Alba Pardo

Cartas desde Irlanda (3)

Tras casi un mes en terreno irlandés, debo decir que mi inglés progresa adecuadamente y que la estancia es cada día mejor.

Podría decir que hay miles de anécdotas cada día, sobre todo confusiones con la pronunciación que te llevan a situaciones incómodas o realmente cómicas, abundan más las cómicas. Estos ingleses de ponerle a la misma palabra cuatrocientos significados hacen que ocurra lo dicho.

Curiosamente, ha llegado otra Au Pair española al barrio, (parece que estamos repoblando Whalshestown Park de españolas), una madrileña muy simpática cuya familia irlandesa ya había tenido antes otra Au Pair. La conocimos el viernes, por lo tanto nos fuimos de birras para darle una buena bienvenida. Total que nos cuenta que la chica anterior que había estado con su actual familia era de Zaragoza y que le había dicho que fuéramos con ella y sus amigos, el caso es que, (ahora llega lo curioso), nos viene a buscar y nos presentamos todas, lo típico, cuanto tiempo llevas, como te llamas, edad.. y la gran pregunta, de donde eres, a lo que yo contesté que de Alcañiz y ella sorprendida respondió que era de Nonaspe. No nos lo creíamos, encima con amigos en común y lo mas cómico, es que hemos jugado como contrincantes en los torneos que se organizaban en Nonaspe. Lo último que imaginaba a parte de coincidir con más Au pairs españolas en este barrio, es que me encontrara a alguien de tan cerca y “conocida”. Verdaderamente el mundo es un pañuelo.

Ya he conocido a los padres, hermana y marido e hijas de mi madre irlandesa, son geniales y la verdad es que me recibieron con una gran sonrisa, también destacar, que a su padre no lo entiendo, no hay manera de entender a ese hombre cuando habla, pero es que lo mejor es que Phil (el padre irlandés) tampoco lo entiende, así que bueno, eso me alivia un poco. Y bueno el cumpleaños al que comenté en la carta anterior al que iba a asistir, fue genial, “cena” en un italiano, muchas risas y algo de vino, como no.

Este fin de semana, toca Dublín, pero familiar, curso de salvavidas me han comentado, con el frío que hace, en pleno río, aunque claro, para ellos todavía no hace frío, no hay mas que ver a las madres a las 9 de la mañana en piratas y chanclas, como no yo dando el cante bien abrigada. La falta de costumbre, que en España a estas alturas todavía vamos bien frescos y aquí ya estamos con calefacción por las noches.

Seguir agradeciendo a todas esas personas que me escriben a facebook, tuenti, twitter y whatsapp, preguntando que tal continua mi experiencia. La verdad que es de agradecer cada mensaje así que aprovecho y lo escribo por aquí aún habiendo contestado a todos y cada uno de esos mensajes.

Y ya para finalizar, desear que lo paséis en grande en Moto GP, que ya no os queda nada y este año habéis tenido suerte de descansar un par de fines de semana y reponeros para tal evento. Algún día podré presenciarlo ya que nunca he estado para esa fecha.

Bueno, nos leemos en la próxima carta, espero que disfrutéis mis aventuras con la misma ilusión que las escribo.