Una Policía de Alcañiz, la primera instructora de tiro de Aragón

La agente de la Policía Local de Alcañiz Laura Biurrún se ha convertido en la primera mujer de Aragón en obtener la habilitación como instructora de tiro de la Policía Local, después de haber superado el pasado diciembre el curso de especialista de tiro que convocaba el Instituto Aragonés de Administración Pública (IAAP).

La formación se desarrolló en el Cuartel de la Paz de la Policía Local de Zaragoza, que dispone de unas galerías de tiro adecuadas al tipo de entrenamiento que requieren estos agentes, a lo largo de dos semanas y consistió en marcar pautas sobre la instrucción de tiro y la gestión de material de dotación en las Policías Locales.

Ahora Laura está habilitada tanto para la formación en uso y manejo del arma, como para el mantenimiento de conocimientos y habilidades en tiro policial así como para la gestión integral de un departamento de armas que, según indica la agente, “es necesario en cualquier cuerpo policial y del que en estos momentos no disponemos en Alcañiz”. Este tipo de departamentos, explica, se gestiona por medio de la Jefatura y se requiere de un instructor externo que acude puntualmente a dirigir las prácticas que la Policía realiza dos veces al año.

“Hemos obtenido el certificado de este curso dos compañeros, queremos poner en marcha el "Departamento de armas" por medio de Jefatura y con la ayuda del Ayuntamiento”, dice Laura, que se ha convertido en la primera mujer de Aragón en obtener esta certificación.

Explica que “para acceder al curso hubo que superar un proceso de preselección previo mediante un complicado examen, tuvimos la suerte de poder superarlo dos policías de la plantilla de Alcañiz.

Los compañeros que nos presentamos al examen entendimos esta oportunidad como una responsabilidad importante para con nuestro servicio. El cubrir las necesidades en cuanto a armamento y formación al respecto es una tarea pendiente en Alcañiz y el haber podido superar ese curso dos personas nos permite el poder cubrir esta necesidad.

Al examen de preselección nos presentamos tan sólo dos mujeres y de alguna manera, a nivel particular, suponía para mí un plus de responsabilidad el poder superar la prueba. Ser mujer entre hombres siempre llama la atención y el romper esos paradigmas es para mí un honor. Lamentablemente, sólo pudimos realizar el curso una de las dos”.

Laura considera que “el mundo de las armas está muy masculinizado desde una perspectiva tradicional. Esto suele suponer no tanto un impedimento real, aunque sí existe una falta de motivación femenina en este ámbito. Creo que muchas mujeres ni siquiera han contemplado la posibilidad de ponerse a dirigir una línea de tiro en la que casi todos los tiradores son hombres.

Aunque también hay que tener en cuenta que el número de mujeres dentro de la policía ocupa un porcentaje muy, muy pequeño. En Alcañiz, con una plantilla de 24 policías tan sólo somos dos mujeres y esto es algo que hay que plantearse”, indica, agradeciendo “todo el apoyo de mis compañeros”.


Imprimir   Correo electrónico

Articulos Relacionados