Caspe. La comida se tiró por falta de gestión

Publicamos ayer en este diario que la Asociación Cultural Compromiso denunciaba que desde el gobierno de Caspe se habían tirado a la escombrera más de cinco toneladas de alimentos destinados a ayuda humanitaria.
Cruz Roja de Zaragoza, que fue la organización que entregó al ayuntamiento caspolino los alimentos para su distribución entre los sectores necesitados de la población, declaró ayer a este diario que en agosto recibió una llamada de un “trabajador social del ayuntamiento de Caspe” comunicando que había encontrado gusanos en algunos de los alimentos y que creía que se habían estropeado debido al calor.
Según Consuelo Peláez, responsable de comunicación de Cruz Roja, desde la organización se remitió al ayuntamiento al  área de agricultura de la subdelegación del gobierno en Zaragoza para que desde esta institución indicasen al consistorio los pasos a seguir con los alimentos estropeados. Según fuentes del área de agricultura, recibieron la notificación desde el consistorio.
Consuelo Peláez manifestó a este diario que en ese sentido “el procedimiento del ayuntamiento está bien hecho”.
No obstante, Ignacio Martínez, miembro de la citada área de agricultura indicó a este diario que el ayuntamiento no actuó correctamente al dejar que la comida se estropease. Según Martínez, los alimentos estropeados fueron entregados en la campaña del pasado año 2010, año en el que se realizó un control de distribución de ayuda humanitaria en Caspe y se detectó que “tenían un cúmulo de alimentos difícil de repartir”, explicó Ignacio, refiriéndose a que Caspe recibía más alimento del que podía distribuir.
Según Ignacio Martínez, el procedimiento a seguir en el caso de que un ayuntamiento nota que no va a poder repartir toda la ayuda es devolverla a Cruz Roja para que se reparta en otro lugar.
Fue Ignacio Martínez el que, cuando el ayuntamiento notificó que había comida estropeada, se presentó en el almacén municipal donde el ayuntamiento guardaba los alimentos de Cruz Roja y pudo comprobar, según declaró a este diario, que había alimento estropeado por la presencia de insectos. Concretamente dos mil kilos de harina y dos mil kilos de arroz.
Aunque desde la Asociación Cultural Compromiso se asegura que entre los alimentos desechados también había leche, Ignacio indicó Martínez indicó que entre la comida estropeada no había alimentos de procedencia animal, sólo vegetal.
En todo caso, Ignacio asegura que desde el área de agricultura se indicó al ayuntamiento que el alimento debía tirarse en un contenedor de materia orgánica. La Asociación Cultural Compromiso asegura que se arrojó y se enterró en la escombrera, algo que prueba con fotografías.
La Asociación Cultural Compromiso, al considerar lamentable que el ayuntamiento no repartiese los alimentos antes de que se estropeasen, anuncia que llevará su queja al Justicia de Aragón, la Comisión de Derechos Humanos de las Cortes de Aragón y a la Federación Europea de Bancos de Alimentos.
Desde este diario nos hemos intentado poner en contacto con el alcalde de Caspe pero no nos ha sido posible.

Fotografía enviada por Asociación Cultural Compromiso.

Enlace a la noticia relacionada publicada ayer en este diario: http://bajoaragondigital.com/index.php?option=com_content&view=article&id=3098:caspe-ayuda-humanitaria-en-la-escombrera&catid=89:noticia-destacada&Itemid=159

Compartir