Sucesos

Sucesos

Hallado en Caspe un cadáver que podría ser Martin Walker

La Guardia Civil recuperó el pasado 24 de junio el cadáver de un hombre que se encontraba en el interior de un vehículo sumergido en el pantano del Civán de Caspe.

Todo apunta a que se trata del británico de 59 años desaparecido el pasado mes de marzo en esa zona, Martin Walker, residente en Caspe, donde está la sede de su empresa de pesca Catfish Capers. En el bolsillo de la ropa del cadáver se halló una cartera con documentación personal de Martin y la matrícula del coche también coincide con la del desaparecido. Se espera que un estudio forense y un cotejo de ADN lo confirme.

Sobre las 13:30 h. del 24 de junio, una persona que estaba pescando en el pantano se percató de que a unos 200 metros de la orilla había un vehículo sumergido y llamó a la Guardia Civil de Caspe.

Los agentes comprobaron que en el únicamente se podía ver la parte superior y se hallaba en un lugar de difícil acceso, por lo que se activó al Grupo de Especialistas en Actividades Subacuáticas de la Guardia Civil con base en Huesca, para desplazarse al pantano y comprobar si existía alguna persona en su interior.

Tras la inmersión de los especialistas en las aguas comprobaron que se trataba de un tototerreno en cuyo interior se hallaba el fallecido.

Debido a las condiciones y la zona de difícil acceso en la que se hallaba el vehículo los GEAS realizaron maniobras consistentes en la colocación de globos de reflote para conseguir la flotabilidad del todoterreno con la finalidad de acercarlo hasta la orilla y proceder a su extracción del pantano con el uso de un vehículo agrícola mediante arrastre.

Dichas labores se alargaron hasta pasadas las cinco de la tarde de este martes, cuando finalmente se consiguió extraer el vehículo de las aguas. Una vez en el exterior se procedió, por parte de especialistas de la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Guardia Civil, al reconocimiento del fallecido que se hallaba en avanzado estado de descomposición. A las 17.30 horas se procedió al levantamiento del cadáver y su traslado al Instituto de Medicina Legal de Aragón.

Incendio originado en Tarragona afectó al Bajo Aragón

Un incendio forestal que comenzó este lunes sobre las tres de la tarde en Batea (Tarragona) se se propagó hasta el Bajo Aragón, afectando a Calaceite y Maella. Entre las tres poblaciones ardieron unas catorce hectáreas. En Batea se originó en una zona cercana a la carretera C-221. Pasó el río, manteniéndose el flanco derecho activo y extendiéndose el flanco izquierdo a las poblaciones bajoaragonesas, según informaron Bomberos de Cataluña.

Bomberos de la Generalitat y del Gobierno de Aragón, por tierra y aire, participaron en la extinción. Por parte del Gobierno de Aragón acudieron 2 cuadrillas helitransportadas, 2 cuadrillas terrestres y 3 autobombas. Sobre las siete de la tarde, el Gobierno de Aragón informaba que el incendio estaba "próximo a ser estabilizado".

Más de 60 cerdos mueren en un accidente en Híjar

Un camión y semirremolque que transportaba cerdos ha volcado este lunes, a las siete de la mañana, en la carretera N-232 (kilómetro 159) a la altura de Híjar.

El conductor ha resultado herido de levedad, pero no han corrido la misma suerte 66 de los animales, que han muerto en el accidente. Han sobrevivido 135 cerdos.

La Guardia Civil, presente con 2 patrullas de tráfico, ha cortado el carril sentido Santander y ha dado paso alternativo mientras se realizaba el transbordo de los cerdos.

Urquizu se compromete con los afectados por el derrumbe

Ignacio Urquizu, alcalde de Alcañiz (PSOE), junto con concejales del PAR, Ciudadanos e IU-Ganar, se reunieron el pasado viernes con los afectados por el derrumbe del cerro Pui Pinos, quienes desde que ocurrió el suceso han reivindicado lo que perdieron en el derrumbe (hay doce viviendas afectadas) y que se garantice que no vuelva a haber más desprendimientos.

El alcalde dijo que se había invitado a la reunión a todos los grupos políticos, pero que el único en no responder ni en asistir fue el PP.

El alcalde les informó sobre el estado de las obras y adquirió compromisos ante las peticiones de los afectados.

Actualmente se está realizando la segunda fase de la consolidación del cerro, cuya finalización está prevista en septiembre. En esa fecha podrían regresar a sus hogares los vecinos de las cuatro viviendas desalojadas por estas obras. Además, en ese mes podrían comenzar a solicitar las licencias de obras para reparar las viviendas dañadas.

Tras estos trabajos comenzaría la construcción del vial que unirá la carretera de El Corcho con el casco antiguo y un futuro parking subterráneo de El Cuartelillo. Por el momento, se desconoce si estas obras causarían nuevos desalojos.

Los contratos de los desalojados por el derrumbe vencen el próximo mes de octubre y el alcalde aseguró que se renovarán a partir de entonces.

También se comprometió a lo siguiente:

Si el Juez determina que el responsable del derrumbe es el Ayuntamiento, éste no recurrirá se agilizará el proceso en lo que se pueda.

Los vecinos preguntaron si podría tener lugar un acuerdo extrajudicial del Ayuntamiento con los afectados para no tener que esperar a la resolución o a lo que ésta pudiese alargarse y el alcalde les dijo que se informará sobre si eso es posible.

El alcalde se irá reuniendo con los afectados a medida que haya información nueva sobre su caso o sobre las obras del cerro. También ofreció reunirse, de manera particular, con quienes están más afectados.

Ana Insa, representante de los afectados dijo que éstos se encuentran "contentos" tras una reunión que calificaron de "fácil", "relajada" y "normal" al compararla con las escasas reuniones que tuvieron con el anterior alcalde, Juan Carlos Gracia Suso (PP), quien tuvo una actitud con ellos, recordó Insa, falta de seriedad, a la defensiva y carente de ayuda ante sus peticiones.

Incendio en una cocina de Andorra

Este miércoles se produjo un incendio en la cocina de una vivienda de Andorra, en el número 13 de la calle Paretones. Una mujer tuvo que ser derivada al Centro de Salud por inhalación de humo y, según indicó su marido, se le suministró oxígeno.

Los Bomberos exitinguieron el fuego de la cocina y evacuaron el humo, que afectaba a la totalidad del piso.

En los trabajos participó una dotación con tres bomberos y el Jefe de Parque, además de la Policía Local de Andorra y de la Guardia Civil, según informaron fuentes de la Diputación Provincial de Teruel.

Árboles secos de Pui Pinos con riesgo de caer

La falta de riego del cerro Pui Pinos desde que se produjo el derrumbe hace más de dos años ha secado muchos árboles. La empresa encargada del mantenimiento de los jardines del cerro, que no pudo regar al no recibir autorización del Ayuntamiento, cortó muchos de los ejemplares muertos.

Pero la sequedad acumulada, que se agrava en verano, afecta a prácticamente todo el cerro y hay muchos árboles secos o que se están secando que amenazan con caer en los paseos que conectan el centro de Alcañiz con el castillo y por los que vecinos y turistas transitan a diario.

Este riesgo se suma al que presentan las grietas de diferentes muros del paseo, como las del mirador de Los Aires, que parecen aumentar cada día.

Súper cultivo de marihuana en Caspe

Un total de 2.437 plantas de marihuana esperaban su ilícito destino en una finca de Caspe hasta que la Guardia Civil la localizó el pasado 4 de junio y detuvo al presunto responsable, un holandés de 52 años, al que se le imputan delitos contra la salud pública por cultivo o elaboración y tráfico de drogas y el cual quedó a disposición judicial al día siguiente de su detención.

Se trata de la mayor incautación de marihuana en el Bajo Aragón en los últimos diez años.

La operación, desarrollada por el Equipo Roca de la Guardia Civil de Caspe y denominada GARTNER, comenzó a finales de mayo, cuando se tuvo constancia de que en una finca caspolina podría estar cultivándose marihuana y vendiéndose esquejes de la planta.

Los agentes dieron con el holandés, morador de la vivienda ubicada en la finca, la cual registraron y encontraron un invernadero con 1.451 plantas en diferentes estados de crecimiento. Tenían iluminación permanente y se abastecían de agua tomada, mediante bombas eléctricas, del río Guadalope, cercano al terreno.

También encontraron muchos utensilios para su cultivo.

En la vivienda había planteros con casi 1.000 plantas de esta sustancia, varias bolsas de plástico de que contenían un total de 14.323 gr de cogollos de marihuana, dos básculas de precisión, una picadora de cogollos de gran tamaño y múltiples efectos para la venta y distribución del cannabis.

Articulos Relacionados

Image