Sucesos

Frente al lobo, tres ganaderos bajoaragoneses reciben Mastines del Pirineo

Rebaños del Bajo Aragón han sufrido ataques de lobos, que recientemente se han instalado en este territorio. Para proteger al ganado, el Club del Mastín del Pirineo ha cedido tres cachorros de perros de esta raza a tres ganaderos bajoaragoneses cuyas explotaciones se encuentran en el área de influencia del lobo. Simón Peguero fue uno de los ganaderos cuyas ovejas, según explicó, sufrieron el ataque de un lobo en Samper de Calanda.

Una pareja de mastines se ha entregado a la Diputación de Teruel para poner en marcha un proyecto de reproducción que contribuya a la recuperación de esta raza autóctona aragonesa.

El vicepresidente de la Diputación de Teruel, Alberto Izquierdo, dijo que acciones como la instalación de vallas donde hay presencia del lobo u “obligar a los ganaderos a tener a los animales encerrados” no pueden continuar, “eso no es ayudar al sector primario”.

“Si los lobos comieran diputados seguramente no harían falta los mastines porque ya estarían en
una reserva, en un parque o en un lugar donde no hubiese peligro para el ganado”, manifestó Izquierdo, señalando que “este tipo de acciones, que estamos haciendo desde la DPT, sirven para ayudar a los ganaderos a paliar algo que no debería pasar. Y yo lo que hago, públicamente, es un llamamiento a la sensibilidad de la administración porque las cosas tienen que cambiar”.

El responsable del Servicio de Agricultura y Ganadería de la Diputación de Teruel, Fernando
Guillén, explicó que se trata de unos perros de protección del ganado, que pueden demostrar su utilidad en situaciones como las que viven ganaderías del Bajo Aragón que ya han denunciado ataques de lobo.

El presidente del Club Mastín del Pirineo, Jesús Sanz, contó que estos cachorros “tienen la ventaja de que ya han sido improntados, es decir, que han sido criados con ganado y ya tienen esa adaptación y carácter necesarios para saberse manejar en un rebaño y no asustarlo”.

Articulos Relacionados

Image