Alcañiz. Suso recurre a un chamán para solventar la deuda

Juan Carlos Gracia Suso, alcalde de Alcañiz ha recurrido a un chamán para intentar solventar la difícil situación económica del ayuntamiento.
“Nunca hubiese pensado que yo terminaría por recurrir a un brujo”, indicó el alcalde, “hemos intentado en vano conseguir créditos para solventar la deuda y los recortes en subvenciones son cada vez mayores”.
Contagiado por el espíritu navideño, Juan Carlos se dio cuenta de que existían otras vías que, si bien, resultaban esotéricas, podían funcionar. “Por qué no”, manifestó y telefoneó a Martín Arévalo, un chamán residente en Torre de Arcas.
Para sorpresa del alcalde, Arévalo le dijo, tras olfatear el bastón de mando del primer edil, que el equipo de gobierno anterior había dejado una gran cantidad de dinero en “un lugar donde antaño se lavaba con jabón”.
Tras pedir consejo a los técnicos municipales, Juan Carlos y Martín se dirigieron al antiguo lavadero. En una oquedad de la pared, detrás de una piedra hallaron varios cofres repletos de monedas.
“Estamos muy contentos, es el final de la deuda”, manifestó el alcalde. No obstante, se mostró sorprendido con la actitud de la oposición: “no entiendo cómo no nos dijeron nada”.
Amor Pascual, anterior alcaldesa de Alcañiz declaró que “ya era hora. Como grupo en la oposición no podíamos facilitar tanto la labor al nuevo equipo de gobierno”. Sin embargo, Amor explicó que nada más comenzar esta legislatura, su grupo distribuyó una serie de señales por la población para dar con el tesoro. Según Amor, “eran las pruebas de una gymkana, de cuya existencia ni siquiera se ha percatado el actual equipo de gobierno”. “Es evidente que el alcalde en absoluto se pasea por su pueblo”.
Además de pagar la deuda y la compensación al chamán, el ayuntamiento deberá decidir qué hacer con tanto dinero.

Compartir