La Guardia Civil salva a un bebé en Valdealgorfa

Un vehículo en el que viajaba una familia se averió y estacionó en el arcén junto a las Ventas de Valdealgorfa sobre las ocho y media de la tarde del pasado lunes.

Agentes de la Guardia Civil del puesto de Valdealgorfa se acercaron para comprobar si los ocupantes necesitaban ayuda, cuando el conductor salió del vehículo visiblemente alterado y les comunicó que su turismo se había averiado y que su hija, de dos años, necesitaba ayuda.

El bebé, que viajaba en la parte trasera del coche con su madre, sufría un ataque, no respondía a estímulos y tenía graves dificultades para respirar.

Ante la gravedad de la situación, los agentes trasladaron en el coche patrulla al bebé y a su madre, que se encontraba en estado de ansiedad por las circunstancias, al hospital comarcal de Alcañiz. El traslado, de urgencia, se hizo utilizando los elementos acústicos y luminosos (prioritarios) del coche oficial.

Gracias a la rápida actuación de la Guardia Civil, el bebé pudo ser atendido por el servicio de urgencias del hospital en poco tiempo, evitando posibles graves complicaciones y empezó a reaccionar positivamente poco después.

 

Compartir