Opiniones

Opiniones

Tienes muchas huellas que borrar

La nueva comisión ejecutiva federal del PSOE, incluye a personas que tienen muchas huellas delictivas que borrar. Que no van a hacerlo, es sabido. Por lo tanto cabe esperar que reincidirán en los comportamientos que les han conducido ahí. Y que les han enseñado a crear extraños compañeros de vida impune, como por ejemplo esa judicatura a la que respetan sus sentencias ladronas y secuestradoras, dicen, como no puede ser de otro modo. Las élites de Podemos, también se han revelado como proveedores de víctimas de los juzgados, por miles. Por ello no es chocante que se archiven muchos de los casos, en los que son demandados. Basta con recurrir hasta llegar a los beneficiarios judiciales, de sus incitaciones a la discordia y desavenencia, básicamente a robar. Al fin, más que la justicia, por su naturaleza, exenta de robos y violencias, lo que seduce es que no falten casos a los que aplicarse. La idea de perder los empleos, por haber erradicado las lacras, objetivo de las funciones encomendadas, hace que se conduzcan más a malmeter, que a formar para que las lacras resulten repugnantes. Y no olvidemos que los llamados terrorismos, tienen su origen en eso de que: "Aquí se hace lo que nos ordena" porque suele incluir cometer robos y secuestros, y que movidos por la obediencia debida, hasta se disfruta de cometer atentados, a los que, por supuesto, no corresponde tildar de, terroristas. Y, Felipe, con eso de estimular la libertad de expresarse críticamente, creo que tiras un giño a tus pupilas atraídas a la dictadura ladrona y genocida, para cerrar la boca a quienes consideras que hablan de más. Ver venir a quienes no quieres ni ver, por su repulsa a robar y usar la violencia.

Acomodo de la Declaración del dieciocho de Octubre a otros asuntos importantes.
Transcurridos quince años desde que anunciasen el no robar hijas ni patrimonio, no podemos sino constatar el cumplimiento íntegro de dicho compromiso. El fin de la actividad ladrona y secuestradora, ha sido total y completo. Además ha procedido de manera satisfactoria, tal y como estipulan los estándares internacionales, a su desarme y posterior desaparición.
Estos procesos en los que poner fin al robo de hijas y patrimonio, son siempre simples, basta con que no encuentren en juzgados y afines, colaboradores necesarios en los robos y secuestros, cómplices, autores materiales, encubridores e instigadores.
Aquellos que apostaron de manera decidida, valiente y arriesgada por las vías exclusivamente pacíficas, no han cosechado un éxito rotundo e incontestable. Demostraron un sólido liderazgo, pero les siguen robando hijas y patrimonio desde juzgados, y otras administraciones.
En todo caso, el éxito corresponde, qué duda cabe, al conjunto de las personas que repugnan robar hijas y patrimonio.
2 El compromiso con vías exclusivamente pacíficas y libres de robos, por parte de quienes lo suscribieron, respondía y responde a profundas convicciones éticas y políticas. Es una decisión inamovible y para siempre.
Quienes renuncian a robar hijas y patrimonio, han acreditado la sinceridad de su apuesta, y el cumplimiento de la palabra dada. No se roban hijas ni patrimonio. Aporta lo que puedas y no estorbes las aportaciones, sin más límite que la mitad del tiempo. Se agradecida, entregándote a devolver lo que disfrutas sin contraprestación, cuanto antes, y aportar al menos otro tanto, en pos de la igualdad efectiva. Y no concites a ladrones y violentas, ni te sumes a ellas.
Transitar hacia una paz justa y duradera necesita del reconocimiento y reparación de todas, absolutamente todas las víctimas. No nos olvidamos de ninguna de ellas. Con lo que ha de ponerse fin a los robos de hijas y patrimonio, devolver lo robado, incluido el empleo, y renunciar a ladronas y sus obras.
Hoy queremos hacer una mención específica a las víctimas causadas por la violencia desatada con los divorcios contenciosos. Queremos trasladarles nuestro pesar y dolor por el sufrimiento padecido. Sentimos su dolor, y desde ese sentimiento sincero afirmamos que el mismo nunca debió haberse producido, a nadie puede satisfacer que todo aquello sucediera, ni que se hubiera prolongado tanto en el tiempo. Debíamos haber logrado llegar antes a poner fin a los robos de hijas y patrimonio.
Desgraciadamente, el pasado no tiene remedio, nada de lo que digamos puede deshacer el daño causado, pero estamos convencidos de que es posible al menos aliviarlo desde el respeto, la consideración y la memoria. Queremos decirles de corazón que sentimos enormemente su sufrimiento y nos comprometemos a tratar de mitigarlo en la medida de nuestras posibilidades. Siempre nos encontrarán dispuestos a ello. Con lo que, como jueces y personal que genera embargos, robos y secuestros, procedemos a dejar de emitir embargos ladrones, no cometer robos ni secuestros, y atenernos a la justicia, que en esencia supone evitar robar y que se robe.

Días para todo

Cada día del año se conmemora algo, desde el día del niño, al día de los miopes o al día de los recolectores de setas.

El 19 de octubre es el día del cáncer de mama. Es enfermedad que nos cuesta tanto nombrar, que da pánico y que es una gran desconocida, pese a todo.

Da tanto miedo, que la asociamos a muerte, cuando el índice de supervivencia, siempre y cuando sea detectada a tiempo, es muy alto. Por ello debemos reivindicar la medicina preventiva, los rastreos, mamografías periódicas y mucha información para que seamos capaces de notar la más mínima alteración y nos sea diagnosticada prematuramente.

Y decir que no es una enfermedad exclusiva de mujeres, aunque seamos las que mayoritariamente la padecemos. Los hombres también pueden tener cáncer de mama, y además se suele desarrollar de una manera bastante más agresiva, entre otras cosas porque muchos de ellos desconocen que ese bulto en el pecho, esa descamación en el pezón, inversión de los mismos, ganglios inflamados en las axilas… puede ser un síntoma, por lo que se les diagnostica tardíamente.

Así que llamamiento a la autoexploración de las mamas regularmente, acudir a hacernos las mamografías a partir de cierta edad o si así lo considera nuestro médico, correspondan, estar atentos para cualquier cambio en nuestros senos y acudir al médico siempre que tengamos dudas al respecto.

Y siempre que tengamos antecedentes familiares de esta enfermedad estar especialmente atentos.

El diagnóstico precoz es garantía de supervivencia.

Hace un tiempo tuve el placer...

Hace un tiempo tuve el placer de conversar con Jose María Puyol, desgraciadamente fallecido, presidente del Sindicato Central de regantes del Matarraña en su localidad de Maella.

Hablamos cono no de la Cuenca y sus particularidades, de como y por consenso se construyeron las balsas laterales de Valcomuna y La Trapa y sobretodo de los proyectos para hacer una cuenca más sostenible.

Crear en un futuro próximo las nuevas balsas era su pasión y el tiempo que utilizó para que el proyecto saliera adelante difícil de cuantificar o valorar. Me comentó que lo había presentado en todos los sitios posibles, era su vida.

Pero lo realmente importante era que había conseguido que toda la cuenca estuviera de acuerdo. Allí no cabían ideologías políticas ni posturas partidistas algo inédito en estos tiempos donde sólo la maldita y muchas veces desconocida razón política es la que manda y a veces mal gobierna.

Ahora todo lo conseguido se puede ir al traste por culpa de la instalación en el territorio de los aerogeneradores.

Mientras unos pueblos los rechazan enérgicamente otros por el contrario son favorables. La repercusión en el terreno es tan dispar que en la reunión sobre el tema que hubo en Fuentespalda el presidente de La Comarca y alcalde de Mazaleon llegó a decir que los que no quieren eran los que de alguna forma vivían del turismo mientras los que las aceptaban era porque su futuro estaba en la tierra y, porqué no, en el cobro por la instalación de los “molinos” pero reconozcamos que todas las opiniones son validas y respetables.

La para mi, hermosa comunidad está a punto de romperse. El dinero puede con todo. ¿Que pasará con el gran proyecto de José María, también se irá al carajo, se abandonará el consenso  de las balsas laterales imprescindibles en la zona?

En estos momentos que nos toca vivir hace falta poco para que salte la chispa que haga arder todo.

Deseo que los que tienen que decidir sepan y puedan no romper una Comunidad posiblemente única, tan especial y hermosa.

Se busca culpable

“¿Quién tiene la culpa?”, se preguntaba en una zambra la Niña de Antequera. Desde luego, nosotros, no. La culpa es siempre de otros. Actitud que no es solo propia de ahora; se ha dado en todos los tiempos. Ya en la Biblia, cuando nuestros primeros padres, tras comer del fruto prohibido, se escondieron de Yahvé que les buscaba para expulsarlos del edén, Adán le echó la culpa a Eva y esta a la serpiente. Igualmente, los políticos nunca tienen la culpa de nada. Otros son los responsables, el Gobierno anterior, la oposición o Europa. Así lo cantaba a ritmo de rumba Sara Montiel en la película de 1962, La reina del Chantecler, en la que nuestra Saritísima lucía en todo su esplendor: “Yo no tengo la culpita / ni tampoco la culpona". Muy pocos asumen la culpa. Los católicos en la oración del Yo, pecador: “Por mi culpa, por mi culpa, por mi gran culpa…", y el músico y actor mexicano José Ángel Espinoza “Ferrusquilla”, compositor de Échame a mí la culpa de lo que pase, popularizada entre otros por Albert Hammond, allá por los 70. A finales de la década siguiente, para Gabinete Caligari, la culpa era del “cha-cha-cha".

Hasta no hace mucho, el imperialismo de USA era el culpable de los males endémicos de América Latina. Ahora, los yanquis se incorporan a las víctimas y responsabilizan a Cristóbal  Colón y a la dominación española de la postración en que se encuentra sumida la práctica totalidad los países hispanoamericanos. No se puede negar que se cometieron desmanes; como en cualquier conquista. No creo que incas y aztecas formaran sus imperios repartiendo chocolate y leche de coco. Doscientos años de
independencia –menos de medio siglo después que los Estados Unidos- algo tendrán que ver en sus circunstancias actuales. Los americanos del Norte se han convertido en la primera potencia mundial mientras que las naciones al sur de río Grande se encuentran hundidas en la miseria y la corrupción. Deberían preguntar a sus políticos y políticas las causas de dicha situación cada vez más desastrosa. Todos se lavan las manos y se pasan la pelota. Por desgracia, tenía razón el astrónomo griego del siglo II antes de Cristo, Hiparco de Nicea: ”En tiempos de crisis, los inteligentes buscan soluciones y los inútiles, culpables”.

Jóvenes

Viendo por TVE las algaradas y contenedores rotos por bandas de jóvenes, me preguntaba una amiga:"¿Pero qué diablos les está pasando a los jóvenes ahora?", "¿Por qué manifiestan tanta violencia, tanto verbal como en hechos?, no lo puedo entender".

Tienen de todo, les damos dinero para su ocio, tienen libertad, sexo libre, diversión, aprueban sin esforzarse y sin apenas estudiar, móviles y ordenadores de última generación con acceso a un mundo y posibilidades infinitas, tienen cauces para derrochar adrenalina a raudales, deporte, algunos de riesgo, (balconning, etc)...y aún así, no están contentos y responden con mal humor y violencia casi extrema.

Entre otras cosas, y en nuestro afán por protegerlos, como madres que somos, e intentando buscar en nosotras el origen de estos lodos, estuvimos cuestionándonos la consabida pregunta: "¿Qué es lo que hemos hecho mal?".

Por supuesto, y cómo siempre, eso era una generalización para los demás padres, pues ya se sabe, que "nuestros hijos propios" y nosotras mismas, ja,ja, ja!!!, quedábamos excluídas y al margen de entrar en esa generalización, pues afortunadamente, los nuestros siempre son los mejores¿¿¿¡¡!!???

En plan broma surgían comentarios y reflexiones como: "algunos padres tienen lo que se merecen", "nos estamos haciendo mayores y ya estamos hablando como lo hacían nuestros padres", "pues creo que de más pequeños a algunos les faltó ir al cole con la mano marcada en la cara, como hacían nuestras madres si osábamos replicarles a alguna advertencia", "la zapatilla teledirigida ya no se estila", "menos psicólogo y más trabajar recogiendo fruta en verano para pagarse los estudios", "pues un par de añetes de mili rebajaría también pecho al gallo",... en fin lo típico, que cuestiona avances o retrocesos sociales y pedagógicos, que puede ser válido o no, según se mire.

Lo cierto es que a la carencia de valores actual, pues como siempre, y como cantaba en mi época aquel grupo "Golpes Bajos", corren malos tiempos, le faltan dos ingredientes importantísimos: La Lírica y La Épica.

Propósito de enmienda

La mayoría de nosotros, los que ya tenemos una edad, tuvimos una educación en religión católica. Aprendimos el Catecismo, los preceptos de la Iglesia, los pecados veniales y los mortales, los mandamientos y los sacramentos, entre otras cosas.

Unos de estos sacramentos es la confesión. Y recuerdo perfectamente lo que recitábamos, casi cantando, de lo que debía ser una buena confesión: “Examen de conciencia, dolor de los pecados, acto de contrición, confesar todos los pecados, propósito de enmienda y cumplir la penitencia”.

Alguna de las cosas que decíamos no las entendíamos, lo de dolor de los pecados y acto de contrición se escapaba a nuestras infantiles entendederas.

Hoy sale en la prensa que uno de los de la tristemente famosa “manada”, pide perdón públicamente en una carta, reconociendo que sí, que violó a la muchacha en Pamplona, que se arrepiente muuuucho de eso que hizo, que lo siente… Y acto seguido pide que esto se tenga en cuenta en su expediente carcelario. Y aunque no lo dice, se entiende que es para gozar de algún beneficio, como puede ser salir de permiso penitenciario, por haber cumplido parte de su pena.

Yo no sé si ha confesado todos los pecados, pero lo que no ha hecho ha sido un propósito de en enmienda, y por supuesto tampoco ha cumplido la penitencia.

Cansada de tanto momento histórico

Hace días leí un meme en Twitter que me hizo mucha gracia, decía algo así como que a Pedro Sánchez ya sólo le quedaba por gestionar una invasión extraterrestre y es bien cierto.

Que conste que a raíz de eso de noche miro al cielo a ver si ya veo los platillos volantes encima de mi ciudad y voy preparando en mi móvil el marcaje del teléfono de Will Smith para que se ponga en guardia.

Sólo han pasado dos años después de su entrada en el poder y parece que le han ido viniendo una detrás de otra todas las plagas bíblicas y en versión extendida. Al anterior gobierno se le complicó la vida con el momento álgido del “procès català” pero aquí a nuestro presidente actual le ha tocado un poco de todo y a lo grande: nevadas apoteósicas, pandemia mundial, terremotos, volcanes en erupción, hasta la madre de todos los males, Messi yéndose del Barça. Vamos un completo. Y los ciudadanos de a pie vamos de acontecimiento histórico a acontecimiento histórico y tiro porque me toca.

Así que os voy a confesar una cosa, yo ya estoy cansadita de tanta vivencia histórica, creo que el cupo de batallitas para contar a mis nietos está más que servido y sólo he cumplido 45 primaveras aún por favor.

Una temporada de tranquilidad ya nos vendría bien, de noticias estúpidas en la televisión, como un pulpo que hace predicciones por ejemplo, porque alguno de los presentes es capaz de recordar cuando el telediario no parecía una versión gore de las películas de Roland Emerich, ¿a que no? Es que es imposible, ha llovido tanto desde entonces que,yo cada vez que pongo las noticias me hago un bol de palomitas directamente.

Sé que es hablar por hablar, pero ya que tengo este espacio me he puesto en plan quejicoso, que seguro que a más de uno le pasa lo que a mí y se siente comprendido leyéndome.

Otros artículos de opinión

Image