Sucesos

Sucesos

Incendio en Valderrobres

Este sábado ardió media hectárea de superficie arbolada en Valderrobres, cerca del río. Todo apunta a que el origen está tras las blancas y volátiles semillas de chopo, altamente combustibles y tan abundantes en esta época.

El fuego, detectado sobre las cuatro y veinte de la tarde desde la torre de vigilancia de La Picosa, entre Beceite y Valderrobres, estaba muy cerca del casco urbano y de viviendas, pero no resultaron afectadas.

En su extinción, dirigida por dos Agentes para la Protección de la Naturaleza, participó la brigada helitransportada de Alcorisa, una autobomba de Valderrobres, la cuadrilla terrestre de Aguaviva y Bomberos del Parque de Alcañiz.

El Supremo confirma la prisión permanente revisable para Feher

La Sala de lo Penal ha confirmado la pena de prisión permanente revisable a Norbert Feher por el asesinato de José Luis Iranzo y de dos guardias civiles Víctor Romero y Víctor Jesús Caballero en Andorra en el 2017.

La Sala ha desestimado el recurso de casación interpuesto por el condenado contra la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Aragón, que a su vez confirmó la sentencia dictada por un Tribunal del Jurado de la Audiencia Provincial de Teruel por tres delitos de asesinato en concurso con dos delitos de atentado. Además de a la pena de prisión permanente revisable por uno de los asesinatos, le condenó a dos penas de 25 años de prisión por los otros dos crímenes y como autor de tres delitos de robo con intimidación a 5 años de prisión por cada uno de ellos. También le impuso el pago de una indemnización, en concepto de responsabilidad civil, de 3.031.740 euros a las familias de las tres víctimas.

El tribunal rechaza el único motivo del recurso en el que la defensa solicitaba la anulación de la condena por vulneración del derecho a un proceso debido por falta de motivación del acta de votación del veredicto del Tribunal del jurado. La Sala concluye que la motivación contenida en la citada acta es “suficiente para conocer el fundamento de la convicción expresada en la votación del objeto del veredicto”.

Señala que en esta casación “cobra especial relevancia el hecho de que el acusado admitiera los hechos sustanciales de la acusación y en su escrito de calificación, admite la causación de las muertes, calificándolas de homicidio, si bien en la primera de las muertes, admite la acción del acusado dirigida a causar la muerte, lo califica de homicidio, por lo que la necesidad de motivación ha de ir referida a la concurrencia de alevosía”.

Explica que “la autoría, la realización de un acto dirigido a causar la muerte, es un acto admitido por el acusado en su declaración y en la calificación por lo que la motivación no precisa identificar todas las fuentes de prueba en la medida en que el propio recurrente las admite en su declaración y en los escritos de calificación y a ellos se refiere en la motivación”.

En relación con el asesinato de Iranzo, la Sala rechaza que los hechos sean considerados como homicidio, tal y como alegaba el recurrente, ya que “el carácter sorpresivo de la conducta, desde la declaración en la instrucción de la causa y en el juicio oral, donde afirmó que disparó en cuanto le vio, por lo que la referencia a su declaración, debidamente practicada en condiciones de contradicción efectiva y con lectura del contenido de la declaración en el juzgado de instrucción, permite conocer el fundamento de la afirmación del presupuesto de la alevosía, el ataque sorpresivo, desde las propias declaraciones de acusado, que se reseñan en el acta del veredicto, y desde la asunción de la calificación del hecho por la defensa del acusado. Por otra parte las periciales practicadas incidieron en lo sorpresivo del ataque y a ellas se refiere la motivación”.

La sentencia, ponencia del magistrado Andrés Martínez Arrieta, recuerda que, respecto de las muertes de los dos guardias civiles, “el recurrente también admitió los hechos, si bien entendió que concurría la eximente de legítima defensa, actuando como causa justificadora de las muertes, lo que comporta que el punto debatido desde la defensa y acusación no es tanto la causación de la muerte, que es admitida, como la existencia de presupuestos que cualifican el homicidio o que lo justifican”.

Concluye que el Jurado motiva la convicción y lo expresa desde el siguiente argumento: “atacando de manera sorpresiva y por la espalda, disparando con ambas manos, acabando con toda la munición, no siendo esto necesario para darles muerte”, argumentación sucinta que evidencian una referencia a la autopsia, y a las periciales de balística, extremos que se contienen en el objeto del veredicto, como fundamento de la convicción, sobre la localización de las heridas causadas por las armas de fuego, la llevanza de las armas en ambas manos, el agotamiento de los disparos, las balas recibidas por los fallecidos y el aprovechamiento de la noche, (hecho 15)) cuando los agentes se encontraban de espaldas sin haber desenfundado sus armas y disparando a lugares que no estaban cubiertos por los chalecos antibalas que portaban, y rematarlos luego”.

Agrega que “como en el anterior asesinato, el acusado había reconocido la acción, y el extremo debatido es la justificación por la legítima defensa. El acusado admitió en su declaración la realización de su acción disparando las dos pistolas, diecisiete balas, a los dos agentes antes de que desenfundaran sus armas”.

Con respecto a los delitos de robo, la Sala indica que el Jurado lo afirma desde la intervención de los efectos, su desaparición, y las pruebas lofoscópicas y de ADN que se realizaron. En cuanto al delito de atentado, expone que “resulta de la lógica de los hechos, el acusado ya había cometido un asesinato y ve llegar tres vehículos a velocidad con hombres armados, lo que evidencia su pertenencia a Cuerpos de Seguridad y por ello estaba escondido detrás de un coche y actúa de manera sorpresiva. Además, lo reconoce en su propia declaración a la que el Jurado se refiere como fundamento de su convicción”.

Rescatada ciclista al caer por una ladera del camino de la vía de Alcañiz

Una ciclista resultó herida al caer este domingo por una ladera de unos 4 metros mientras recorría el camino de la antigua vía de tren de Val de Zafán. El accidente se produjo a unos 3 kilómetros del centro de Alcañiz.

Tuvo que ser rescatada por los Bomberos, tras recibir un primer aviso del accidente a través de la Policía Local.

Se desplazaron tres efectivos del parque de Alcañiz con material especializado para el rescate. Al llegar comprobaron que había caído por un cortado “con una altura notable”. Primero atendieron y estabilizaron a la ciclista y después desplegaron una instalación con cuerdas y polipasto para el rescate.

Fue atendida por sanitarios del 061.

Información y fotografía: Bomberos de la DPT.

¡A cascala! VÍDEO

A las once y media en punto de este viernes, 13 de mayo del 2022, se han demolido las tres torres de refrigeración de la Central Térmica de Andorra.

Su construcción comenzó la tarde del 21 de junio de 1976.

Se han usado 270 kilos de explosivos para tirar sus 37.000 toneladas y sus 107 metros de altura, el equivalente a un edificio de 35 pisos.

La demolición ha tenido mucha expectación desde diferentes puntos del Bajo Aragón. En Alcañiz se ha seguido desde el castillo, donde alguien ha dicho que por la mañana, temprano, había justo una nube delante de las torres y ha pensado “igual se nos fastidia”.

Desmantelado punto de venta drogas en Caspe, con tres detenidos

La Guardia Civil ha desmantelado un punto de ventas al menudeo de estupefacientes en Caspe y ha detenido a tres personas por delitos contra la salud pública por tráfico de droga y pertenencia a grupo criminal.

En los dos registros realizados, han hallado diferentes cantidades de metanfetamína, hachís, cocaína y marihuana.

La investigación comenzó al conocer la posible existencia de una vivienda en Caspe cuyos moradores podrían estar dedicándose a la venta de este tipo de sustancias. En la operación, en la que colaboraron agentes de la Policía Local de Caspe, se pudo determinar la identidad de los presuntos autores de la venta de drogas, tratándose de 3 personas que vivían en dos pisos diferentes del mismo bloque de viviendas y de manera ilegal, puesto que no eran de su propiedad.

Al mismo tiempo se verificó cómo al citado inmueble accedían multitud de personas, conocidas varias de ellas por los agentes, ya que habían sido denunciados por tenencia y consumo de drogas en la vía pública.

Una vez obtenidos los indicios que evidenciaban la existencia de un punto de venta de estupefacientes en dicho lugar, la Guardia Civil procedió a realizar dos registros en las viviendas de los sospechosos la noche del 5 de mayo.

En ambos inmuebles se hallaron 44 dosis de cocaína dispuestas para su venta, 11 gramos de cocaína, 76 gramos de hachís, más de 100 gramos de marihuana, 9 gramos de metanfentamína, una báscula de precisión y 5 teléfonos móviles.

En el momento del registro, además de los tres presuntos responsables de la venta de estupefacientes, se hallaba una cuarta persona que había accedido al inmueble para la compra de cocaína.

Por todo lo anterior se procedió a la detención de 3 varones, de edades
comprendidas entre los 32 y 59 años, nacionalidad marroquí, indica la Guardia Civil, y a los que les constan antecedentes policiales, como presuntos autores de un delito contra la salud pública por tráfico de drogas y otro de pertenencia a grupo criminal.

Quedaron a disposición judicial el pasado viernes 5 de mayo.

Durante la inspección de los inmuebles se observó que pudieran estar suministrándose de electricidad de manera ilícita, por lo que se puso en conocimiento de la empresa suministradora para que se verifique este extremo.

En la actuación han participado agentes del Equipo de Policía Judicial Roca
de Caspe, Equipo de Delincuencia Organizada y Antidroga de Guardia Civil Zaragoza, Unidad de Seguridad Ciudadana de Comandancia (USECIC), Grupo Cinológico con canes especialistas en búsqueda de drogas, contando con la colaboración de Policía Local de Caspe.

Arden el coche de una médica y una ambulancia en Andorra

El coche de una médico y una ambulancia ardieron frente al Centro de Salud de Andorra la pasada madrugada. Ambos vehículos quedaron calcinados. El aviso se recibió a las 2:25 h. y el servicio de los Bomberos del Parque de Alcañiz concluyó pasadas las 5 de la madrugada. También intervino la Guardia Civil y Protección Civil de Andorra.

Fuentes de la Guardia Civil indicaron a Bajo Aragón Digital que todo apunta a que la causa fue el incendio fortuito del coche que se propagó a la ambulancia, aunque continúan investigando los hechos.

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), a raíz de este suceso y recordando la reciente agresión a un médico en Maella, ha emitido un comunicado denunciando “la desprotección que sufren los trabajadores sanitarios en el medio rural”, reclamando “más medidas de vigilancia frente a las agresiones” y pidiendo al Salud “que investigue sobre lo ocurrido esta pasada madrugada en Andorra y que apoye a la médica que ha perdido su coche”.

Desde el CSIF indican que se trata del coche particular de una médica que tiene su plaza en el consultorio de Oliete y que estaba de guardia en el Centro de Salud de Andorra, en cuyo parking tenía el coche que ardió.

Veintisiete años de prisión, para El Rambo de Requena

La Audiencia Provincial de Teruel ha condenado a Pedro L. G., conocido como El Rambo de Requena, a 27 años de prisión, además de una larga serie de indemnizaciones económicas, como autor de dos delitos de tentativa de homicidio, uno de ellos con resultado de lesiones graves, un delito de tenencia ilícita de armas, un delito de robo con fuerza en casa habitada continuado, un delito de hurto de uso de vehículo continuado, un delito de conducción temeraria y un delito de coacciones.

El Rambo fue detenido el 8 de junio del 2020 en Andorra. Huía de la Comunidad Valenciana, buscado por varios delitos que habría cometido allí. Antes de llegar a Andorra, hirió de gravedad a un Guardia Civil en Muniesa y se ocultó en una vivienda del municipio turolense de El Castellar. El arma con la que fue herido el agente era una escopeta con los cañones recortados y llevaba munición alterada e ilegal: cartuchos de postas, que tienen una gran expansión dentro del cuerpo.
Hasta Muniesa y hasta Andorra llegó en dos vehículos sustraídos y se subió al vehículo en marcha de un vecino de Andorra, al que le pidió que le ayudase a salir del municipio bajoaragonés.

La relación de penas, en una sentencia que no es firme, contra la que cabe recurso, es la siguiente:

11 años de prisión, con inhabilitación especial para el ejercicio del derecho de sufragio pasivo durante el tiempo de la condena por el delito de homicidio en grado de tentativa con resultado lesiones graves.

9 años de prisión, con inhabilitación especial para el ejercicio del derecho de sufragio pasivo durante el tiempo de la condena, por el delito de homicidio en grado de tentativa, sin resultado lesiones.

9 meses de prisión, por el delito de tenencia ilícita de armas, con inhabilitación especial para el derecho de sufragio durante el tiempo de la condena.

4 años y 6 meses de prisión, con la accesoria de inhabilitación especial para el ejercicio del derecho de sufragio durante el tiempo de la condena, por el delito de robo con fuerza en casa habitada continuado.

12 meses de multa, con una cuota diaria de 6 euros, con responsabilidad personal subsidiaria en caso de impago (Art.53 CP), por el delito de hurto de uso continuado.

1 año de prisión, con la pena accesoria de inhabilitación especial para el ejercicio del derecho de sufragio pasivo por el tiempo que dure la condena, y privación del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotor durante 3 años, por el delito de conducción temeraria.

9 meses de prisión, con la pena accesoria de inhabilitación especial para el derecho del sufragio pasivo por el tiempo que dure la condena, por el delito de coacciones.

PEDRO L. G. deberá indemnizar a:
-Guardia Civil (Z14) en la cantidad de 235.233,96 euros, con los intereses legales del artículo 576 Lec.
-ADOLFO S. T. en la cantidad de 270.91 euros por los daños sufridos en el vehículo, con los intereses legales del artículo 576 Lec.
-FRANCISCO G. S. en la cantidad de 150 euros por los daños sufridos en su vivienda, con los intereses legales del artículo 576 Lec.
-RGA SEGUROS, en la cantidad de 950,85 euros por los daños y objetos sustraídos en la vivienda por ellos asegurada titularidad de José M. J., con los intereses legales del artículo 576 Lec.
-GUARDIA CIVIL DE MUNIESA en la cantidad de 615.33 euros por los daños sufridos en el vehículo oficial, con los intereses legales del artículo 576 Lec.

Y, a pagar las costas causadas en este procedimiento incluidas las de la acusación particular, sin comprender las de la acusación popular.

Así por esta nuestra sentencia, definitivamente juzgando y de la que se unirá certificación al rollo de Sala, lo pronunciamos mandamos y firmamos.

Esta resolución no es firme y contra ella podrán interponer las partes recurso de apelación en el plazo de diez días desde la notificación ante la Sala de lo Penal del Tribunal Superior de Justicia de Aragón.

Articulos Relacionados

Image