera de todo, a pesar de que lo hagamos a escondidas. Es un símbolo, pero queremos que se materialice. Cualquiera de nuestros lectores puede ser un Pajarico Pinzón. Si participas en una cena, en una competición deportiva, en una representación, en cualquier acto, estás deseando decirle algo a una persona querida, cualquier cosa que se te ocurra, haces una fotografía y nos la envías. Serás nuestro pinzón. ¿Acaso no es más importante la fotografía de tu amiga patinando o nadando que un presidente inaugurando dos o tres veces el mismo pantano?

 


-