"Permanecía como en el pasado"

Hasta la embocadura, la zona sufrió profundos cambios urbanísticos a lo largo del siglo XX. Se construyeron bloques de edificios y la acequia fue cubierta y canalizada con hormigón. Se amplió la calzada de la actual carretera N-232. A ambos lados de la carretera de Castelserás también se edificó. A un lado un parking, y al otro una manzana de viviendas.

La zona ha sufrido importantes cambios urbanísticos en su superficie. Sin embargo, subterráneamente, a partir de la antigua embocadura de la acequia, apenas se produjeron modificaciones reseñables. De hecho, cuando entré en ella durante los veranos de 2010 y 2011 permanecía como en el pasado.

Una decena de metros a partir de ahí la acequia pasa por debajo de la carretera N-232. Ese tramo subterráneo se construyó con una bóveda de sillares de piedra, como se observaba en las imágenes antiguas en blanco y negro. En la actualidad sigue igual y permanece en bastante buen estado.

Autor: Javier Zardoya.

Más información en: http://zardoya.blogspot.com/p/pasadizos-de-alcaniz.htm

Compartir


Correo electrónico