La alcañizana María Pilar Omella homenajeada en Sevilla

María Pilar Omella es una alcañizana que hace unos treinta años ingresó como monja en la hermandad de Santa Ana y que ha estado desarrollando su actividad docente y misionera en Sevilla. Ahora tendrá otro cometido dentro de la hermandad en Zaragoza y, con motivo del cese de la actividad en Sevilla, se le ha homenajeado en un emotivo acto en el que ha participado prácticamente la totalidad de la comunidad educativa del colegio de Santa Ana de Sevilla.

En las palabras de despedida le han agradecido que, procediendo de Alcañiz, les hiciese conocer que Teruel existe y desde el colegio han querido hacerle saber también a ella que “Sevilla tiene un color especial”.

 


Imprimir   Correo electrónico

Articulos Relacionados