• La Comarca del Bajo Aragón abre su programa deportivo para escolares y adultos

    La institución comarcal del Bajo Aragón presentó este jueves su programa de actividades deportivas que se desarrollarán en las diferentes poblaciones desde el próximo 7 de octubre hasta el 5 de junio del 2020. Las inscripciones podrán hacerse desde el 17 al 27 de septiembre a través de la web www.bajoaragon.es.

    El presidente de la institución, Luis Peralta, explicó que habrá actividades para escolares y adultos y que, al margen del programa, se organizan eventos deportivos puntuales, como juegos deportivos, salidas senderistas y cicloturistas o jornadas de promoción del deporte y la convivencia.

    Los escolares podrán participar en escuelas deportivas de fútbol sala, balonesto, bádminton y atletismo, en aeróbic o e actividades de iniciación a la práctica deportiva.

    Para adultos habrá pilates, aeróbic, preparación física o gimnasia de mantenimiento.

    El consejero de Deportes, Eduardo Orrios, anunció que se realizarán reuniones con representantes de las poblaciones bajoaragonesas sin servicios municipales para conocer sus inquietudes de cara a la elaboración del programa del curso que viene.

    Los grupos requeridos para el desarrollo de las actividades dependerán de los habitantes que tenga cada población para permitir que la actividad salga en poblaciones muy pequeñas. Por ejemplo, en municipios de menos de 250 habitantes, cada grupo podrá estar formado por 3 inscritos.

    El año pasado hubo 531 participantes en 43 grupos. El técnico de deportes indicó que las actividades más demandadas y con más usuarios suelen ser las de la tercera edad, como la gimnasia de mantenimiento.

  • "Florencia", del bajoaragonés José Ramón Molins, se presenta en Alcañiz

    José Ramón Molins Margelí, natural de La Codoñera, presentará este viernes en Alcañiz su libro "Florencia". El acto tendrá lugar a las 19:00 h. en la sede de la institución comarcal del Bajo Aragón.

    "Florencia" es una historia sobre el cambio que supone la Segunda República para las mujeres en un medio rural en el que vivían "sometidas al patriarcado" y "con un sistema político corrupto". Se cuenta a través de María, que enseña a su hija Florencia "el mensaje de la cultura para vivir en un mundo más justo y comprender los ideales de la Segunda República, basados en la igualdad, solidaridad, fraternidad y otros valores como el laicismo, feminismo o la justicia social, respaldados por un estado más justo e igualitario", según se describe en la reseña, que continúa así: "hasta la llegada de la Segunda República, se trató a las mujeres como menores de edad. Antes de 1932 solo la muerte podía disolver el matrimonio. Las mujeres con la venida de la Segunda República pudieron acceder al mundo laboral, consiguiendo muchos derechos como el sufragio femenino, la escolarización de las niñas, etc. Las mujeres se organizaron en muchas asociaciones, destacando la de base anarquista de Mujeres Libres. Florencia no desfalleció nunca en conseguir el sueño de la libertad que le enseñó su madre. Al mismo tiempo, tuvo que asumir su propia soledad marcada por la tragedia personal en aquel mundo rural callado y cerrado de la autarquía. Forjó y quiso transmitir a los suyos el verdadero amor en que ella creía y había sido educada. Los nuevos tiempos fueron transformando y abriendo lentamente aquella sociedad oculta".

  • Voces bajoaragonesas rescatadas para la historia musical de Aragón

    El cantautor de Alloza Javier Carbonell y el músico de La Codoñera Tomás Bosque, junto con Labordeta, Pilar Garzón, La Bullonera, Tierra Húmeda o Renaxer, actuaron el 13 de noviembre del 1973 en el Teatro Principal de Zaragoza, en un concierto que supuso el comienzo de la nueva canción popular aragonesa.

    El concierto íntegro ha sido recuperado técnicamente y recopilado ahora en un librodisco, que incluye las letras de las canciones y testimonios gráficos.

    Las cintas con las grabaciones, con magnetófono y pocos medios, aparecieron el año pasado en el armario de uno de los músicos. Se han limpiado y masterizado, dotándolas de calidad y se han donado al Gobierno de Aragón.

    Joaquín Carbonell recordó que la del concierto fue una noche en la que “sonaron las tres lenguas que se hablan en Aragón e historias de personajes pegados a la actualidad y a la tierra”. “Tocamos canciones de amor y de añoranza, con reivindicaciones largos años reclamadas. Fue un momento histórico que impulsó un movimiento popular único”. Gracias a su recuperación, dijo se puede "conocer cómo una serie de cantautores aragoneses comenzaban a mostrar un nuevo canto, un lenguaje actual que partía de la jota y se ampliaba hacia un folclore de nueva creación”.