Debate sobre el estado de Alcañiz

El salón de plenos del Ayuntamiento de Alcañiz acogió este martes el debate sobre el estado de la ciudad.

El alcalde de Alcañiz, Ignacio Urquizu (PSOE) comenzó haciendo referencia a la dificultad de la pandemia o la borrasca para el gobierno y continuó citando las ayudas destinadas a negocios para paliar los efectos del COVID, dijo que la semana que viene empezará las clases la UNED en la nueva aula de Alcañiz, citó la conexión del Polígono a la red eléctrica, que se está elaborando un plan estratégico con nuevas tecnologías, entre otros asuntos. En total, dijo, ha habido un millón y medio en inversiones de obras.

Desde IU, María Milián dijo que una de las cosas que han cambiado ha sido que se rindan cuentas desde el equipo de gobierno. Expuso que Alcañiz “es una ciudad feminista”, algo que ha quedado demostrado por diversas actividades organizadas desde el área que gestiona, como “la elaboración de un plan de igualdad”.

Desde Ciudadanos, Kiko Lahoz, indicó que se han colocado bolardos para evitar que los vehículos invadan las aceras, que “por H o por B” no se ha podido realizar aún el plan de señalización del casco antiguo, que se han colocado cámaras de vigilancia, que se han realizado obras de mejora del servicio deportivo y el patrocinio de pruebas. Dijo que aún no se ha podido cambiar el césped del campo de fútbol, como estaba previsto, pero que se hará.

Desde el PAR, Eduardo Orrios, manifestó que se ha vendido “la ciudad del siglo XXI” con el proyecto del vial del cerro Pui Pinos, con una residencia privada, con el nuevo hospital, con la traída de empresas punteras, con las limpiezas “impolutas” de las calles… Un “castillo de naipes que se le está desmoronando”, indicó al alcalde. Le reconoció que “cuando entró a la alcaldía nos dejó un tanto expectantes a todos”, que dijo tenía contactos con empresarios del IBEX, pero después de estos años de legislatura, dijo Orrios a Urquizu, se crea la duda de si ha trabajado por la ciudad o para “su promoción personal”. Le echó en cara al alcalde que en otras poblaciones aragonesas está prevista la creación de muchos puestos de trabajo, pero no en Alcañiz, con la importancia que tiene esta ciudad y le pidió que “lidere” proyectos para atraer puestos al Bajo Aragón. Recordó también que el alcalde asumió la concejalía de Educación de la que se hacía cargo la socialista Susana Mene, pero no se han hecho proyectos anunciados en este área y ni si quiera se ha convocado la comisión de educación desde el mes de mayo.

Desde el PP, Nacho Carbó, le dijo que este gobierno se caracteriza por subidas de sueldos políticos, herencias de gobiernos anteriores, que Alcañiz ya funcionaba con menos gastos políticos y que esa subida, nunca ha servido “para tan poco”. Le espetó: “usted llegará más alto, pero Alcañiz estará peor” y le recordó “el menosprecio” que el alcalde “ha tenido con el Instituto de Estudios Humanísticos”.


Imprimir   Correo electrónico

Articulos Relacionados