Opiniones

Opiniones

Programa

No cabrá imponer pago de pensiones en el divorcio, en tanto cada padre o madre, no se niegue a tener a sus hijas en su compañía.

Ángel, no se mata a quien se ama. Ella no lo haría. Que no se repita y que el juzgado de violencia de género archive el caso.

Soy todo el tiempo, masculina y femenino, a la vez.

Claro que hay chiringuitos de colocadas iracundas, resentidas, imprudentes, indolentes, déspotas. No habría que despedirlas, sólo reconvertirlas en profesionales constructivas competentes.

Your dream job is closer than you think (tu trabajo soñado está más cerca de lo que piensas)

Para empezar, será obligatorio que el mismo abogado represente a la demandante y al demandado. Es más que probable que se den cuenta de que les roba a los dos y se les abran los ojos para cesar hostilidades.

La intervención de abogados y procuradores dejará de ser obligatoria para ser optativa.

La educación obligatoria incluirá conocimientos suficientes para reconstrucción de edificios, agricultura, ganadería, sanidad y farmacología, que permitan intervenir al menos en el territorio próximo.

Para revitalizar las zonas rurales se ha prescindir de maquinaria que permite explotarla entre cuatro, para criar a personas que no se dignifican con su actividad.

Las cámaras legislativas se formarán por representantes, cambiantes, dentro de cada partido, provenientes de distintos territorios, computándose los votos de todo el Estado, sin excluir a nadie, así tengan que legislar en el Wanda Metropolitano.

Los ingresos públicos se repartirán de forma proporcional a los votos recibidos en todo el Estado, de modo que cada partido pueda gastarlos en lo que decida. Verás cómo evoluciona la política para realizar las grandes obras públicas, y el bienestar social.

Claro que hay que indultar a los separatistas, como se indultó a Armada y Tejero, y supongo a tantos otros. Y luego a sentar las bases de una gran nación. Qué cualquier día vienen los americanos a poner orden a cañonazos.

Jueces y magistradas habilitarán medios para recibir información por correo electrónico o plataformas seguras, que impidan sentencias arbitrarias o faltas de datos relevantes.

Tener un hijo, plantar un árbol y escribir un libro, es fácil. Lo difícil es criar un hijo, con tantos méritos como sus padres, que no se seque el árbol y que alguien lea el libro.

Cuando la gente teme a las autoridades, hay tiranía. Cuando las autoridades le temen a la gente, hay libertad. (Thomas Jefferson)

Concepción Arenal (1820-1893) Las malas leyes hallarán siempre, y contribuirán a formar, hombres y mujeres peores que ellas, encargados de ejecutarlas. // Juristas que confunden la justicia con el castigo. // Odia el delito y compadece al delincuente, tratando de que no reincida.

Este San Jorge es nuestra oportunidad

En estas horas previas a San Jorge (cuando estoy escribiendo esta columna) me viene a la mente muchas de las carencias y necesidades que presenta Aragón a día de hoy.

Tal vez la novedad sea doble esta vez, por una parte debemos elegir un gobierno en Madrid que entienda que Aragón no es un territorio ni invisible, ni moneda de cambio y por otra parte, hace unas semanas visibilizamos la lucha de la España Vaciada. El último grito de unas regiones que se ahogan en sus dificultades sin que en 40 años ningún gobierno central o autonómico haya respondido por sus necesidades. Ni el PSOE, ni el PP, ni los partidos bisagra regionales han luchado por evitar la despoblación, la carencia de infraestructuras y de servicios públicos básicos, así como la implementación de un plan económico para reflotar la economía y garantizar el desarrollo de estas comarcas.

Como decía, con estos ingredientes no puedo evitar pensar que ya son 15 años los que llevo trabajando en esta comunidad y he visto, cómo gobierno central tras gobierno central y cómo un gobierno regional tras otro han ninguneado y olvidado las grandes necesidades estructurales de esta comunidad.

Seguimos esperando que llegue el desdoblamiento a Alcañiz, que se liberen los infames peajes hacia Navarra y el de la A2 que salpican de sangre y accidentes las vías. Necesitamos que apuesten por vertebrar Aragón de forma decidida, sin eliminar transporte público rodado, sin obviar las carencias en comunicaciones que hay en muchas comarcas, sin olvidarse de que hay municipios en los que los servicios públicos no llegan o están a más de una hora. Queremos vivir en nuestros pueblos y tener un futuro. Queremos tener un futuro en base a una economía moderna y sostenible medioambientalmente.

No queremos vaciar nuestras localidades y volver solo para las fiestas patronales.

Yo elegí vivir en Aragón, elegí vivir donde vivo y quiero tener los servicios necesarios. No somos ciudadanos de segunda clase. No queremos migajas de unos presupuestos, ni un presidente autonómico que solo mire a Madrid, mientras libra sus batallas internas.

Sin duda, esta semana tenemos la oportunidad de elegir una nueva forma de gobernar, que responda ante los aragoneses.

Es el momento de pensar que los gobiernos anteriores no nos sirvieron, pero que tampoco queremos abrir la puerta a nuevos trasvases del Ebro, como anuncia la derecha liberal y ultraderecha.

Es el momento de votar el cambio que presente a Aragón como una tierra innovadora, orgullosa de sí misma y progresista.

Por eso, no me resigno a que mi voto no cuente. Quiero que mi voto signifique el cambio. Ese cambio en el que se ponga a Aragón en el centro de las políticas, porque somos una tierra con enormes posibilidades y con ganas de demostrarlo.

Este domingo nos jugamos el futuro de Aragón.

Enfermos

Un día un amigo “gay”, ante mi dificultad para distinguir cuándo un hombre es gay, me dijo, “mira, te doy un truco: cuando te encuentres con un tío que te parece que es gay, entonces es gay”. La semana pasada, estaba haciendo una guardia en un aula que tenemos en mi instituto a la que se envían expulsados a los alumnos que están molestando más de la cuenta en clase, y llegó uno bastante alterado echando pestes del profesor que según él le ha cogido manía, y le había expulsado solamente por sacar el libro de la cartera sin haberle dado permiso... Era la versión del chaval, vete tú a saber lo que habría pasado realmente.

Pero no es este el caso que me ocupa.

Lo que me resultó llamativo es que lo primero que pensé al escucharle y observarle fue “ostras, este niño parece gay...”. Tras un rato conversando con él, escuchando sus problemas con ese profesor a ver si se relajaba un poco, me sirvió para seguir creyendo en mi primera impresión y no puede evitar pensar en el postulado de mi amigo para acabar concluyendo, “pues si esta criatura me parece que es gay, debe ser gay”. No por nada malo, evidentemente, sino porque esta situación todavía no está normalizada en la sociedad, y en un instituto todavía es una situación muy sensible y no está claro cómo se pueden comportar sus compañeros, y eso supone que como docente hay que estar vigilante por si algo va mal.

Como no me gusta sacar conclusiones erróneas, al acabar la mañana le comenté el caso a la jefa de estudios encargada de los alumnos de 2o de la ESO al que pertenece el chaval (que tiene 15 años, por cierto), y me confirmó que sí, que ya habían detectado hacía tiempo que el niño se encuentra en esta situación de indefinición en su orientación sexual, por decirlo así, pero que él lo lleva bien, que lo vive con normalidad, y que en todo caso desde el Departamento de Orientación ya están al tanto del asunto para ayudarle si fuera necesario.

Considerar que este niño de 15 años es un enfermo, pensar que su realidad sexual ha sido provocada quizá por el terrible “lobby gay” que está tratando de adoctrinar a la sociedad, o vocear cualquier otra barbaridad similar al respecto, sólo puede ser propio de mentes realmente enfermas. Y por lo que dicen las encuestas, este tipo individuos van a estar sentados pronto en el parlamento y dependiendo de pactos y la aritmética parlamentaria, hasta podrían estar dictando leyes en unas semanas. ¿Es democrático permitir que individuos que discriminan a otros individuos, puedan llegar a tener finalmente el poder de dictar leyes discriminatorias? ¿De qué manera se protege la democracia de ella misma?

El Carmen

En Facebook, el grupo “Cosas de Alcañiz que se han perdido” publica fotografías -siempre curiosas y, las más de las veces, sumamente interesantes- de nuestro pasado, de nuestro patrimonio desaparecido, que también es memoria histórica. Hace unas semanas, colgaron una imagen de la iglesia de san Francisco a comienzos del siglo XX que contrasta con su desnudez ornamental actual. Igualmente, se han subido fotografías de la ex-colegiata antes y durante la guerra civil.

Todos los altares fueron destruidos y las capillas convertidas en almacenes. En los años 60, con las reformas litúrgicas del Concilio Vaticano II, se cometió la barbaridad de derribar el coro. Eran otros tiempos; hoy, afortunadamente, no se permitiría semejante desatino. Aunque se están cometiendo otros que afectan a nuestro acervo cultural.

Todos recordamos la tremenda granizada de agosto de 2003 que arrasó la práctica totalidad de los tejados de nuestra ciudad, incluidos los de los templos, entre ellos el del Carmen, cuya fachada está reproducida en el Pueblo Español de Barcelona. El desprendimiento de la parte superior de su magnífico retablo churrigueresco –que se salvó de la demolición durante nuestra contienda- y de algunos cascotes de la bóveda debido a la humedad acumulada, obligó a clausurarla al culto y al público. Desde entonces, permanece cerrada con un grave y progresivo deterioro como, tristemente, puede apreciarse los domingos de Pascua cuando se abre para la procesión de “Las Palometas”; deterioro que no parece importarle a nadie. Contemplándola, de verdad, saltan las lágrimas. Van pasando los años y el interior del edificio se va desmoronando ante la desidia y pasividad de todos. Si la Parroquia o el Arzobispado no pueden hacerse cargo de la restauración que la cedan al Ayuntamiento, a la Diputación o al Gobierno de Aragón. ¿Tan difícil resulta poner de acuerdo a todos estos organismos para que colaboren conjuntamente? Al fin y al cabo, el Carmen no es solo patrimonio de la Iglesia sino de todos los alcañizanos y debería importar la conservación de esta joya del barroco que se utilizaba también como sala de conciertos por sus espléndidas condiciones acústicas. Cuando sea demasiado tarde y ya no haya remedio, todo serán lamentos y recriminaciones y se cumplirá el proverbio italiano: “Después de que el barco se ha hundido, todo el mundo dice que sabía cómo se hubiera podido salvar”.

A votar otra vez

La cosa es así de pura y clara:
Un partido político es maravilloso cuando: Promete subir el SMI, es decir, sube los salarios en general por decreto, sin importar que el empresario no consiga lo suficiente vendiendo el producto de su trabajo o sus servicios para pagar a sus empleados esa subida, crea miles de puestos de trabajo públicos para conseguir reverencia y añadirlo a sus resultados favorables de creación de empleo, no cierra chiringuitos políticos, ofrece más privilegios a las CCAA que más protestan para que estén calladitas (Cataluña y Euskadi), ofrece más incentivos a sindicatos, a CEOE y a empresas públicas.

Este partido, si consigue ganar, nunca es asediado con manifestaciones, huelgas, paros, ni protestas, que son los buenos.
¿Cómo va a conseguir pagar todo eso? No le importa demasiado, pero con decir que le va a subir los impuestos a los ricos, ya ha cumplido y ha contentado al ingenuo que le cree. En realidad esos supuestos ricos seremos los paganos de siempre, como siempre y por siempre jamás...y no le importa que la DEUDA que nos embarga y le cargaremos a nuestros hijos y nietos, suba y suba hasta tocar cielo, total otro estará para apañar el marrón si puede, so pena de acabar todos en la cárcel o ser un país esclavo y colonia de la UE.

Un partido político es malo malísimo cuando visto el marrón que el país tiene encima, se pone a intentar ahorrar haciendo recortes, (fallan todos en recortes políticos), se propone bajar impuestos para que el dinero esté en los bolsillos y rule, y que los empresarios se motiven para crear trabajo, corta el grifo allá donde cree que puede haber despilfarro (fallan todos en pensar que el mayor despilfarro está en las instituciones y trasladan los recortes donde menos deberían, sobre todo en Sanidad). No quieren negociar con las autonomías protestonas que sangran al país egoístamente.
Por todo ello, estos partidos son malos malísimos y si consiguen ganar, se merecen movilizaciones y huelgas.

Luego están las tonterías que entre todos se trajinan: Que tú robas más que yo, que yo no mato toros, que tú abortas niños, que los tíos son más malos que las tías, que yo abro fronteras y regalo pagas y pisos gratis a todo el que venga, que tú las cierras y construyes muros, que a mí me proteje un arma, que a ti la Guardia Civil en tu puerta, en fin, minucias que en realidad no lo son tanto, pero nos mantienen en el fragor de la discusión mientras curramos sin descansar, si es que tenemos la suerte de tener un trabajo, para intentar pagar estas enésimas elecciones que mantienen al país paralizado.

Pues eso, ahí están de nuevo las elecciones. ¿Votaremos a los buenos buenísimos o a los malos malísimos?. ¿Quienes serán los mejores o los peores? No se yo, pero este es nuestro "pan y circo romano" en la Hispania de nuestra Era.

Homenaje a las madres I

Mi madre es muy cariñosa, muy afectuosa y muy alegre, y creo que uno de los grandes valores que he heredado de mi madre, ha sido su instinto para la alegría.

Un día repentizó esta frase que me impresionó profundamente: - La gente alegre vive mucho más, los tristes mueren de miedo – Y me pareció de una hondura, y de una sabiduría, sublime.

Mi madre es muy creyente, muy católica, y cómo la mayoría de la gente de su generación, con las nuevas tecnologías mantenía una relación muy complicada, o sea, no entendía nada.

Y un día, estábamos en Alcañiz, y yo le enseñé una fotografía, en el móvil, que me acababa de enviar mi hermana, y era mi hermana, con sus hijos, o sea, los nietos de mi madre, en Asturias. Entonces, se queda mirando la foto en el móvil, y me dice: - Anda, ¿y esta foto de cuándo es?- Digo: - De ahora mismo, mamá -

Dice: - No puede ser, si están en Asturias-

Digo: - Ya, están en Asturias, pero con un aparato como este, se han hecho una foto, nos la han enviado, y nosotros la vemos aquí - Entonces se quedó pensando: - O sea, ¿ahora están en Asturias, se han hecho la foto, ahora, nos la envían y la vemos nosotros en el mismo instante?- Digo: - Sí, mamá - Y suelta esta genialidad: - No entiendo cómo puede haber gente que no cree en Dios – Pero además es una frase que puede tener dos sentidos: por un lado, esto es un milagro, y sólo se explica si es un milagro, pero por otro lado, vamos a ver: - sí entienden esto, ¿cómo no entienden lo de Dios?, que es mucho más sencillo -

Ella está escandalizada con los casos de corrupción, con los chanchullos, con el mamoneo.

Porque además ella no entendía, que alguien que tuviera estudios (ella dejó de ir a la escuela cuando tenía once años, y mitificaba mucho la educación) fuera indecente, porque para ella la educación sirve sobre todo, para ser DECENTE en esta vida. Entonces, de repente le agobiaba mucho, cuando salían políticos, y les acusaban de corrupción, y este entra en la cárcel, y tal. Entonces en un telediario, que no hacían más que vomitar este tipo de sucesos y de noticias, me dice:

- ¿Pero hijo mío, será verdad tanta mentira? - Y digo, mamá, acabas de sintetizar el espíritu de toda una época. Después de eso, cualquier cosa.

Casi todas las cosas que nos definen se aprenden en la infancia. Mi infancia fue feliz, pero la infancia es horrible y es graciosa, pero cuando la recordamos, hasta lo horrible, parece un poco gracioso.

El domingo 31 de marzo se produjo la manifestación en Madrid, para reclamar medidas políticas para detener la despoblación de la España vaciada. Y se cumplen cuarenta años del tema Albada, de José Antonio Labordeta, una de las canciones más hermosas, que se han dedicado a la España vaciada.

Estas cosas las ha dicho Luis Alegre, pero las hago mías. Y les invito a descargarlo y escucharlo accediendo a: no es un día cualquiera, a la carta. La entrevista se realizó en La Almunia de Doña Godina el 31 de marzo de 2019.

Mi padre le dice a mi madre, que es muy cantarina: - Canta, canta que eso te hace muy feliz.

– Y es uno de los grandes instintos que he heredado de mi madre.

El folio en blanco

Lo reconozco esta semana ando con cierto desasosiego. No encuentro el catalizador que me haga acertar con la idea, el tema, o la frase que me de alas para escribir la columna. No es por pereza, siempre me ha divertido y lo he hecho con gran placer. Además de un privilegio poder expresar mis ideas (o locuras algunas) en un medio de comunicación.

Pero esta semana ha sido diferente, tal vez yo he estado distraído, sin prestar atención a que se haya reabierto el debate de la eutanasia. Tal vez tampoco haya reparado que Pablo Iglesias con su retorno ha vuelto a marcar la agenda política, y como un tsunami ha levantado algunas alfombras y ha mostrado las vergüenzas de muchos poderosos y de las cloacas del Estado. Puede que no me haya fijado en la campaña de tono bajo del PSOE, para que todo pase sin que pase nada y pueda intentar recoger el máximo rédito a su larga campaña electoral, que inició cuando llegó a La Moncloa. O que su mayor anhelo es pactar con Ciudadanos, dejando muy claro que de socialdemócrata ya tiene muy poco el PSOE.

Tal vez ande despistado y no repare en las turbulentas aguas que bajan en algún PSOE local, o me de demasiada pereza escribir sobre ello. Cómo era eso: de aquellos polvos, estos lodos.

Puede que sea eso, puede que ande despistado y esté pensando en las vacaciones de Semana Santa, con su puente, sus torrijas aderezadas de torreznos y un moscatel para acabar.

Eso sí, prometo volver con un folio tan lleno de ideas, como mi tripa de torrijas a la vuelta de Semana Santa.

Otros artículos de opinión

Image