Sucesos

Sucesos

Alcañiz. Se desprende parte del tejado de la fábrica de chocolate

El temor que llevan trasladando desde hace tiempo al Ayuntamiento los vecinos que viven junto a la antigua fábrica de chocolate de Alcañiz, en ruinas, va en aumento.

Durante estos días de nieve, por la noche, se cayó parte del tejado del edificio. Los vecinos escucharon un gran estruendo y cuando se asomaron por la ventana comprobaron que parte del tejado se había hundido. Les asustó, pero no les sorprendió, pues llevan años temiéndose algo peor, que se produzca un derrumbe mayor y que eso afecte a su propiedad. Mientras tanto sufren filtraciones de agua por la pared que da a la antigua fábrica.

Por eso la familia que linda con el edificio lleva años avisando por escrito al Ayuntamiento de que debe tomar medidas para que se arregle. El alcalde, Ignacio Urquizu, admitió públicamente que el consistorio debe requerir a los propietarios que lo hagan y si no, actuar y luego pasarles factura.

Recientemente, tras varias instancias presentadas por la vecina y a raíz de una noticia sobre esta situación publicada por este medio de comunicación, desde el consistorio se pusieron en contacto con la familia y les dijeron que estaban en conversaciones con los propietarios.

Según ha podido saber Bajo Aragón Digital, pese a haber hablado con parte de los propietarios, al menos hasta principios de esta semana, el Ayuntamiento no les ha requerido ninguna medida para su arreglo.

Hace años, desde el consistorio se iba pidiendo a los dueños arreglos puntuales que daban problemas y ellos lo hacían. Pero han pasado unos dos años de la última de esas reclamaciones de reparaciones.

Continuaban solventando este jueves incidencias por el temporal

Los vecinos desalojados tras el desprendimiento de parte de la acera y de la rotura de una tubería en la carretera de El Corcho de Alcañiz pudieron regresar este jueves a sus viviendas.

Los Bomberos continuaron trabajando este jueves en incidentes causados por el temporal de nieve y lluvias en el Bajo Aragón.

Estuvieron achicando agua con un sistema de bombeo en el polígono La Laguna de Alcañiz, que el miércoles quedó anegado por las lluvias al colapsarse el escorredor del Mangón, próximo al complejo. Las empresas tuvieron que suspender su actividad ya el miércoles, ya que el material que contenían en sus instalaciones se vio afectado por el agua.

Además, los efectivos continuaron llevando agua a Lledó, un suministro que iniciaron el miércoles por una avería en la red de abastecimiento.

Igualmente atendieron avisos por colapso de tejados en naves del polígono de Andorra. Son muchos los tejados que se han hundido en naves, sobretodo ganaderas del diferentes puntos del Bajo Aragón y, en especial del Matarraña.

Este jueves los Bomberos y la Unidad Militar de Emergencias abrieron acceso a Seno, Cuevas de Cañart, Dos Torres de Mercader, Ladruñán, Castellote, La Algecira, Las Parras de Castellote, Jaganta y Parras de Martín.

Además de en carreteras, las máquinas quitanieves abrieron paso para permitir el acceso a masías y granjas.

Alcañiz. Se inundan las empresas del polígono La Laguna

El polígono de La Laguna, en la avenida de Zaragoza de Alcañiz, quedó anegado este miércoles, afectando a las empresas allí instaladas y al material que albergan, por lo que tuvieron que cesar su actividad.

El escorredor del Mangón, un canal próximo al polígono no evacuaba adecuadamente el agua debido a las precipitaciones. Este escorredor, propiedad de la Confederación Hidrográfica del Ebro, ha causado problemas desde hace años por su falta de limpieza.

Desde el Ayuntamiento achacaron el problema a que el canal está “embozado” y a “la ausencia de alcantarillado” en el polígono e indicaron que están “buscando vías de actuación” para limpiarlo, que “las soluciones en el corto plazo son muy complejas” y que el tema se ha tratado con la Confederación.

Explicaron desde la Diputación Provincial de Teruel que los Bomberos, en coordinación con un técnico municipal, dispusieron un operativo con ocho efectivos y bombas de achique para bajar el nivel del agua del polígono. Han estado trabajando durante toda la noche y siguen trabajando este jueves. Este medio día, el caudal había disminuido considerablemente, estando previsto continuar los trabajos en la zona, indicaron desde la Diputación Provincial. 

El vulnerable casco antiguo requiere atención durante todo el año

La situación de abandono que sufre el casco antiguo de Alcañiz, por falta de mantenimiento, suciedad, solares y calles en mal estado y coches aparcados en cualquier lugar impidiendo el tránsito, es más vulnerable que otras zonas a cualquier emergencia, tanto por complicar el acceso de los servicios pertinentes como por su inestabilidad.

Esta vulnerabilidad se ha hecho patente durante estos días de nieve y lluvias intensas, produciéndose un desprendimiento en la calle Alta de Luna.

Los vecinos piden atención no solo cuando ocurren sucesos como este, otros desprendimientos de casas o como el de los dos vehículos que ardieron en un solar. También les preocupa que ante una emergencia sanitaria resulte complicado que pase una ambulancia y, simplemente, quieren que la zona sea agradable de visitar. Sobre todo, piden que la zona se cuide durante todo el año.

A lo largo de los años se han hecho muchas promesas políticas para su arreglo, pero no cambia su aspecto abandonado.

El Corcho se “tratará” de abrir, de momento, “en una dirección”

Según indicó la alcaldía del Ayuntamiento de Alcañiz este miércoles, “el objetivo es restaurar el tráfico lo antes posible en la zona del Muro Santa María. Para ello, los técnicos de Fomento deben evaluar el alcance de la reparación”.

Esta zona, conocida como carretera de El Corcho, permanece cortada desde este martes, cuando se derrumbó parte del muro que da a la ribera y con él se fue abajo parte de la acera, además de romperse una tubería.

Varias familias fueron desalojadas tras el suceso y permanecían en la misma situación este miércoles, cuando se les permitió entrar en sus viviendas para recoger enseres acompañadas por los Bomberos.

Desde el consistorio indicaron que “todas las verificaciones que se han ido realizando dan muestras de normalidad y sin peligro” y añadieron que este miércoles el Ayuntamiento se reunió con los desalojados para informarles de la situación y responder dudas.

Desconocen cuándo podría abrirse El Corcho, indicando que “se tratará de restablecer el tráfico”, “aunque sea en una dirección. Conforme avancemos en el análisis de la reparación, sabremos si es posible que una parte del tráfico vuelva a fluir. Desde el Ayuntamiento hemos comunicado la necesidad de realizar una reparación integral de la carretera para evitar futuras desprendimientos como los que han sucedido”.

Alcañiz. Los Bomberos se lo curran en un día

Parte del muro que separa la carretera de El Corcho de la ribera de Alcañiz, junto a Aceites Gaibar, se desprendió este martes, llevándose un tramo de acera y a raíz de eso se rompió una tubería de agua.

Los Bomberos balizaron la zona y, tras evaluar la situación, ordenaron desalojar por prevención a diez familias de las viviendas de alrededor.

Después, los bomberos realizaron un muro de contención con sacos de arena para desviar toda el agua que salía, además de ordenar el corte del agua.

Todo esto ocurrió, entorno al medio día, junto a donde se produjo el derrumbe del cerro Pui Pinos que se llevó por delante varias viviendas en el 2017.

No fue hasta pasadas las seis de la tarde cuando se celebró una reunión de emergencia en el Ayuntamiento “para evaluar la situación y establecer posibles líneas de actuación ante las inclemencias meteorológicas”. Y, pese a que el desalojo de los vecinos de El Corcho lo habían ordenado los bomberos por la mañana, en un comunicado de alcaldía se indicaba que fruto de la reunión de la tarde se había decidido desalojarlos por precaución.

Y hasta cerca de la media noche los Bomberos del Parque de Alcañiz, a los que se sumaron voluntariamente efectivos que no estaban de servicio, estuvieron realizando tareas de poda y tala de pinos con riesgo de caer por el peso de la nieve en diferentes puntos de Alcañiz. Uno de estos puntos en el que trabajaron hasta muy tarde fue el cerro Pui Pinos, donde vecinos habían denunciado en varias ocasiones que si no actuaba el Ayuntamiento, ante la sequedad de muchos árboles, éstos podrían caerse. Y de hecho a finales del año pasado ya cayeron varios y sin nieve.

Debido a que se espera que crezca el río Guadalope a su paso por Alcañiz por las precipitaciones y el desembalse del pantano de Calanda, los Bomberos se encargaron de balizar la zona de la ribera en el casco urbano para prohibir el acceso de los vecinos.

Además de esas, ese mismo día, los Bomberos de Alcañiz actuaron en otras incidencias, tanto en esa localidad como en Calanda.

En Calanda comprobaron la estructura de una nave de cerdos cuyo tejado se había desprendido por el peso de la nieve, sin que resultase afectado ningún animal.

Dieron aviso a emergencias tras encontrar tres torres de luz que se habían cruzado en la carretera entre Calanda y Mas de las Matas, con el riesgo que suponía para la circulación.

Cortaron y retiraron un pino que se había caído sobre una vivienda habitada de Calanda, sin que se produmeran daños personales.

Atendieron a un conductor que se había quedado atascado con el camión que conducía, cargado de almidón, en el Polígono Las Horcas de Alcañiz y ayudaron a desatascarlo para que pudiera llegar hasta la fábrica.

También se lo curraron, desinteresadamente, los agricultores, que desde el primer día de la nevada, con sus propios tractores, aportaron su trabajo para hacer frente a la nieve.

Bomberos extinguen un incendio en el casco urbano de Andorra

Bomberos del Parque de Alcañiz sofocaron la tarde del pasado viernes un incendio en el casco urbano de Andorra. El fuego se produjo, pasadas las 17:00 h., en la calle Aragón y afectó a una zona de huertos próximos a unas viviendas.

Ardieron en total unos cien metros cuadrados de cañares y matorral.

En las tareas de extinción intervinieron dos Bomberos con un vehículo autobomba y un Bombero voluntario de Andorra con otra autobomba, además de la Guardia Civil, dándose por finalizado el servicio a las 19:00 h.

Según fuentes de la Diputación Provincial de Teruel, el fuego no estuvo relacionado con las hogueras de San Antón.

Articulos Relacionados

Image