• Ponen transporte para temporeros que mantengan su residencia habitual durante la campaña

    El Gobierno de Aragón ha puesto en marcha un servicio de transporte de carácter extraordinario durante el estado de alarma para trabajadores contratados para la recolección o el aclareo de frutas y hortalizas que residan en municipios de más de 5.000 habitantes situados a más de 50 kilómetros de distancia de la explotación frutícola donde vayan a trabajar y que mantengan durante el periodo de contratación su residencia en su domicilio habitual.

    Los trabajadores en este sector son muy demandados en el Bajo Aragón, donde comienza ahora la campaña de recogida de cereza y aclareo de melocotón y que se prolongará seis meses con la recolección de otro tipo de frutas. Se requieren miles de trabajadores y, según ha tenido conocimiento Bajo Aragón Digital, los está habiendo que buscan alojamiento para la campaña en esta zona.

    Según el Gobierno de Aragón, “la intención es incentivar la incorporación a la recolección de los trabajadores aragoneses o residentes en la Comunidad que viven en los núcleos grandes por ser donde mayor población se concentra y al mismo tiempo, evitar que tengan que ser alojados en el entorno de la explotación con el fin de reducir los riesgos sanitarios. Las beneficiarias de este servicio son las Organizaciones de Productores de Frutas y Hortalizas, que deben de remitir a la Administración una declaración responsable, incluyendo a cuántas personas van a emplear y de qué punto a qué punto se van a desplazar”.

  • Se requieren miles de trabajadores en el Bajo Aragón para recoger fruta

    Dentro de unos diez días comienza la campaña de recogida de la fruta en el Bajo Aragón y Bajo Aragón Caspe, donde cada año son necesarios unos 4.500 trabajadores a lo largo de los seis meses que duran las tareas de recogida de cerezas, albaricoques, paraguayos o melocotón o de embolsado.

    Desde UAGA indican que alrededor de un 15% de los trabajadores son de la zona, pero el resto proceden de otros países, como Rumanía, Polonia y Marruecos, donde se encuentran actualmente y a los que el coronavirus ha cerrado las fronteras en esta ocasión.

    El pasado martes representantes de agricultores, trabajadores, implicados en contrataciones y representantes de la Subdelegación del Gobierno en Teruel se reunieron por videoconferencia para tratar de poner una solución a la falta de trabajadores para la campaña.

    Entre las propuestas, los afectados pidieron que se permita el traslado de los temporeros extranjeros al Bajo Aragón o que los temporeros que terminan ahora otras campañas en España, como la recogida de la fresa en Huelva, puedan trabajar en esta zona. Peticiones todavía sin respuesta, indicó David Andreu, de UAGA.

    Entendiendo lo complicado de la situación, Andreu consideró que eso sería lo ideal porque son “trabajadores de confianza” a los que no es necesario formar.

    Por otra parte, está por resolver cómo se realizarán los traslados de los temporeros hasta las fincas, para los que se requieren medidas de seguridad sanitarias.

    Por el momento, los propietarios de fincas comenzarán los trabajos con la ayuda de familiares y los pocos trabajadores de la zona habituales de otros años. Según Andreu, se permite el desplazamiento desde comarcas limítrofes.

    Esperan conseguir empleados a través del INAEM, a donde pueden dirigirse todos los interesados o también llamando a las oficinas de UAGA. En cuanto a las personas cuyas empresas tienen Expedientes de Regulación Temporal de Empleo, desde UAGA consideran que podrían paliar el principio de la campaña, pero no toda, ya que son trabajadores que están esperando a que sus empresas retomen la actividad y lo que los agricultores quieren es compromiso durante los 6 meses que dura.

  • Eva Sancho y Roberto Lahoz, alcaldes de Puigmoreno y Valmuel

    Eva Sancho y Roberto Lahoz tomaron posesión de sus cargos como alcaldes pedáneos de Puigmoreno y Valmuel, respectivamente, el pasado sábado.

    Fue la primera vez que estos actos tienen lugar en las propias pedanías y no en Alcañiz.

    Roberto Lahoz inicia su tercera legislatura como alcalde de la pedanía. El cargo es nuevo para Eva, que relevó a Joaquín Alquézar, quien fue alcalde de Puigmoreno durante cuatro legislaturas.

  • Elecciones en Valmuel y Puigmoreno

    El proceso electoral para elegir alcaldes pedáneos en Valmuel y Puigmoreno tendrá lugar el próximo 25 de enero de 10:00 h. a 13:00 h.

    Las mesas electorales se instalarán en el Hogar de la Juventud de Puigmoreno y en el Ayuntamiento de Valmuel.

    Además de los alcaldes pedáneos se elegirán a dos vocales, componiendo todos ellos las juntas vecinales de ambos barrios.

    Los elegibles deberán ser españoles mayores de edad residentes en Valmuel o Puigmoreno que no tengan incompatibilidades, como ser concejales o miembros de otras juntas vecinales.

    Podrán presentar candidaturas, con un máximo de cinco nombres cada una, los partidos políticos, coaliciones de los mismos y agrupaciones de los propios vecinos en forma de candidaturas independientes siempre que éstas sean presentadas como mínimo por el 5% de los electores de cada barrio. Las candidaturas se deben presentar en el registro del Ayuntamiento de Alcañiz.

  • El fuerte viento causa daños en el Bajo Aragón

    Las fuertes rachas de viento de este domingo, que sobrepasaron los cien kilómetros por hora en Andorra y Caspe, provocaron daños en varias poblaciones bajoaragonesas. Principalmente fueron caídas de árboles y ramas, aunque en Castellote, por ejemplo, se rompió la fuente de piedra de la rotonda de la plaza. La columna central, rematada por un conjunto de figuras que alzan un castillo, fue a parar al suelo. No hubo daños personales.

    En Alcañiz, un árbol cayó frente al hipermercado Lidl, en la carretera nacional 232. Los bomberos tuvieron que trocearlo y apartarlo.

    Igualmente trocearon y apartaron otro árbol, de pequeñas dimensiones en la avenida Bartolomé Esteban e intervinieron por este mismo motivo en Puigmoreno.

    También cayeron grandes ramas de los árboles que hay en el Cuartelillo, entre el Hogar del Jubilado y el parque infantil, y junto al acceso a la ribera entre el instituto y la plaza de toros.

    Por estos incidentes en los que actuaron los Bomberos del Parque de Alcañiz, desde la Diputación Provincial de Teruel indican que no hubo que lamentar daños personales.

    Uno de los campos de placas fotovoltáicas que se instalan en Escatrón resultó muy dañado por el fuerte viento, que llegó a doblar parte de la instalación. 

  • Alcañiz. Alertó de que un árbol caería sobre su casa, pero el Ayuntamiento no le hizo caso

    A principios de esta semana un gran pino cayó sobre una casa de Puigmoreno, rompiendo el tejado y dejando un agujero. Tuvieron que actuar los bomberos para retirarlo.

    En agosto del año pasado, la propietaria presentó una instancia en el Ayuntamiento de Alcañiz describiendo que un gran pino, que se estaba secando, amenazaba con caer sobre su vivienda. Según indica la mujer, como el consistorio no respondió a su petición, volvió a presentar otra instancia en octubre de ese mismo año.

    Tampoco se contestó. Así que en enero fue a hablar directamente con el alcalde, Juan Carlos Gracia Suso. "Me dijo a todo que sí, que la brigada iría a mirarlo y que al día siguiente me dirían algo".

    Pero pasaron diez días más y tampoco se le respondió. Así que la propietaria volvió a llamar al Ayuntamiento y habló con la teniente de alcalde, que según explica, le dijo que el pino no era del Ayuntamiento sino del arzobispado. No obstante, como explica la propietaria, el consistorio debería haber exigido al responsable que tomase medidas para velar por la seguridad ciudadana.

    Por su cuenta, la mujer se puso en contacto varias veces con el arzobispado. Este mes de mayo, indica, le llamaron desde el arzobispado y le dijeron que habían pedido permiso al Ayuntamiento para retirar el pino, pero que todavía no se lo habían dado.

    Finalmente, como la mujer previó, el pino se cayó sobre su casa a principios de esta semana cuando sopló fuerte el viento.

  • Los cereales de invierno en situación crítica en el Bajo Aragón

    A la Unión de Agricultores y Ganaderos de Aragón (UAGA-COAG) le preocupa "la delicada situación en la que se encuentran los cereales de invierno (cebada y trigo) y las leguminosas (guisante) ante la ausencia de lluvias.

    El Bajo Aragón es una de las zonas en las que esta situación "puede ser irreversible".

    Explican que "después de un otoño muy lluvioso y de realizar la siembra en unas condiciones óptimas (en algunas zonas incluso se sembró un poco tarde por culpa del exceso de lluvia), desde que empezó el año 2019 apenas se han registrado precipitaciones" y "precisamente ese exceso de lluvias anterior ha hecho posible que los cereales de invierno hayan sobrevivido hasta ahora".

    Pero "la falta deprecipitaciones unida a las altas temperaturas registradas, durante todo el mes de marzo, están provocado que en amplias zonas de Aragón se empiece a secar la cosecha. En este sentido, UAGA destaca que si no llueve esta semana la situación puede ser catastrófica".

    La organización agraria considera que la sequía es un hecho recurrente en algunas zonas de Aragón por lo que solicita al Gobierno autonómico que, además de mejorar el sistema de seguros agrarios, realice una nueva convocatoria de ayudas para la creación de regadíos.