Fallece en Alcañiz el vital y flexible Félix

Ya octogenario corría un tramo de la Carrera del Pavo de Alcañiz y cuando llegaba a meta hacía el pino o alguna acrobacia. Con alguna de sus envidiables flexiones apareció en el videoclip que se rodó para el grupo de rock Dover en el Hogar del Pensionista de Alcañiz.

Se desplazaba siempre caminando, a paso ligero, parando para hacer amigos y conversar con los muchos que ya tenía en Alcañiz, a donde se mudó desde su localidad natal, Cortes de Aragón, por el traslado de su hijo Agustín como profesor al instituto Bajo Aragón.

Félix Aunés sobrevivió a su hijo sin perder esa vitalidad que le hizo tan conocido en su ciudad de acogida y por su “actitud ante la vida, siempre alegre y sacándole el jugo hasta el último momento”, como dicen Dafne y Dulce, dos de las muchas amistades que hizo.

Con esa buena forma física, esa actitud y haciendo amigos continuó hasta hace solo unas semanas, cuando sufrió un ictus por el que tuvo que ser ingresado y por el que, a los 96 años, ha fallecido este lunes en el hospital de Alcañiz.


Imprimir   Correo electrónico

Articulos Relacionados