Guadalope. Problemas con los lodos

La construcción de la nueva presa de Santolea sobre el río Guadalope produjo en su tiempo graves problemas por el arrastre de lodos.
Todavía siguen presentes esos lodos en el lecho del río. Por ejemplo el azud de Abenfigo está colmatado por los lodos del desembalse, el cual cuenta a su vez con importantes problemas de acceso y comunicación para las comunidades de regantes de las dos localidades.
Para solucionar este y otros problemas se reunieron los alcaldes de Mas de las Matas y Aguaviva con la Comisaría de Aguas de la Confederación Hidrográfica del Ebro.
La Comisaría dijo que la situación biológica es reversible a su estado anterior dado que no ha habido contaminación química. También dijo que se mantienen los compromisos para la limpieza de los sedimentos depositados en el cauce de la forma más natural posible posiblemente generando riadas forzadas en cuanto se acabe con la construcción de la presa.
Los alcaldes también denunciaron la presencia de árboles caídos en diversos tramos del río
a su paso por estos municipios, motivada por la falta de un mantenimiento adecuado. Los trabajos de retirada de los mismos podrán ejecutarse a través de los contratos ordinarios del organismo que cuenta para la realización de estas labores, priorizando aquellas actuaciones que puedan
suponer una mejora de la capacidad de desagüe o puedan evitar que se produzcan taponamientos.
A partir de este momento, desde la CHE
Ambos alcaldes incidieron en la necesidad de dar respuesta al resto de afecciones de las obras del recrecimiento de Santolea todavía pendientes de solución, especialmente las indemnizaciones a los
agricultores afectados por las averías en sus sistemas de riego, y a las comunidades de regantes por la limpieza extraordinaria que debieron realizar en las acequias, colapsadas también por los sedimentos.


Imprimir   Correo electrónico

Articulos Relacionados