Reportajes

Aerotermia en hogares: calefacción y agua caliente sin combustibles fósiles

Está más que claro que en la actualidad existen muchas formas de incrementar la comodidad en el hogar. Desde la irrupción del agua caliente sanitaria en las viviendas hasta el uso de todo tipo de dispositivos que nos hacen la vida mucho más fácil en el día a día, ninguno de ellos ofrece un nivel de confort tan elevado como aquellos que nos ayudan a mantener el control de la temperatura y de la humedad de nuestra casa dentro de ciertos niveles para que podamos llevar una vida mucho más cómoda.

Con este objetivo, surgieron, en los años cincuenta del siglo pasado los primeros aparatos de aire acondicionado. Sin embargo, la tecnología no ha dejado de avanzar desde entonces y los sistemas de climatización que utilizamos hoy en día ya no responden únicamente al hecho de mantener la temperatura y la humedad de nuestro hogar en términos de comodidad, sino que se han producido cambios. Esto se debe a que, en la actualidad, las preocupaciones son otras, como, por ejemplo, el ahorro energético.

Ahora bien, este ahorro energético también se puede subdividir en distintas preocupaciones. Por supuesto, el objetivo principal de la utilización de cualquier sistema de climatización es proporcionar unas condiciones de temperatura y humedad adecuadas para el confort del ser humano.

No obstante, ya no es la única preocupación, porque a ella se añade la necesidad de ahorrar energía sin que ello suponga tener que sacrificar la comodidad, como nos explican los especialistas de https://tsclima.com/aerotermia-valencia/. Esto es muy importante hoy en día, ya que controlar el gasto energético implica pagar menos dinero en la factura de la luz a final de mes y, por supuesto, no contribuir a la emisión de gases de efecto invernadero a la atmósfera, como el CO2.

Pero ¿Qué es la aerotermia?

En rasgos generales, podemos decir que la aerotermia es un sistema de climatización mucho más eficiente y ecológico, ya que consigue aprovechar la energía que se encuentra en la temperatura del aire que se encuentra en el exterior del hogar. Este sistema funciona de una manera muy similar a cómo lo hace un aparato de aire acondicionado de tipo Split, ya que contiene dos unidades o aparatos.

Una de ellas se instala en el interior del hogar y la otra en el exterior y funciona gracias a una bomba de calor reversible. Por este motivo, este sistema de climatización se considera uno de los más útiles del mercado, ya que es capaz de proporcionar calefacción en invierno y refrigeración en época estival, además de agua caliente sanitaria durante todo el año. Del mismo modo, se puede conectar perfectamente a un sistema de radiadores y de suelo radiante, así como de aire acondicionado.

Lo mejor de todo es que se trata de un sistema más ecológico y ahorrativo que proporciona unos elevados niveles de eficiencia energética, ya que, al extraer gran parte de la energía que utiliza para funcionar de la energía del propio aire. Tan sólo necesita alimentación eléctrica para poner en funcionamiento la bomba de calor, aunque esta consume tan poco, que puede producir un ahorro energético superior al 75%. Asimismo, cabe destacar que con su utilización ya no tienes que preocuparte de instalar refrigeración ni calefacción por separado, ya que lo tienes todo en uno.

¿Cómo funciona la aerotermia?

Como hemos comentado anteriormente, la aerotermia es un sistema de climatización que utiliza como base la energía contenida en la temperatura del aire para proporcionar calefacción, refrigeración y agua caliente sanitaria. Por este motivo, se considera que la aerotermia es una fuente de energía muy eficiente, limpia y sostenible.

Su funcionamiento se basa en dos aparatos distintos, es decir, el evaporador, que se instala en el interior de la vivienda, y la unidad exterior, que se debe ubicar en el exterior. Este último contiene el compresor y el condensador. Por ejemplo, para utilizar el aire acondicionado, cuenta con un circuito con líquido refrigerante que es capaz de proporcionar aire caliente o fresco en el exterior, dependiendo de la temperatura que nos convenga en un momento determinado.

En cuanto a la obtención de agua caliente sanitaria, la instalación de la aerotermia contiene una bomba de calor que funciona por aire-agua. Por este motivo, además de proporcionar agua caliente sanitaria, es capaz de alimentar con la misma los circuitos de suelo radiante y radiadores.

La principal ventaja que tiene, por ejemplo, frente al uso de radiadores eléctricos o con una caldera a gas es que, en este caso, además, de proporcionar agua caliente sanitaria, puede proporcionar agua fresca para estos circuitos de suelo radiante y de radiadores. Por este motivo, es un buen sistema para mantener la temperatura del hogar dentro de unos niveles confortables también durante el verano gracias al uso de una bomba de calor.

Eficiencia energética y eco-sostenibilidad

Antes hemos explicado que el uso de los sistemas de aerotermia en hogares para la obtención de calefacción y de agua caliente sin usar combustibles fósiles cuenta con una alta eficiencia energética y es respetuosa con el medio ambiente. Como hemos dicho antes, hoy en día las preocupaciones en la actualidad ya no son las mismas que hace cincuenta años.

En la actualidad nos encontramos en plena crisis climática, causada por la emisión de gases de efecto invernadero, como el CO2 y de otros contaminantes a la atmósfera. Esto se está reflejando en el aumento de la temperatura global, es decir, en el calentamiento global y en el cambio climático.

Por este motivo, empresas y gobiernos de todo el mundo están trabajando, en la actualidad, para acelerar los avances tecnológicos en dirección hacia un mayor uso de las energías renovables. Esto incluye, por ejemplo, la obligatoriedad de instalación de placas solares en las nuevas construcciones para garantizar cierto nivel de autoconsumo, así como incentivar la instalación de fuentes de energía renovables.

Entre ellas podemos encontrar algunas, como la aerotermia, el suelo radiante o los paneles solares en los hogares y esto se trata de incentivar mediante ayudas, subvenciones o deducciones fiscales, entre otros. Por ello, en la actualidad, nos encontramos, tal vez, en el mejor momento para realizar este tipo de instalaciones para disfrutar del máximo confort en nuestro hogar, además de ahorrar dinero en la factura de la luz a final de mes y apostar por la transición hacia un futuro más verde, sostenible y respetuoso con el medio ambiente.

Articulos Relacionados

Image