Cultura

Cultura

El Festival de Micromúsicas "lo peta" en Valdealgorfa

Se celebró el pasado domingo y el jueves anterior ya se habían agotado las entradas. El primer Festival de Micromúsicas de Valdealgorfa "Entre Patios y Bodegas", organizado por Interpeñas, fue igual de exitoso que ecléctico.

Contó con cinco actuaciones, con un aforo para 30 espectadores cada uno, distribuidas en lugares de interés como casas palaciegas, patios, Ayuntamiento e incluso la antigua nevera. Los artistas repetían sus espectáculos simultáneamente para que el público pudiese ir rotando por todos ellos.

Se representaron obras musicales con letra de poemas compuestas por pocas de las mujeres que tuvieron la posibilidad de componerlas y publicarlas en el siglo XIX. La pianista andorrana Carmen Saínza y la soprano Vanesa García interpretaron estas obras, conocidas como Lied, en su espectáculo "La música silenciada". Estos Lied se habían dado a conocer previamente en Zaragoza por parte de la reconocida atleta y musicóloga Sandra Myers.

La música tradicional continuó con repertorio sefardí, romances y canciones de tradición oral, a cargo del grupo zaragozano "La marca de Efigenia".

Junto a la andorrana Saínza, hubo otros músicos bajoaragoneses, los integrantes del grupo Azero, que interpretó en acústico temas propios y versiones.

El dúo de jazz "Veintinueve" de piano y contrabajo dio la espontaneidad de la improvisación a las Micromúsicas.

Voces bajoaragonesas rescatadas para la historia musical de Aragón

El cantautor de Alloza Javier Carbonell y el músico de La Codoñera Tomás Bosque, junto con Labordeta, Pilar Garzón, La Bullonera, Tierra Húmeda o Renaxer, actuaron el 13 de noviembre del 1973 en el Teatro Principal de Zaragoza, en un concierto que supuso el comienzo de la nueva canción popular aragonesa.

El concierto íntegro ha sido recuperado técnicamente y recopilado ahora en un librodisco, que incluye las letras de las canciones y testimonios gráficos.

Las cintas con las grabaciones, con magnetófono y pocos medios, aparecieron el año pasado en el armario de uno de los músicos. Se han limpiado y masterizado, dotándolas de calidad y se han donado al Gobierno de Aragón.

Joaquín Carbonell recordó que la del concierto fue una noche en la que “sonaron las tres lenguas que se hablan en Aragón e historias de personajes pegados a la actualidad y a la tierra”. “Tocamos canciones de amor y de añoranza, con reivindicaciones largos años reclamadas. Fue un momento histórico que impulsó un movimiento popular único”. Gracias a su recuperación, dijo se puede "conocer cómo una serie de cantautores aragoneses comenzaban a mostrar un nuevo canto, un lenguaje actual que partía de la jota y se ampliaba hacia un folclore de nueva creación”.

Carbonell y Zaragoza reciben sus premios de Aragón

El fiscal alcorisano del Tribunal Supremo, Javier Zaragoza, recibió este día de San Jorge el Premio de Aragón y el periodista, poeta, cantautor y narrador de Alloza Joaquín Carbonel recibió la Medalla al Mérito Cultural, premios ambos otorgados por el Gobierno de Aragón.

El alcorisano mostró su orgullo de pertenecer a “una tierra forjada a lo largo de la historia en el respeto a los fueros, y en los valores de la tolerancia, la concordia, el hermanamiento y la solidaridad" y recordó que “no hay democracia sin respeto a la ley. Esto es así porque la esencia de la democracia radica en la sujeción a la ley, en el sometimiento de todos, ciudadanos y muy singularmente los poderes públicos, a las leyes democráticamente aprobadas".

Carbonell, que recordó a Labordeta y cantó una canción, dijo que “nuestro mayor obstáculo es que somos pocos en Aragón, porque sin espectadores, sin consumidores de cultura, solo crece el desierto. Si prescindimos del tesoro cultural y artístico, seremos pocos y, además, miserables. La ausencia de cultura provoca desolación, retroceso y miseria”.

Isabel Rocatín se encuentra con los tambores roncos

La jota de la cantadora alcañizana Isabel Rocatín sobre los tambores roncos entonó el Encuentro entre la Dolorosa y su hijo en la plaza de San Francisco de Alcañiz.

La Junta Suprema de la Semana Santa decidió que en esta procesión se cantase una jota, justo cuando ambos pasos se encuentran en el año 2017, una novedad que estrenó el jotero de Montalbán Julio Latorre. Rocatín se estrenó este año.

Alcañiz. Santo Entierro en azul metálico

La lluvia cayó sobre el Santo Entierro de Alcañiz. Pero el evento siguió su curso con tambores y pasos al aire, con excepción del Nazareno que porta la cruz, que entró a la iglesia Mayor con "chubasquero".

La plaza de España se llenó de tamborlieros y espectadores, entre los que hubo muchos turistas, cubiertos de la lluvia en la Lonja.

Los tercerloles mojados dieron un escalonado azul metálico a la procesión que despide los toques alcañizanos hasta el año que viene.

La Semana Santa volaría el domingo con las Palometas.

Ana Belén Rompe a llorar en Calanda

La cantante y actriz Ana Belén ha Roto la Hora en Calanda este viernes de Semana Santa y a continuación ha roto a llorar de la emoción, seguida del alcalde, José Ramón Ibáñez.

El Ayuntamiento siempre invita a un artista famoso para este acto y en este caso, tuvo el honor Ana Belén, que se vistió con la túnica morada calandina.

La cantante llegó el jueves a Calanda y visitó el centro Buñuel, que le entusiasmó, para asistir después a la procesión del Vía Crucis.

Valdealgorfa llena de micromúsica patios, bodegas, palacios y nevera

Valdealgorfa acoge el próximo domingo, a partir de las 17:00 h., el primer Festival de Micromúsicas "Entre Patios y Bodegas", un evento organizado por Interpeñas e inspirado en el festival Matarranya Intim, en el cual las representaciones se distribuyen en casas de particulares y lugares de interés cultural de la población.

Desde la organización avisaron este jueves de que las entradas están agotadas. 

Componen el cartel cinco grupos de diferentes estilos, que actuarán simultáneamente en diferentes espacios de Valdealgorfa, como patios y bodegas particulares, la antigua nevera, el Palacio Andilla o el Ayuntamiento. En todo caso serán lugares en los que no caben más de treinta personas y actuaciones de corta duración. El público podrá asistir a todas puesto que éstas se repetirán a lo largo del festival.

El grupo de rock bajoaragonés Azero tocará en acústico temas propios y versiones.

"La música silenciada" es un espectáculo interpretado por la pianista andorrana Carmen Saínza y la soprano Vanesa García en el que se recuperan canciones de mujeres compositoras de Lied, como se conocen a las canciones líricas breves del siglo XIX con letra de poemas.

Con repertorio sefardí, romances y canciones de tradición oral, actuará "La marca de Efigenia", un grupo zaragozano de música tradicional.

En la improvisación se mueve "Veintinueve", un dúo de jazz de piano y contrabajo.

El zaragozano Gregorio Ibáñez interpretará su viola y su violín en la antigua nevera.

Articulos Relacionados

Image