• Cierra un secadero de referencia en el Bajo Aragón

    Ha sido uno de los secaderos de jamones de referencia en la provincia de Teruel y ahora Jamones Artemio va a echar el cierre, como lo están echando muchas pequeñas empresas en el Bajo Aragón.

    Negocios como este secadero de Ejulve no pueden competir con las empresas grandes, pese a su calidad conseguida por el trabajo artesanal y por estar en un medio natural ideal para el secado de sus productos.

    La tecnología para regular la temperatura y la humedad permite ahora secar jamones incluso en ciudades con un clima nada propicio para ello. No es lo mismo, no es artesano, no es un proceso natural, pero hay más producción a un menor coste.

    Esta empresa ha llegado a tener 24 empleados, puestos que se redujeron considerablemente con la jubilación de sus fundadores hace unos tres años y medio, cuando alquilaron el negocio.

    Casos como este evidencian la situación de despoblación unida al desempleo en un Bajo Aragón donde además de no instalarse empresas, las que hay se pierden.