Alcañiz. El arreglo de la pista azul se demoró por cuestiones de color, según Kiko

Clubes y usuarios de la pista azul del polideportivo de Alcañiz están teniendo que trasladar entrenamientos y partidos a otras poblaciones debido a que esta pista interior está todavía pendiente de reparación. El Ayuntamiento contrató a una empresa para que la arreglara y los trabajos deberían haber estado concluidos el pasado mes de agosto, pero el consistorio anunció que habían surgido problemas por “vicios ocultos” de la pista y que habría que sacar la reparación de nuevo a concurso.

El PAR preguntó en el pleno de este lunes al equipo de gobierno por qué las obras de reparación deberían haber comenzado el 29 de julio, pero, sin embargo, comenzaron el 20 de agosto, “máxime cuando había competiciones de carácter autonómico comprometidas el día 30 de ese mismo mes”. ”No sabemos qué gestiones se hicieron (si es que se hizo alguna) por parte del actual concejal de deportes ante tal retraso de inicio y quien tomó la decisión de proseguir con la obra una vez se notificó por parte de los operarios que la realizaban que para ellos no era la mejor opción posible”, dijo el aragonesista Eduardo Orrios.

El PAR preguntó qué gestiones hizo el concejal de deportes entre el 29 de julio y el 20 de agosto donde la empresa tenía adjudicada la obra y no hizo nada y dijo que va a exigir “cumplimientos, ya que en estos momentos hay un concejal de deportes liberado a tiempo completo y su tarea fundamental a día de hoy debería ser estar encima de este tema y solucionarlo. Los deportistas alcañizanos necesitan volver a entrenar y a disputar sus partidos en la ciudad deportiva de manera urgente”.

Kiko Lahoz, concejal de deportes, dijo en el pleno que el técnico de deportes se fue de vacaciones y que no se han cumplido los plazos porque la empresa preguntó al Ayuntamiento de qué color queríamos la pintura de la pista y eso lo demoró unos días. El problema, dijo Lahoz es adquirido del anterior equipo de gobierno, pues no tomó soluciones. Dijo que él no tenía “la culpa”.

“A las arcas municipales le va a costar el problema 13.000 euros más los 50.000 que costará la reparación”, dijo el alcalde.


Imprimir   Correo electrónico

Articulos Relacionados