Cultura

Los humanistas piden que El Encuentro regrese a la plaza de España de Alcañiz

Un poeta alcañizano del siglo XVI, Domingo Andrés comparaba la búsqueda de la Virgen a su hijo Jesús, cuando se lo llevaban preso, “con la de una tigresa que ha perdido a sus cachorros por todo el bosque”, de manera “no ya humana”, sino como la de “cualquier animal de nuestro planeta en una situación similar”.

Lo dijo este lunes Pepe Maestre, el director del Instituto de Estudios Humanísticos (IEH) en su pregón de la Semana Santa alcañizana, que tuvo lugar en un abarrotado teatro municipal.

Precisamente, Maestre reveló el pasado sábado el significado del epígrafe aparecido en la fachada del Ayuntamiento durante su restauración en 2019: “Busca la madre a su hijo en la calle de la amargura”. El pregonero insistió: es único en el mundo y trata la desesperación de una madre, más allá de cualquier escena religiosa, como algo visceral, animal, como el sufrimiento de las madres que buscan a sus hijos en guerras, en la última dictadura argentina...

Lo pintaron con pincel y óxido de hierro en el siglo XVIII, en caracteres latinos y como referencia a la cuarta escena del Calvario y cuarto dolor de la Virgen, el Encuentro.

Maestre explicó que en esa época, en Alcañiz, la plaza de España se usaba como escenario principal de la procesión del Encuentro y que los alcañizanos daban más importancia a la búsqueda desesperada de una madre a su hijo que a la procesión en sí.

Todo ello ocurriría frente a ese mensaje, vinculado a la tradición franciscana, en un siglo en el que el deán de la Colegiata Santa María la Mayor de Alcañiz era don Joaquín Regales, propietario del códice con los poemas sobre la tigresa y los cachorros de Domingo Andrés. El investigador alcañizano Ignacio Micolau dio a conocer la existencia de este códice a Pepe Maestre y su obra ha sido determinante en la laboriosa investigación del significado del epígrafe, que ha llevado a cabo el IEH y en la que también ha participado la historiadora alcañizana Teresa Thomson.

En su pregón, Maestre, en su nombre, en el del IEH y en el de los investigadores Joaquín Escuder e Ignacio Micolau, pidió a la Junta Suprema de la Semana Santa que la procesión de El Encuentro recupere su antiguo formato y vuelva a celebrarse como se hacía en el siglo XVIII, “delante de la fachada del Ayuntamiento y de la inscripción que se preparó para ello”.

Articulos Relacionados

Image