• Caspe. Obligadas a prostituirse tras operarse los senos

    La Guardia Civil y la Policía Nacional han detenido a siete personas pertenecientes a una organización criminal dedicada a la trata de seres humanos con fines de explotación sexual. Durante la operación, denominada “Cárpatos-Liberty-Luboca” han sido liberadas 5 mujeres de ejercer la prostitución contra su voluntad.

    Con la colaboración de familiares de las víctimas, de diferentes países, les prometían trabajo en España en el sector hostelero. Pero les obligaban a prostituirse tras operarse los senos y a saldar falsas deudas. Si no lo hacían les amenazaban con hacerles daño a ellas y a sus familiares.

    El cabecilla de la red, asentado en Caspe, era el encargado de supervisar la actividad de la organización. Esta persona tenía fuertes medidas de autoprotección, como armas o personal a cargo de su seguridad y controlaba todos los locales empleados en la trama y a sus trabajadores.

    En Caspe los componentes de la organización regentaban un club de alterne, un gimnasio y una pizzería.

    La operación continúa abierta por lo que nos se descartan nuevas detenciones.

    Los agentes han llevado a cabo diez registros, nueve en Caspe y uno en Barcelona.

    La investigación comenzó en el mes de junio del 2019 tras tomar declaración a un testigo protegido quien, en su declaración, puso de manifiesto haber sido víctima de una posible organización criminal dedicada a la trata de seres humanos con fines de explotación sexual, teniendo conocimiento de que había más personas en su misma situación.

    En octubre de 2019, se inició una investigación tras tener conocimiento de una agresión a una joven de 18 años, nacionalidad extranjera y embarazada, ocurrida en Caspe. Durante el traslado de la víctima al hospital para atenderle de las lesiones que presentaba, se comprobó que no portaba documentación (ya que no estaba en su poder), así como que no había acudido a las revisiones ginecológicas por su estado de gestación, a pesar de haber sido citada para ello.

    Tras la investigación realizada se determinó que la joven trabajaba en un club de alterne ubicado en la localidad de Caspe, sin estar asegurada como trabajadora en la Seguridad Social, y que gran parte del dinero que ganaba era entregado a la Madame, la cual sería la encargada de trasladar a la víctima desde el lugar de trabajo a su domicilio para que no tuviera contacto con sus clientes fuera del local.

    Meses después y, tras varias gestiones, se consiguió identificar a varias personas relacionadas con la organización. Tras analizar la información obtenida se pudo comprobar que las víctimas eran captadas en su país de origen por una persona residente en España quien, con la promesa de una vida mejor, las convencía para venir a nuestro país a ejercer la prostitución.

    Una vez aceptada la oferta, las mujeres eran obligadas a llevar a cabo una cirugía de aumento de senos y se les facilitaba el billete de avión y todo lo necesario para el cruce de fronteras. Todo ello se realiza con la colaboración de dos familiares, residentes en el país de origen, quienes se encargaban de trasladarles al cirujano y hacerles entrega de los pasajes de avión, además de darles las instrucciones precisas sobre lo que deben manifestar al llegar al espacio Schengen para no tener problemas en el cruce de fronteras.

    Una vez en España, eran recogidas por miembros de la organización y obligadas a ejercer la prostitución en diversos lugares de la geografía española y en Alemania, comunicándoles entonces que han adquirido una deuda desorbitada con ellos -entre diez mil y doce mil euros-, siendo constantemente amenazadas por ella y por su pareja, un ciudadano alemán, con realizarles algún daño a ellas o a sus familias si no satisfacían esas cantidades. Además, a fin de conseguir de las víctimas una mayor rentabilidad cada cierto tiempo les obliga a ejercer en lugares diferentes como Barcelona, Oviedo, Zaragoza o Alemania, imponiéndose además el sistema de multas a fin de que la deuda aumente paulatinamente.

    Entre los lugares en los que eran obligadas a ejercer la prostitución se encontraba un club de la localidad de Caspe. Para llegar al local, las víctimas eran recogidas en Barcelona y trasladadas en vehículo hasta el lugar. La organización contaba con dos personas que ejercían como lugartenientes y tenían bajo su control el club de prostitución, así como otros negocios mediante los cuales se blanquea el dinero procedente de la explotación sexual y en los que trabajan otros miembros de la organización investigada, tales como una pizzería y un gimnasio, donde también se trafica con sustancias anabolizantes prohibidas.

    Fruto de la investigación, se llevaron a cabo un total de 10 registros, 9 de ellos en el término municipal de Caspe y uno en Barcelona, en domicilios de los sospechosos y locales que también eran regentados por los componentes de la organización, tales como un club de alterne, un gimnasio y una pizzería, ubicados estos últimos en la ciudad de Caspe.

    En dichos registros fueron intervenidas, armas largas, un arma corta con su munición, multitud de anabolizantes, cocaína y utensilios para su adulteración, más de 25.000 euros en efectivo, equipos informáticos y documentación relevante para la investigación, que están siendo analizadas por los especialistas de ambos cuerpos policiales.

    La forma de captar a las víctimas en la rama asentada en Caspe era la conocida como “LoverBoy”, consistente en que un hombre de la organización asentado en el país de origen de las futuras víctimas, se encargaría de “engatusar” a las mujeres hasta conseguir que fueran sus parejas sentimentales y convencerlas posteriormente para que viajasen a España prometiéndoles un puesto de trabajo en hostelería.

    Una vez convencidas, esta persona les facilitaba todo lo necesario para llevar a cabo el viaje a nuestro país, donde les estarían esperando otros miembros de la red para trasladarlas hasta un domicilio donde se les comunicaba la deuda contraída y la actividad que debían desarrollar para saldarla, siendo amenazadas con daños personales si no lo hacían. Pasado un tiempo el encargado de captar a las mujeres regresaba a España con el cometido de controlar la actividad que realizaban e incluso llegando a agredir físicamente a alguna de ellas, cuyas agresiones podrían haberse camuflado como episodios de violencia de género al comunicar que la agresión había sido efectuada por su pareja sentimental.

    En otro escalón se encontrarían los encargados de gestionar el dinero obtenido en otros locales de la organización para blanquear el dinero obtenido tanto en la prostitución como en el tráfico de drogas y anabolizantes, cuya venta se realizaba en los propios locales.

  • Recursos tecnológicos para que los caspolinos puedan seguir las clases online

    El Ayuntamiento de Caspe indica que para que los alumnos pudiesen seguir las clases a distancia cuando estuvieron confinados y para que las puedan seguir actualmente si deben guardar cuarentena, ha tomado varias medidas para proveerles de recursos si los necesitan.

    A quienes no contaban con medios telemáticos para seguir las clases se les facilitó el material escolar impreso y se dispuso un servicio gratuito de impresión de trabajos en la biblioteca a través del correo electrónico y recibiéndolo en los domicilios gracias a la colaboración desinteresada de Correos de Caspe.

    Además, destinó dinero para comprar tabletas para alumnos que las necesitaban.

    Ahora el consistorio ha contado con la colaboración de una entidad bancaria que aportará 5.000 euros para mejorar recursos tecnológicos en los centros escolares públicos del municipio. “Un paso más para garantizar la viabilidad del trabajo y del seguimiento de clases online, tanto en el día a día como en los confinamientos puntuales de las aulas con motivo de la aparición de casos de coronavirus”.

  • El SEPRONA de Caspe investiga al propietario de un perro por maltrato animal

    El SEPRONA de la Guardia Civil de Caspe ha investigado al propietario de un perro por presunto delito de maltrato animal, tras ser localizado en la calle “en un estado deplorable, con heridas infectadas y falta de nutrición”.

    Según ha informado la Guardia Civil, “el día 29 de octubre se interpuso una denuncia ante el SEPRONA de Caspe por parte de una persona que comunicaba que en diciembre del pasado año realizó un contrato de adopción de un can que era de su propiedad a un vecino de Zaragoza, el cual tal se iba a hacer cargo de este perro de raza Dogo de Burdeos. Igualmente informaba en su denuncia que la tarde del pasado 28 de octubre recibió un mensaje en su teléfono móvil de una asociación de animales informándole que habían
    localizado a su mascota. Tras ver dicho mensaje el denunciante llamó a la asociación y le comentaron que su can había sido localizado por un vecino de Utebo y presentaba una herida abierta en una de sus patas, su apsecto era descuidado y tenía unos bultos en el cuerpo. A pesar de que dicho perro ya no era de su propiedad, este señor se trasladó a la asociación y se hizo cargo del mismo, llevándolo a un veterinario para hacerle una exploración y tratarle de las heridas que presentaba, confirmándose que el animal presentaba heridas ulceradas e infectadas que comprometían la viabilidad de una de sus patas e incluso su vida por la infección existente.

    Además se observaban gran número de nódulos repartidos por todo el cuerpo que precisaron la extirpación de dos de ellos mediante sedación y fueron enviados a laboratorio para su análisis. A todo ello se sumaba la falta de nutrición del perro y un aspecto general deplorable”.

    Con toda la información aportada por el denunciante, el SEPRONA inició una investigación en la que se pudo determinar que la persona que había adoptado el animal no cambió la titularidad del microchip que presentaba el perro. Tras ponerse en contacto con la familia adoptiva ésta comunicó
    que el can había desaparecido de casa hacía unos 15 días pero, a pesar de ello, no lo comunicaron a ningún organismo ni presentaron denuncia por dichos hechos, despreocupándose de la situación en la que pudiera hallarse su perro.

    Tras tomar declaración al propietario actual del perro, el SEPRONA procedió a investigar, el sábado 14 de noviembre, a este vecino de Zaragoza por un presunto delito de maltrato animal.

    A pesar de la asistencia veterinaria y tratamientos realizados, este Dogo de Burdeos tuvo que ser sacrificado debido a la patología y heridas que presentaba.

  • Preseleccionados dos proyectos bajoaragoneses para los premios “María Moliner”

    Los proyectos de las bibliotecas públicas de Caspe y de Valderrobres han sido propuestos para ser premiados en la campaña de animación a la lectura María Moliner, desarrollada por el Ministerio de Cultura.

    En total se han preseleccionado 27 proyectos de bibliotecas rurales de Aragón y 310 a nivel nacional.

    Las bibliotecas bajoaragonesas optan a un premio de 2.000 euros. El proyecto de la de Caspe se titula “2020 Compromiso intercultural” y el de la de Valderrobres “Tu biblioteca sigue ahí”.

    Desde la Subdelegación del Gobierno en Aragón indican que “el proceso de selección se ha llevado a cabo en función de criterios como la claridad e interés del proyecto para la animación lectora, la buena planificación y viabilidad.

    Además, valora la originalidad e innovación y las actividades de integración social que contenga la propuesta y con una especial atención a los municipios de menos de 5.000 habitantes”.

  • Regresa el mercadillo ambulante a Caspe

    El mercadillo que se instalaba en Caspe el primer y tercer sábado de cada mes retomara su actividad el próximo sábado, después de que fuese suspendido el pasado mes de marzo cuando se declaró el estado de alarma con la pandemia.

    Desde el consistorio indican que este mes de noviembre, “de manera excepcional”, se realizará los sábados 14 y 21, “recuperando los meses siguientes sus fechas habituales” si así lo permite la evolución de la crisis sanitaria.

    Y debido a las medidas por esta crisis, el mercadillo cambiará de ubicación para adaptarse “a las actuales restricciones”, trasladándose al nuevo parking municipal de la avenida Joaquín Costa.

    Desde el Ayuntamiento explican que “este fin de semana los vendedores ambulantes volverán a instalar, de manera alterna, el 50% de los puestos para contar con la adecuada separación entre ellos. De esta manera, se favorece la creación de una vía de tránsito que marcará el flujo de personas entre los puestos y en la que se pueda garantizar el cumplimiento de la distancia interpersonal entre los usuarios.

    La nueva zona del mercadillo dispondrá de una puerta de acceso y otra de salida, ambas por la avenida Joaquín Costa. Las limitaciones de aforo y puestos van encaminados a evitar posibles aglomeraciones y a favorecer que el tránsito entre los puestos sea más fluido, debiendo respetar en todo momento la dirección fijada para el recorrido de la zona. El horario de actividad del mercadillo será de 8:30 a 14 horas.

    Durante la permanencia en el mismo, se apela a la responsabilidad personal de los usuarios para respetar la distancia interpersonal de 1,5 metros, evitando las aglomeraciones en los
    puestos y como en todos los espacios públicos, se debe hacer uso de la mascarilla en todo momento.

    Por ese motivo, se avisa a los usuarios del Parking Municipal que la zona tiene que estar libre de vehículos, todos los sábados que se celebre la actividad del mercadillo quincenal, desde las 6 de la mañana hasta las 17 horas de la tarde”.

  • Investigado un vecino de Caspe por un incendio forestal

    El SEPRONA de la Guardia Civil de Caspe ha procedido a investigar en la mañana de este lunes a un vecino de Caspe tras un incendio forestal producido en el paraje de Las Fajuelas, en este municipio, el pasado 25 de octubre.

    Cuando la Guarida Civil acudió a ese incendio, donde ya se trabajaba en la extinción, observaron que el fuego había afectado a una hectárea de superficie arbolada, varios pinos, matorral bajo y cultivo vario y que, a pocos metros se encontraba una casa de campo en la que había varias personas.

    Los agentes acudieron rápidamente a la casa y comunicaron a las cuatro personas, dos de ellas menores, que debían abandonar el lugar ante el peligro existente en la zona, siendo desalojados también varios perros y gatos de la finca.

    Una vez extinguido el incendio, que se produjo en una zona de Lugar de Interés Comunitario, por su hábitat y especies, El SEPRONA, tras las investigaciones pertinentes, determinó que era responsabilidad de un vecino de Caspe.

    Según la Guardia Civil, “esta persona realizó una poda de árboles la tarde anterior y había quemado los restos vegetales resultantes de dicha actividad sin contar con autorización o comunicación preceptiva, existiendo además ese día nivel Rojo por peligros de incendios forestales en Aragón.

    La quema no quedó bien apagada la tarde anterior y a consecuencia de ello, el fuego se reactivó el día 25 de octubre por el fuerte viento que había en la zona, afectando finalmente a una hectárea de terreno”.

    El vecino está siendo investigado por un delito de incendio forestal.

  • El Ayuntamiento de Caspe bajará el IBI y la tasa de vados

    El Ayuntamiento de Caspe modificará varias ordenanzas fiscales para el 2021. Estas contemplan la rebaja del Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI) tanto de urbana como de rústica, que pasa de un tipo de gravamen aplicable del 0,62% al 0,60% y del que se elimina la rogatoria anual de la bonificación exigida a las familias numerosas y que, una vez concedida, se mantendrá mientras cumplan este requisito.

    También se rebaja entorno a un 10% la tasa de ocupación de vía pública correspondiente a los vados municipales.

    A la tasa de suministro de agua potable se le aplicará el incremento solicitado por FCC Aqualia S.A., para adecuarla al compromiso recogido en el contrato por la prestación del servicio y que supone un incremento del 0,3%, correspondiente a la variación del IPC del último año.

    Desde el consistorio explican que “el resto son modificaciones puntuales que afectan a la tasa de
    veladores, que se adecúa al uso real de cada establecimiento, fraccionando el pago mensualmente; a la prestación del servicio de turismo, cuya tasa se abonara en función de la duración de la ruta, adaptándolas en cada caso al interés de los visitantes; a la modificación de módulos para la determinación del cálculo del presupuesto para el pago del ICIO; o la inclusión de los supermercados en el grupo denominado Gran Industria para la aplicación del cobro de la tasa de
    recogida de basuras ajustada a su actividad real”.

  • Comienzan obras de restauración en la Colegiata y el Castillo de Caspe

    Han comenzado las obras de restauración y consolidación del Jardín Norte de la Colegiata Santa María la Mayor y del Patio de Armas del castillo del Compromiso de Caspe.

    Desde el Ayuntamiento indican que el jardín presentaba “grandes deficiencias tales como la ausencia de pavimento en toda su superficie, deterioro de la lámina antivegetación existente bajo la superficie y falta de conectividad con el acceso posterior al Patio de Armas, así como la ausencia de elementos mínimos de protección e iluminación”.

    Dada la conexión de ambos espacios, explican desde el consistorio, también han comenzado las obras de restauración y consolidación del Patio de Armas, que “presentaba desprendimientos en sus muros, ausencia de pavimento y acumulaciones de agua procedentes de las cubiertas colindantes que afectaban al ábside de la Colegiata”.

    Indican que “el mal estado de ambos recintos, además de perjudicar de manera efectiva a la Colegiata, impedía su uso, por lo que la intervención tiene por objeto, crear un entorno acorde con la importancia de ambos edificios y además, acondicionar un nuevo espacio en el Patio de Armas del Castillo del Compromiso que se pueda dedicar, preferentemente, a usos socioculturales”.

    Los trabajos tienen un presupuesto de 41.429,80 euros y 106.329,11 euros respectivamente y “buscan dignificar los espacios que lo rodean, creando a su vez, un nuevo escenario para conciertos y actividades que de nueva vida a este entorno monumental”.

  • Incautan más de un centenar de plantas de marihuana en Escatrón y Caspe

    La Guardia Civil ha incautado más de un centenar de plantas de marihuana en Escatrón y Caspe. En esta última localidad ha sido detenido un joven y en Escatrón otros dos han sido investigados como presuntos autores de un delito contra la salud pública por cultivo y elaboración de drogas.

    La investigación, a cargo del Equipo ROCA de la Guardia Civil de Caspe, comenzó a finales de septiembre, cuando gracias a la colaboración ciudadana los agentes supieron de la existencia de dos plantaciones de marihuana en ambos municipios.

    El 27 de septiembre los agentes se personaron en un inmueble de Escatrón del que se desprendía un fuerte olor a marihuana y que no tenía contador de la luz y entrevistaron a los moradores, que les dijeron que la plantación se encontraba en la planta superior de la vivienda.

    Allí había 9 plantas de unos dos metros de altura y un peso total de 9,160 kilos.

    Se llamó a un técnico de la empresa de electricidad, quien comprobó que la vivienda no tenía contrato de luz desde hacía varios años, existiendo defraudación de fluido eléctrico.

    En Caspe la plantación se encontraba en una finca. El 29 de septiembre, la persona que la regentaba reconoció a los agentes que tenía plantas de marihuana y que era él quien las cultivaba y cuidaba. Hallaron en la parte superior de una caseta de campo 63 de estas plantas en proceso de secado, con un peso total de 29 kilos, un recipiente con cogollos, un bote de cristal con más cogollos y una caja de cartón con más cogollos y ramas sin limpiar. Todos ellos pesaban un total de 1,080 kg.

    En la parte trasera del campo se incautaron otras 38 plantas, todas ellas con sumidades floridas y un peso total de 61 kilos.

    Por estos hechos fue detenido un varón de 22 años.

  • Cierran por COVID cinco aulas de cuatro centros educativos bajoaragoneses

    Salud Pública decidió el cierre de cinco aulas de cuatro centros educativos bajoaragoneses por haberse detectado casos de coronavirus entre el pasado lunes al mediodía y el jueves. El Gobierno de Aragón no indica cuántos casos se han detectado en estos centros.

    Se trata de un aula de Infantil del Colegio Santa Ana de Caspe, un aula de Secundaria del Instituto Bajo Aragón de Alcañiz, un aula de Primaria y otra de Infantil del colegio Emilio Díaz de Alcañiz y un aula de Primaria del colegio Juan Ramón Alegre de Andorra.

    Desde el Gobierno de Aragón indican que “cuando se cierra un aula, el o los casos positivos no podrán volver al centro educativo hasta el alta epidemiológica indicada por su profesional sanitario de referencia, justificada mediante la presentación de la declaración responsable de los padres. Por su parte, el resto del alumnado del mismo grupo deberá guardar la cuarentena desde el último contacto con el positivo”.

  • Cierra por coronavirus otra aula escolar de Caspe

    Salud Pública ha decidido cerrar este martes otra aula de un centro educativo de Caspe al detectarse coronavirus (no indica cuántos contagios), una clase de educación Secundaria del colegio Santa Ana.

    Este lunes ya se ordenó el cierre de otra aula de este municipio, una de Primaria del colegio Alejo Lorén, además de dos clases de Primaria del colegio Emilio Díaz de Alcañiz y de otra aula de Primaria del CRA Bajo Martín de Samper de Calanda.

    Desde el Gobierno de Aragón indican que “en cumplimiento del protocolo sanitario establecido entre los Departamentos de Educación y de Sanidad del Gobierno de Aragón, un positivo en una clase determina su cierre de forma general, aunque Salud Pública estudia minuciosamente los contactos estrechos para valorar cada caso y existen centros donde la aparición de un positivo no ha supuesto la clausura de ninguna unidad. En el caso del cierre de un aula, el o los casos positivos no podrán volver al centro educativo hasta el alta epidemiológica indicada por su profesional sanitario de referencia, justificada mediante la presentación de la declaración responsable de los padres. Por su parte, el resto del alumnado del mismo grupo deberá guardar la cuarentena durante 14 días desde el último contacto con el positivo. La puesta en marcha de grupos burbuja en los centros permite que ante un caso de coronavirus se pueda proceder a cerrar solo un aula y evitar la propagación del contagio”.

  • Cierran aulas de Alcañiz, Caspe y Samper por coronavirus

    Salud Pública ha decidido el cierre este lunes de otras cuatro aulas de colegios del Bajo Aragón por detectarse casos de coronavirus, aunque desde el Gobierno de Aragón no indican cuántos.

    Se trata de un aula de Primaria del colegio Alejo Lorén de Caspe, de dos clases de Primaria del colegio Emilio Díaz de Alcañiz y de otra aula de Primaria del CRA Bajo Martín de Samper de Calanda.

    Desde el Gobierno de Aragón indican que “en cumplimiento del protocolo sanitario establecido entre los Departamentos de Educación y de Sanidad del Gobierno de Aragón, un positivo en una clase determina su cierre. El o los casos positivos no podrán volver al centro educativo hasta el alta epidemiológica indicada por su profesional sanitario de referencia, justificada mediante la presentación de la declaración responsable de los padres. Por su parte, el resto del alumnado del mismo grupo deberá guardar la cuarentena durante 14 días. La puesta en marcha de grupos burbuja en los centros permite que ante un caso de coronavirus se pueda proceder a cerrar solo un aula y evitar la propagación del contagio”.

  • Alumnos de Caspe inauguran su formación en el sector porcino

    Este jueves se presentó e proyecto de Formación Profesional Dual especializada en el sector porcino, que forma parte del ciclo formativo de Grado Medio en Producción Agropecuaria, impartido en el Instituto Mar de Aragón de Caspe.

    Además de la formación incluida en el ciclo formativo se ha previsto una formación complementaria de 150 horas especializada en el sector porcino, que será impartida por la Fundación Kerbest.

    Un total de 27 empresas de las tres provincias se ponen a disposición de los estudiantes para trabajar y formarse, ya que el sector demanda este tipo de empleos desde hace tiempo y la creación de este grado beneficiará a todo el mundo rural, indican desde el Gobierno de Aragón.

    Por otra parte, los purines que genera este sector son un problema en muchas poblaciones, también bajoragonesas. Al respecto, el presidente de Aragón, Javier Lambán, dijo que el problema de la gestión de purines “ya se está muy cerca de resolver”.

  • Dinero para la detección de dificultades en niños de Caspe

    El Ayuntamiento de Caspe ha concedido una subvención de 7.590 euros al Centro de Desarrollo Infantil y Atención Temprana del municipio, una entidad independiente y sin ánimo de lucro.

    El dinero se destinará a la creación de un grupo de estimulación y desarrollo dirigido a la detección de niños en riesgo y prevención de posibles dificultades en su desarrollo.

    El proyecto es para niños nacidos en el 2017 y que se encuentran en el último curso de la Escuela Infantil Municipal de Caspe.

  • Realizarán pruebas de COVID en las aguas residuales de Alcañiz y Caspe

    En Aragón se va a poner en marcha un sistema de alerta temprana para la detección del coronavirus en las aguas residuales para que sirva “de método de vigilancia epidemiológica en todo el territorio y permita la rápida adopción de políticas pública contra los rebrotes”, indicó el Gobierno de Aragón. Las depuradoras de Alcañiz y Caspe formarán parte de este estudio.

    Los encargados de realizarlo serán el Centro de Investigación y Tecnología Agroalimentaria de Aragón (CITA), el Instituto Aragonés del Agua (IAA) y la Dirección General de Salud Pública.

    Se basa en la realización de análisis PCR en muestreos de 12 depuradoras de la Comunidad Autónoma en busca de material genético que advierta de la presencia del coronavirus.

    Dos de las depuradoras en las que se realizarán muestreos serán las de Alcañiz y Caspe, seleccionadas atendiendo a su situación demográfica y distribución poblacional. Las escogidas son las de municipios con más de 10.000 habitantes y también la de Caspe “por su situación epidemiológica actual”.

    Desde el Gobierno de Aragón indican que “diferentes publicaciones científicas han demostrado que el virus se excreta en heces de personas tanto diagnosticadas como asintomáticas, por lo que la detección del ARN del virus en aguas residuales podría ser una herramienta crucial para alertar de la circulación del coronavirus, así como de su incidencia en una comunidad”.

    Se va a realizar una toma de muestras semanal de las aguas residuales todavía sin depurar a lo largo de doce semanas en cada una de las depuradoras mencionadas. La toma de muestras se coge de forma automática cada 15 minutos de 8.00 a 12.00 horas, que es cuando más carga viral se sabe que existe. Se mezclarán todas las muestras, conformando una única, de modo que se limite la aleatoriedad.

    Los análisis se llevarán a cabo en los laboratorios de bioseguridad de nivel 3 y biología molecular animal del CITA y bajo la supervisión como responsables técnicos de dos investigadores del CITA y de la Fundación ARAID. Los resultados se comunicarán a Salud Pública en un plazo máximo de 72 horas.

    Se trata de una prueba piloto que podrá prorrogarse en el tiempo y abarcar nuevas depuradoras en función de cómo evolucione la situación epidemiológica en el territorio y de cómo se constate su utilidad.

    Le corresponde a Sanidad el tratamiento, interpretación y difusión de los datos obtenidos.

  • El Bajo Aragón – Caspe entra en “nueva normalidad”

    El Gobierno de Aragón ha informado que este viernes va a emitir una orden por la que “todo el territorio de la comunidad se integra en la nueva normalidad”, como es el caso del Bajo Aragón – Caspe, que estaba en fase 2 por los brotes de coronavirus.

    La decisión se ha tomado por “el descenso de la incidencia de COVID-19 así como el fin del periodo estival”, indicando las mismas fuentes que “en el conjunto de la comunidad aragonesa se ha pasado de una incidencia de 301,30 casos por 100.000 habitantes en la semana 31 a los 126 de la semana 35”.

    A partir de que se emita esta orden “quedará vigente para toda la comunidad los aforos del 75% en comercios, parques comerciales, zonas comunes de hoteles, equipamientos culturales e instalaciones para competiciones deportivas y hostelería en general. En cuanto a este último sector, se garantizará la distancia interpersonal mínima de 1,5 metros en el servicio de barra, así como una distancia mínima entre mesas o agrupaciones de mesas de 1,5 metros, con un máximo de 10 personas por mesa o agrupación de ellas. Las terrazas de los establecimientos de hostelería podrán tener un aforo del 100%.

    Permanecerán cerrados los locales de ocio nocturno como discotecas, salas de baile y bares de copas con y sin actuaciones musicales en directo.

    Asimismo, se permite la apertura de las áreas de juego y biosaludables, zonas deportivas o espacios de uso público al aire libre”.

  • Pequeña empresa de medicina se expande en el Bajo Aragón creando empleo

    En plena crisis de coronavirus, una pequeña empresa bajoaragonesa, el Centro Médico Loga Salud, acaba de abrir un nuevo centro en Caspe, que se suma al que ya tenía en Alcañiz, y tiene previsto abrir próximamente otros en Valderrobres y Andorra.

    Con esta nueva apertura, indica desde Loga Salud Teo Álvarez, se han creado 7 puestos de trabajo para atender servicios como la renovación del permiso de conducir y de armas, medicina general, psicología, logopedia, fisioterapia o nutrición.

    Está previsto aumentar la oferta de servicios, que ofrecen profesionales colegiados.

  • El Bajo Aragón acumula 43 muertes por coronavirus, según el Salud

    Según los datos publicados por el Gobierno de Aragón, desde el comienzo de la pandemia en el Bajo Aragón se han registrado 43 muertes por coronavirus.

    Por sectores sanitarios, en el de Alcañiz se han registrado 9 muertes, otras 9 en el de Caspe, 4 en el de Maella, 4 en el de Híjar, 2 en el de Andorra, 2 en el de Alcorisa, 1 en el de Mas de las Matas y 12 en el sector de Valderrobres.

  • Ciudadanos Caspe pide la regulación de los veladores surgidos con la pandemia

    El grupo político Ciudadanos en el Ayuntamiento de Caspe indica que ha pedido al equipo de gobierno que regule las “nuevas terrazas y veladores que antes no se instalaban” y que “han surgido” ahora “para que estos negocios puedan tener más espacio y cumplir con todos los requisitos sanitarios”.

    Es necesario “regular esta nueva situación y su carácter temporal”, dijo el portavoz del grupo, Cristian Poblador.

    “Hace dos plenos pedimos que se regulara la presencia de estas terrazas de los bares que han aparecido sin que conste solicitud en el consistorio”, indicó Poblador, cuyo grupo “apoya las medidas de ayuda a los comerciantes y hosteleros, como dotarles de estos nuevos espacios para cumplir con las medidas sanitarias”, pero considera que “es necesario que haya una regulación” de la que se puede disponer de forma ágil, ya que no sería necesario modificar la ordenanza municipal reguladora, sino que “se podría hacer mediante decreto de Alcaldía” para conocer con claridad qué se autoriza y las medidas que deben adoptar los hosteleros ante el carácter provisional de estas terrazas porque, opina, “no se puede ir a salto de mata y ofrecer solo indicaciones verbales” en esta situación excepcional que ha causado la pandemia.

    Por otra parte, Poblador se refirió en el último pleno a “las barreras rellenables de agua que se han colocado para separar las terrazas de la calzada como medida de seguridad”, recordando que su grupo solicitó hace dos meses que se instalara algún tipo de barrera para proteger las terrazas y separarlas del tráfico, pero los elementos que se han colocado “se deslizan alegremente apoyando el pie”, por lo que un vehículo que colisionara contra ellas, indicó, “se llevaría la terraza entera”.

    Ciudadanos propuso colocar unas barreras de hormigón.

  • Dinero para comercios locales, estudiantes y viviendas de Caspe

    En el pleno municipal de Caspe de este miércoles se aprobó destinar dinero a “reactivar la actividad empresarial y comercial” y a “ayudar a las familias con hijos en edad escolar o para los que realicen estudios fuera de la localidad”.

    Se destinarán 230.000 euros a subvencionar a las pequeñas empresas y autónomos que hayan visto reducida su facturación a causa de la pandemia del coronavirus. Otra partida, de 15.000 euros, se empleará en la creación de bonos de descuento para los consumidores para “servir de estímulo a las compras” en comercios locales, generando, previsiblemente una actividad econmómica que podría superar los 75.000 euros, indican desde el consistorio.

    A becas de comedor y libros y material escolar para el curso que viene se destinarán 20.000 y 15.000 euros respectivamente.

    Como novedad, se aprobó la convocatoria y las bases para la concesión de becas de movilidad para estudiantes para el curso que viene, dotada con 10.000 euros. Podrán beneficiarse jóvenes empadronados en Caspe que quieran estudiar fuera al no disponer en su entorno de residencia ese tipo de estudios.

    Por otra parte, se concederán subvenciones, con una partida de 40.000 y 15.000 euros, para rehabilitación de fachadas y conservación y mantenimiento exterior de edificaciones rurales tradicionales y para la rehabilitación y reforma de viviendas destinadas a facilitar su utilización por personas discapacitadas y/o con movilidad reducida para el ejercicio 2020, respectivamente.

Página 1 de 10