No hallan cepa británica del covid en el Bajo Aragón

Desde la semana pasada un laboratorio del Centro de Investigación Biomédica de Aragón ha analizado muestras positivas de covid seleccionadas y enviadas por los servicios de microbiología de los hospitales aragoneses para buscar casos compatibles con la cepa británica del virus.

De 575 muestras, han resultado positivas de la cepa británica 15, lo que supone una prevalencia estimada para todo Aragón del 2,6%.

En el sector sanitario de Alcañiz la prevalencia hallada ha sido del 0%.

Desde el Gobierno de Aragón indican que “la prueba realizada utiliza los kits de diagnóstico de ThermoFisher, que permiten detectar tres dianas diferentes (Genes S, N y ORF1), un nivel de detalle capaz de indicar pacientes que pueden estar afectados por la variante británica. El fin de esta acción no es diagnóstico, pues desde el punto de vista clínico el hecho de que sea una cepa u otra no afecta al tratamiento que el paciente está recibiendo. El objetivo es de investigación epidemiológica.

El muestreo ha sido aleatorio y el objetivo es obtener datos de todos los sectores de Aragón para identificar zonas con circulación del virus, habiéndose detectado variabilidad entre sectores pero en ningún caso circulación alta de esta variante. Concretamente, las prevalencias halladas hasta ahora por sectores son: Zaragoza I y II, 4%; Zaragoza III y Calatayud, 1,4%; Teruel, 4%; Alcañiz, 0%; Huesca, 2,4%; y Barbastro, 3,3%”.

El seguimiento de los niveles de circulación va a continuar durante las próximas semanas para detectar tendencias, pero actualmente los niveles de circulación globales se pueden considerar bajos con relación a otras regiones de España.

Desde Salud Pública se explica que, independientemente de la cepa que circule, se debe seguir insistiendo en las medidas que han demostrado ser efectivas para el control de la pandemia, como son la restricción de la movilidad, la distancia social o el uso de mascarillas.

Explican que “algunas de estas muestras consideradas con sospecha de variante británica ya se han enviado al Centro Nacional de Microbiología del Instituto de Salud Carlos III para que puedan ser secuenciadas y confirmadas definitivamente.

Actualmente, en Aragón se está trabajando en implantar técnicas más específicas, como el desarrollo de una sonda para detectar la delección específica del gen S de la cepa británica o la secuenciación completa del virus para identificar las variantes ya conocidas o detectar otras posibles cepas. Para ello hay que poner en marcha procedimientos específicos de preparación de las muestras para el análisis e interpretación posterior de los resultados analíticos”.


Imprimir   Correo electrónico

Articulos Relacionados